La Profecía del Juicio Final

Falta poco más de un año para el 21 de diciembre de 2.012. Esta fecha representa el apocalipsis, el final de una Era, de un ciclo. Muchas personas se han aventurado a predecir qué va a ocurrir ese día con datos empíricos. Una alineación con el centro de nuestra galaxia, el final del calendario maya, una nueva alineación con Elenin, el tan esperado terremoto de la falla de San Andrés, etc. Existen muchas predicciones de lo que va a ocurrir ese día, pero no sabemos qué consecuencias van a traer.

Pero existen otro tipo de personas que han lanzado profecías sobre ese día. ¿Qué diferencia hay?. Las profecías tiene un origen divino, inspirado por  Dios, y sólo pueden ser dichas por aquellos que poseen un don sobrenatural. Digamos que es un acto más irracional, es un acto de fe. Las predicciones son más racionales, se asientan en juicios de valor más lógicos. Seguramente éste sea el motivo por el que, la mayoría de nosotros, se fiaría más de una predicción que de una profecía, y más sabiendo la rumorología y la manipulación que ha existido con esos sueños premonitorios, y cómo se han reinterpretado una y otra vez.

Pero existe la figura de una persona que no representa a ningún dios, a ninguna civilización extinguida, que nos ha dejado su legado y nos advierte sobre ese final. A este hombre, se le escucha más que a muchas religiones, a muchos dioses, y sus palabras permanecen hoy día en espera de que se cumplan. Su nombre es Michel de Nostradamus.

Nostradamus era un astrólogo del siglo XVI, que ha pasado a la historia por sus famosas profecías en forma de cuartetas, ilustradas con grabados y dibujos, mezcla rara vez dada en esa época, donde solo se plasmaba la escritura, nunca la imagen. Existen muchos mitos sobre este personaje, ¿son ciertas?, ¿son realmente suyas o son falsas profecías?, ¿cuántas y cuáles se han cumplido?.

Obvia decir que muchas son leyendas que se han reinterpretado con la Historia, pero otras son verídicas, como el incendio de Londres del año 1.666, la figura de Napoleón III, el nacimiento en Austria de Adolf Hitler y sus designios, y la II Guerra Mundial. Pero analicemos las profecías más recientes, las que están por llegar, aquellas que más nos afectan.

En la cuarteta IV:66 dice:

 Under the false guise of faith of the showed heads

Men saboteurs shall be sown

Watering the walls and the fountains with poison

Human devousers of the strength of the West

 

 Bajo el ardor fingido de siete cabezas rapadas

Serán sembradas diversos exploradores

Pozos y fontanas de venenos rociados

En el fuerte de occidente humanos devoradores

Esta cuarteta se ha atribuido al 11-S. Los dos primeros versos tratan de los infiltrados árabes, fingiendo ser quienes no eran, venidos de los pozos ardientes del desierto de Iraq o Guerra Santa del Islam contra occidente. Pero lo más intrigante e impactante es la acuarela que acompaña a este pasaje, la de una torre de castillo en llamas.

El fuego sale despedido por los cuatro lados de la torre, al igual que en la Torres Gemelas. La torre recuerda a la carta del tarot, que significa “el fin del mundo”, el derrumbamiento de nuestros pilares y construcciones.

La cuarteta I:87 dice:

Earth shaking fires from the World’s Center from

Around “New City” is the earth a quirer

Two nobles long shall wage a froitless war

The nymph of springs pour forth a new red river

 

En el fuego del centro de la tierra

Hará temblar alrededores de ciudad nueva

Dos grandes rocas largas harán estéril guerra

Luego las ninfas primaverales enrojecerán en ríos de sangre

La “ciudad nueva” es Nueva York. El tercer verso, cuando se refiere a “dos grandes rocas”, hace referencia a las dos torres. Nueva York es el “centro” financiero del mundo, el centro del planeta monetario y capitalista existente. El último verso se refiere a la guerra de Iraq, que empezó en la primavera del 2.003, y que aún hoy sigue vigente.

Nostradamus supo, que el hombre necesitaría de imágenes, y en muchas cuartetas mezcla simbolismos cristianos e islámicos, un hecho nada corriente en el siglo XVI. Así que, una de las mejores profecías de Nostradamus, fue crear esos grabados para nuestro entendimiento y mezclar conceptos, ideas, símbolos, bastante prohibidos y muy alejado del pensamiento de la época.

Nostradamus estaba obsesionado con el mundo islámico, con la zona oriental, de donde surgían muchas de sus profecías y visiones. Nos empieza a dar pistas sobre los acontecimientos futuros próximos, con clarividencia y todo tipo de detalles, que dan respuesta a muchas preguntas sobre la fecha apocalíptica.

Hace referencia a la caída de la Iglesia Católica en una de sus más famosas acuarelas, donde aparece el árbol de la vida (la Cábala), y a sus pies, la tierra donde vivimos ardiendo.

La cuarteta II:41 dice:

Seven days the mighty star shall burn on highs

Cloud shall make two more sunshine in the sky

The whole night shall be burly mastiff

When the great Pontiff shall his country fly

 

La gran estrella durante siete días arderá

Nublado hará que dos soles aparezcan en el cielo

El cielo marfil durante toda la noche aullará

Cuando Gran pontífice cambie de territorio

 

Nostradamus habla del último Papa, trasladando la Santa Sede a un lugar más seguro. En la acuarela, soldados le persiguen y acosan, las gentes le dan la espalda. Hay guerra, terror y destrucción. Estos grabados y dibujos se encuentran en el Estudio Crisostini de Roma y en la Biblioteca Nacional de dicha ciudad.

La cuarteta VI:80 dice:

 From fez shall rulership to europe Spreads

Burning their cities, slashing with the sword

By land and sea shal Asia’s kingly horde

Blue green, hound Christians till they drop down dead

 

 De fez al reino llegarán alas de Europa

Fuego su ciudad y espada cortará

El grande de Asia por tierra y mar con gran tropa

Azules persas, cruz a muerte condenará

 

En la acuarela aparece una luna creciente (símbolo del Islam), un dragón con rostro humano barbado y un gorro frigio. Bajo la luna, hay tres estrellas horizontales (cinturón de Orión). Bajo el dragón hay fuego. Cuando el centro de la galaxia esté alineado con el sol, el fuego pondrá a prueba la tierra y se producirá una gran guerra.

Nostradamus nos empieza a hacer referencias explícitas de lo que sucederá a través de sus predicciones e imágenes. ¿Nos está avisando de la destrucción de lo que hoy conocemos debido a una guerra apocalíptica? En este punto cabría recordar las palabras de Albert Einstein cuando afirmó; “no sé cómo será la III Guerra Mundial, pero sí sé que la IV será con palos y piedras”.

En algunas láminas y dibujos de Nostradamus, aparece el cordero pascual, que simboliza la muerte o sacrificio de Jesucristo, pero existe un detalle que solo Nostradamus reveló, la existencia de un decimotercer signo del Zodiaco, situado entre Sagitario y Escorpio, llamado Ofiuco (Ophiuchus). Recibe el nombre de “el signo secreto” y significa “portador de la serpiente”.

Ofiuco atraviesa el ecuador celeste en el punto justo en que el centro de la galaxia se cruza con él, en la zona conocida como la grieta oscura (Dark Rift), situada en el centro de la Vía Láctea. En el momento que se produzca la gran alineación, el conocimiento del árbol del jardín del Edén nos será revelado.

En 1.999, ocurrió un eclipse de Sol, donde la sombra de la luna atravesó Europa, pasando por Francia. Éste eclipse fue el último eclipse total de sol del milenio. Lo curioso, es que dicha sombra producida por el eclipse, atravesó el país de Nostradamus (Francia), siendo en la zona sureste del país, donde la sombra terminó su recorrido del eclipse, junto a la localidad de Saint Remy de Provence (ciudad donde nació Nostradamus).

El evangelio apócrifo de Pedro, nos habla de un eclipse total de Sol ocurrido el 24 de noviembre del 29 d.C. en Jerusalén, justo en la zona de la crucifixión de Jesús, pasando la sombra por el norte de Jerusalén a las 11:05 AM, llegando al 95% de oscuridad en dicha ciudad, y al 100% de oscuridad en Galilea y Nazaret, durante 1 minuto y 49 segundos.

Debido a la traslación del propio Sol en torno a otra estrella (que no es directamente el Centro Galáctico) y a que las estructuras calendáricas lineales son rígidas y sólo sirven para periodos del ámbito de la Historia (memoria humana), no se tienen en cuenta la dinámica del Sol respecto al resto de estrellas. De este modo, las fechas quedan desfasadas cada cientos de años respecto a las posiciones de los astros, como del sol respecto al centro galáctico, de modo que esa situación del Sol justo sobre el centro galáctico ocurre actualmente cada 19 de diciembre.

De modo que, de haber ocurrido la crucifixión durante aquel eclipse, la Firma cósmica en el Firmamento habría sido la del propio Sol sobre el centro de la Galaxia, y esta firma ocurre actualmente cada 19 de diciembre. Por eso, la supuesta resurrección que podría haber ocurrido al comienzo del 3er día después (27 de noviembre), habría ocurrido con el sol ya habiendo rebasado el meridiano del centro galáctico, en la misma posición en la que actualmente está el 22 de diciembre, el solsticio de invierno, que es cuando en el hemisferio norte del planeta (en el que habita la mayoría de la humanidad), es el primer día de los tres que vemos al Sol en el punto más bajo del cielo, y luego, en el día 25 comienza su ascenso (resurrección). Curiosamente, ese mismo día, la sociedad religiosa cristiana celebra el nacimiento de Cristo (navidad). Estos datos y su explicación ya los comenté en el nacimiento de las religiones.

La importancia de Orión para las antiguas civilizaciones y las religiones es una constante. Y dentro de poco esta alineación de la tierra, con el sol, y el centro de la galaxia volverá a producirse. Y esto, es un hecho científico, no una profecía.

Esta es la rueda de ocho brazos (o rayos o radios), que explica de forma gráfica los solsticios y los equinoccios. Ahora analicemos la acuarela del Día del Juicio Final.

La cruz divina de Ofiuco + la Cruz mundana, superpuestas dan como resultado la rueda de la profecía. Es la alineación de la que hablan nuestros antepasados que se da cada 13.000 años, presagio de bruscos cambios alterando el rumbo de la vida en la tierra. Bajo la rueda hay tres eclipses que anunciarán el Apocalipsis, tres lunas crecientes símbolo del Islam acechando la cruz mundana.

El periodo de tiempo donde coinciden tres eclipses de sol y lunares, junto a una alineación de nuestro sol con el centro de la galaxia, traza el periodo desde 1.992 hasta el año 2.012. Los tres eclipses son el de sol, de Venus con el sol, y el sol con el centro de la galaxia.

La clave reside en Orión, la esfinge egipcia vigila la próxima alienación galáctica. El campo magnético de la tierra se encuentra en un estado de debilitamiento y cambio. Los campos magnéticos se encargan de desviar los rayos del sol, y cuando están débiles, estos rayos junto con el viento solar, entran con más incidencia sobre la tierra.

Una inversión de los polos magnéticos (invertirían sus cargas), implicaría consecuencias catastróficas para nuestras comunicaciones por satélite, móviles, radares y todo se colapsaría, sería el caos. Una alteración de la dinámica terrestre conllevaría efectos inmediatos que no percibimos y pasan inadvertidos.

Por ejemplo, la polinización de las abejas es el responsable de las ¾ partes de los cultivos, al igual que los murciélagos eliminan plagas de mosquitos. Estos hechos tan intrascendentes en nuestra vida diaria, en caso de no producirse provocaría un estado crítico en nuestro ecosistema. Los desastres se multiplicarían en todo el planeta, incluso en aquellas zonas donde era improbable que se dieran, ocurrirían sucesos extraordinarios. Inundaciones en lugares poco comunes, tornados en países o huracanes donde jamás habrían tenido que ocurrir, ni tenían las condiciones climatológicas necesarias para darse tal suceso, epidemias, hambruna, subida del precio de los alimentos, plagas, guerras, caída de los gobiernos… el colapso mundial.

¿Nos enfrentamos a la sexta destrucción masiva?, y si estallara una III Guerra Mundial, ¿cómo sería? El panorama resulta desolador si pensamos en las armas que posee el ser humano, especialmente la bomba de hidrógeno. ¿Cómo funciona este arma de destrucción total?. ¿Sería tan potente como se presupone para destruir el planeta y tener que empezar de cero?

El uranio 235 absorbe un neutrón. La fisión tiene lugar cuando el neutrón se divide y forma dos núcleos más pequeños, varios neutrones y gran cantidad de energía. Esto produce la temperatura y la densidad necesaria para la fusión del deuterio y del tritio (dos isótopos del hidrógeno).

La fusión es la reacción que tiene lugar cuando dos átomos de hidrógeno se combinan para formar un átomo de helio (exactamente el mismo proceso que ocurre en el interior del Sol). Así que es mucho más poderosa que la fisión nuclear. Para hacernos una idea de la potencia destructiva que posee esta bomba, se puede comparar con la bomba de Hiroshima.

La bomba atómica de Hiroshima generó energía equivalente a 15 kilotones (15.000 toneladas) de TNT, a una temperatura de 3800ºC y una velocidad del viento de 1500km/h. La bomba H moderna tiene una potencia de 50 megatones (50 millones de toneladas de TNT) equivalente a 2000-3000 bombas de Hiroshima. Una bomba de fusión pura (donde no es necesario utilizar plutonio ni uranio enriquecido), no necesita de una fisión para causar la fusión. La bomba de fusión pura es el arma del Día del Juicio Final.

La flecha de sagitario apunta a la constelación de Escorpio, como también se vislumbra en la acuarela de Nostradamus sobre el Día del Juicio Final, y entre medias de ambas constelaciones es donde se producirá el eclipse, en la constelación de Ofiuco, el 13er signo zodiacal.

¿Será el 21 de diciembre de 2012, el comienzo de acontecimientos catastróficos que nos llevará a la destrucción?. ¿Estamos aún a tiempo de cambiar nuestro destino?. ¿Somos conscientes de nuestro final?. ¿O lo único que presagia es un cambio de Era?. ¿Será la caída de la Iglesia Católica lo que nos acontecerá o el preludio de enfrentamientos entre religiones?. ¿O será algo a nivel cósmico?. ¿Debemos hacer caso de las profecías?

¿Qué podría ocurrir para que 7.000 millones de personas que poblamos la Tierra, logren en poco tiempo lo que no se ha conseguido en cientos de años?

Para mí, sólo existe una respuesta válida, algo que está muy por encima de nosotros, saber que no estamos solos en el Universo. Cuando llegue ese día, el concepto de nuestra existencia será muy diferente.

En los siguientes capítulos ahondaré sobre las pruebas, evidencias e indicios que existen en nuestro planeta, sobre la más que probable visita de seres de otros mundos a la Tierra. Las pruebas y evidencias las tenemos, solo hay que abrir nuestra mente, pensar, dudar y llegar a la conclusión más fiel a dichas pruebas.  

Anuncios

2 Respuestas a “La Profecía del Juicio Final

  1. Será una locura…

    En la cuarteta VI: 80
    No se qué puede ser “De Fez al reino llegarán alas de Europa”, pero puede estar relacionado con los conflictos de la Primavera Árabe, Libia (donde los aviones europeos intervinieron) o lo que pueda pasar si intervienen en Siria… “Fuego su ciudad y espada cortará”.
    “El grande de Asia por tierra y mar con gran tropa” podría sonar a chino, concretamente al ejército Chino, que es enorme.
    Y los persas serían los Iranies en guerra con la cruz, o cristianos: “Azules persas, cruz a muerte condenará”.

    Y en La cuarteta II:41
    Será una casualidad, pero el otro día oí que Júpiter, por su composición, sería como una pequeña estrella que no llegó a formarse. Cuando he leído:
    ” La gran estrella durante siete días arderá
    Nublado hará que dos soles aparezcan en el cielo
    El cielo marfil durante toda la noche aullará”…
    Me ha venido a la cabeza esto de Júpiter como un segundo sol.
    Una locura, jaja

    Saludos.

    • Hola Marco.

      Parece ser que tanto Júpiter como Saturno, son estrellas fallidas. Los dos planetas son gaseosos y muy ligeros, aún siendo tan enormes de tamaño. Por ejemplo, Saturno, flotaría en el mar, literalmente. Además, su escasa inclinación del eje, en comparación con el resto de planetas y su composición química, hace pensar que su finalidad era ser estrellas, pero en el proceso, algo pasó que se frustró.

      En cuanto a las cuartetas, con el paso del tiempo y cuanro más historia y acontecimientos acumulamos, más interpretaciones y en más hechos podemos ver paralelismos.

      Gracias por leer el blog.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s