Los Círculos de las Cosechas (Episodio I)

Aparecen en los campos en cuestión de minutos, por la noche, de un día para otro. Al amanecer, sobre los cultivos, surgen los pictogramas, representaciones geométricas inexplicables, agrogramas perfectos, que contienen complejas ecuaciones matemáticas, fractales, el orden y el caos. Se expanden por todo el planeta, especialmente en el sur de Inglaterra. Son símbolos, mensajes que hay que descifrar, hecho por seres no de este mundo. Expertos científicos, han analizado diversos cultivos, y se sorprenden de su magnitud, su estética, su belleza, y su perfección. Demasiado perfectos y complejos para haber sido hechos por humanos, ya que se necesitaría abundante mano de obra y tecnología, y mucho más tiempo que solo un instante de una noche, para poder intentar hacerlos. Son uno de los mayores misterios actuales, más impactantes, inexplicables y misteriosos, que el mundo científico, paranormal y escéptico se ha topado. A nadie deja indiferente, pero a todos les cautiva, son los círculos de las cosechas, los Crop Circles.

Cada círculo se puede interpretar de muchas maneras, son como los test de Rorschach. Su tamaño varía desde los 61 cm de diámetro, hasta cientos de metros. Adoptan formas geométricas, cuadrados, círculos, rombos, triángulos, elipses, polígonos, fractales, etc. El fenómeno comenzó en el año 1.976, cuando apareció el primer círculo en Winchester (Reino Unido). Aunque el registro más antiguo fue en Inglaterra, publicado en la portada de un titular de los Estados Unidos, del 22 de agosto de 1.678, con el nombre de “El Demonio de Segar“. En la imagen de este titular, aparece una extraña criatura generando un gran círculo en el cultivo. La leyenda cuenta que, el agricultor quien dio testimonio para el artículo publicado, aseguró haber visto al mismo Diablo segando el trigo, antes de pagar cierto salario que su segador exigía por su trabajo. Como no llegaron a un acuerdo monetario, el segador le dijo al dueño del cultivo, que por ese dinero que le ofrecía, que le segara los campos el Diablo. Y esa misma noche, apareció el primer Crop Circle de la historia.

 

También se les conoce como los “círculos de los duendes” o los “círculos de las brujas“, ya que éstos, siempre se creaban de noche, sin luces, en plena oscuridad, incluso cuando no había luna. ¿Cómo es posible, crear formas geométricas tan perfectas a oscuras, en plena noche, y de enorme tamaño?.

El equipo de investigación del BLT (BLT Research Team Inc.), tiene por objeto la investigación científica de los círculos de las cosechas. Para ello, recogen muestras, evalúan los cambios físicos inducidos en plantas, el suelo y otros materiales complejos que quedan como residuo, como consecuencia de la energía que los forma, así como generar la documentación científica, el tratamiento estadístico de los datos y determinar el origen de dicha energía o sistema energético que los genera. La publicación de los resultados, aparecen en publicaciones científicas, informes o documentos.

El equipo de trabajo, está compuesto por varios cientos de expertos multidisciplinares de diferentes países, mayoritariamente de USA, Canadá y Europa, que recogen muestras del terreno y plantas  en los lugares donde han sido reportados los círculos, para posteriormente proceder al análisis científico de los mismos.

Este equipo, recogió varias muestras de los granos de varios círculos, y se analizaron en un laboratorio por el biofísico del Instituto de Ciencia y Tecnología de Michigan, W.C. Levengood. Una vez analizadas todas las muestras, Levengood encontró diversas anomalías, que se repetían en todas las muestras obtenidas, muestras de más de 250 Crop Circles, a lo largo de diez años.

Los tallos de las plantas, se quedan dobladas justo a la distancia límite vital, es decir, 1mm más abajo de donde aparecen los nodos doblados, y la planta no sobreviviría.  Y esta perfección aparece en todas las plantas de los Crop Circles. En cada círculo, aparecen microesferas de óxido de hierro. La savia de las plantas contiene un 12% de hierro Pues bien, esa savia se ve alterada a nivel de clorofila, y el hierro se quedaba imantado formando las microesferas. Esto muestra que la energía que se utiliza sobre cada una de las miles de plantas, de un terreno de 500 metros de diámetro, estaría orientada y magnetizada.

La energía que ha provocado esa reacción en las plantas, es la energía perfecta para ese tipo de planta, para esa longitud de planta, es decir, para que la planta no se queme, ni muera, sino que la altera y modifica, y además está totalmente dirigida, no es casual que esa energía se deposite allí. Es una energía  de radiación, de electromagnetismo, que hace que la planta gire, se doble, hasta su punto vital, hace que la savia salga en forma de esferas, y sin quemar la planta.

Se encontraron residuos magnéticos de acero semi-fundido en el interior de los círculos, mezclado con los granos  del terreno de cultivo. La radiación es mayor en el interior de los círculos, y disminuye a medida que se sale del perímetro de los mismos.

Esto se observa al abrir el tallo, donde muchos aparecen carbonizados por dentro, y por fuera presentan un aspecto normal. Son síntomas evidentes de una exposición a la radiación, como ocurrió en Chernobyl, donde las personas presentaban un aspecto salubre exteriormente, pero por dentro estaban reventados, quemados y con grandes anomalías y modificaciones en la sangre.

Si esto ocurrió con las plantas de los círculos, lo mismo les sucedió a los insectos que estaban posados en ellas, en el momento de la radiación. En las espigas de maíz y de trigo, aparecieron insectos petrificados por dentro, y perfectos por fuera. ¿Qué tipo de energía es capaz de provocar esto?. Solo puede hacerlo una energía que actúa a pocos metros del suelo, e infinitesimal. Esto es, una energía, que en una fracción de segundo, consiga que el caudal de savia se evapore, salga por la primera vía de escape, que es el nódulo que ha estallado, eso hace que la planta ceda, se gire, se doble, y que los insectos que allí se encontraban, no les diera nada de tiempo para escapar, para poder desplegar las alas y volar. ¿Cómo es posible, que ningún insecto consiguiera salir?. Los insectos tienen la capacidad innata de captar variaciones en el aire, variaciones de temperatura, de captar ondas, captar variaciones de humedad, y resulta que ni un solo insecto se percató del peligro. La energía que lo hizo, tuvo que ser repentina, instantánea y direccional.

El análisis de los círculos de las cosechas, refleja claramente que en su factura, aparecen energías electromagnéticas y efectos derivados de la absorción de plasma por los tallos, así como otro tipo de eventos propios de la absorción de electromagnetismo y modificación de la materia como consecuencia de la energía.

Así que tenemos que, un verdadero Crop Circle, es un pictograma o agrograma perfecto, realizado en una sola noche, en la oscuridad más absoluta, de un tamaño muy considerable, que representan fractales, mensajes matemáticos avanzados, donde la energía irradiada es la perfecta para ese tipo de planta, sin destruirla, ni quemarla, y consigue que la planta se gire hasta el límite vital para poder seguir viva, reventándola por dentro, para sacar la savia que tiene dentro, y creando campos electromagnéticos con las microesferas de óxido de hierro. Y nada, absolutamente nada, es capaz de escapar a esa energía. Y las elipses que se dibujan, posicionan las plantas unas con otras de forma perfecta, o las arremolina en perfecta conjunción. Pues bien, esto es imposible que lo haya hecho mano de obra humana.

A partir de 1.990, los sencillos círculos, empezaron a mostrar cambios asombrosos. Los nuevos diseños presentaban formas psicodélicas, cruces célticas, adoptando la geometría sagrada de las cinco formas en equilibrio, espirales, sugiriendo la existencia de galaxias, las fases de la Luna, signos astrológicos, símbolos mágicos y alfabetos desconocidos. Cada vez eran más complejas, muy difíciles de realizar desde tierra.

El cuadrado, tradicionalmente, representa en muchas culturas la materia sólida. Y el círculo representa el cielo, Dios, lo Divino. El problema siempre ha sido, cómo llevar la tierra más cerca del cielo, o cómo llevar el cuadrado más cerca del círculo.

El carácter verdaderamente misterioso de los Crop Circles, radica en las muchas y diferentes anomalías biofísicas registradas y determinadas en miles de plantas tumbadas y afectadas dentro de las verdaderas formaciones. Las pruebas científicas indican, que estos efectos no se deben al aplastamiento mecánico realizado por bromistas.

En 1.991, Doug Bower y Dave Chorley, dos ancianos de Southampton, anunciaron que llevaban 15 años haciendo figuras en las cosechas. Se les ocurrió un día mientras tomaban una cerveza en su pub habitual, Pub Percy Hobbes. Habían encontrado muy graciosos los informes de ovnis y pensaron que podría ser divertido engañar a los crédulos. Los primeros dibujos sólo les costaron unos minutos ya que sólo eran simples círculos de poco tamaño.  Pero cuando los Crop Circles, empezaron a tomar formas geométricas muy complejas, y ocupar hectáreas de terreno, ambos ancianos tuvieron que afirmar y declarar, que ellos no eran los autores. Simplemente, cuando empezaron a verse los primeros Crop Circles por Inglaterra, después de ver muchos de ellos, hicieron en escapadas nocturnas pequeños círculos. El tiempo y la ciencia, han demostrado que el fraude eran ellos.

Hay un grupo denominado Circlemakers, que tienen página web, con sus diseños, y que se dedican a realizar Crop Circles como hobby, y los pictogramas los realizan durante el día, y les llevan días hacerlo, y por supuesto, no tienen nada que ver con los Crop Circles auténticos. Lo único que han hecho es, aprovechar el fenómeno de las cosechas, para intentar imitarlo, consiguiendo que Cías como Volvo, Mercedes, Nike, etc, les contraten para campañas publicitarias, realizando Crop Circles de esas marcas. Esta organización jamás ha podido conseguir crear un Crop Circle de  geometría compleja por la noche.

Para que cualquiera de nosotros, intentara conseguir hacer un Crop Circle de esas dimensiones y tan perfecto, necesitaría de los mejores ingenieros agrónomos, matemáticos, químicos y físicos del planeta. Además de contar con expertos en simbología, encriptación y codificación de mensajes. Si tenemos a estas personas, necesitaríamos varios días (no solo una noche), para poder intentar hacer el Crop Circle. Se necesitaría bastante mano de obra y maquinaria. Y algo muy importante, no habría margen de error. Los Crop Circles son perfectos, tienen las dimensiones justas, proporciones adecuadas, y no hay fallos, no hay entradas de acceso al círculo. Si una persona, al realizar un círculo, cometiera un  error de un solo milímetro, al clavar la estaca en el centro del Crop Circle para realizar el mismo, supondría un error de cálculo final de medio metro, y este error desde el aire es demasiado visible, y más cuando hablamos de Crop Circles muy complejos y de grandes extensiones de terreno.

Un Crop Circle se encuentra en medio del campo, pero no hay atisbos de una ruta de entrada para empezar a hacerlo. Si el ser humano hiciera todo esto, aunque el resultado del pictograma fuera perfecto, no habría conseguido que los insectos se quedaran petrificados, porque absolutamente todos, hubieran podido escapar.

Sin duda, estamos ante el mayor misterio del siglo XXI, ya que cada año, los mensajes que aparecen en los Crop Circles, son más avanzados, complejos, y podrían contener información muy relevante de sus autores, qué quieren decirnos, cuál es su mensaje.

Cada año que ha pasado desde el primer Crop Circle, se ha ido superando en complejidad al agrograma del año anterior, siendo su mensaje cada vez más importante.

Cualquiera que sea la fuerza que crea las formaciones en los cultivos, altera físicamente las plantas tumbadas (y a veces el tejido interno de las que quedan de pie) de distintas maneras. Ninguno de los siguientes efectos ha ocurrido cuando las formaciones han sido hechas usando todas las técnicas notificadas por aquellos que han confesado haber ejecutado los Crop Circles.

1)   Los círculos se producen repentinamente, como máximo en pocas horas y a veces en minutos.

2)   Los testigos oculares han descrito formaciones realizadas en pocos segundos por una “fuerza invisible” que se movía con sorprendente velocidad pero sin dañar las plantas.  Así mismo testifican haber oído un sonido fuerte.

3)   Las plantas afectadas presentan alteraciones electromagnéticas o anomalías químicas inexplicables.  Los surcos que dibujan los círculos en el cereal o en la hierba se forman por un aplastamiento de las plantas, sin rotura de los tallos. Estos se inclinan en ambos sentidos, entrelazándose. Las plantas se doblan justo en sus nodos naturales y quedan a 90º de su posición normal.

4)   Germinación anómala: Cuando un agrograma aparece en un cultivo joven, sus semillas germinan y crecen cinco veces más lento que lo usual. Cuando un agrograma aparece en un cultivo maduro, sus semillas germinan y crecen cinco veces más rápido que lo habitual.

5)   En el suelo de muchos círculos de trigo fueron halladas grandes cantidades de magnetita, a veces más de 800 veces sobre la cantidad normal.

6)   Recientes estudios geológicos han mostrado un incremento en el grado de cristalización (el más grande ordenamiento de los átomos), en minerales arcillosos presentes en suelos de círculos de trigo.

7)   Hay numerosos reportes de fallas en el funcionamiento de equipos electrónicos y de brújulas que giran fuera de control en el interior de los círculos y también por encima de ellos (cuando se pasa volando en una aeronave, por ejemplo). Fueron afectados relojes, cambiando la hora automáticamente, teléfonos móviles, baterías, cámaras, brújulas que se desorientaban.

8)   Muchas formaciones y dibujos circulares aparecen en medio de campos bien alejados de los caminos de acceso y circulación de carreteras.

9) Diversos efectos fisiológicos han sido reportados por las personas: alteraciones menstruales, efectos endocrinos y curaciones de algunas enfermedades, como artritis y reumatismo, así como inexplicables erecciones, desmayos y desorientación.

Gerald Stanley Hawkins, es considerado uno de los primeros investigadores en interesarse por el estudio de los Crop Circles a finales de los años 80. Realizó investigaciones en los observatorios Harvard-Smithsonian, y fue jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad de Boston y Director de la Dickson College en Pensilvania.  Es considerado como uno de los principales impulsores de la arqueoastronomía, la ciencia que estudia los yacimientos arqueológicos relacionados con el estudio de la astronomía por culturas antiguas.

Analizando las relaciones entre las longitudes, diámetros, anchuras o áreas de ciertas partes de las formaciones de los círculos, descubrió, entre tales medidas, números enteros y razones como 1, 9/8, 5/4, 4/3, 3/2… Se trata de las razones que constituyen justamente la escala diatónica. Ésta es la escala para las notas musicales  (Do, Re, Mi, Fa, Sol, La).

Según Hawkins, la probabilidad de que tales razones surgiesen fortuitamente son de 1 entre 25.000. Algunos círculos, son demostraciones geométricas de teoremas matemáticos. Hawkins encontró cuatro  teoremas euclidianos (estudio de las propiedades del plano y el espacio tridimensional), y dedujo un quinto, desconocido hasta entonces, un teorema general del cual se podían derivar los cuatro primeros.

Hanwkins aseguró; “Muchos de los diseños tienen un grado de complejidad que los humanos no podrían fácilmente recrear sobre papel, ya no digamos entrando solo en un campo y por la noche. Algunas de las formas de estos diseños son demasiado complejas, y despliegan un nivel tremendamente alto de precisión, lo que las hace sumamente difíciles de recrear para un equipo de humanos”.

La geometría euclidiana, es la rama de la matemática que se encarga de las propiedades y de las mediciones de elementos tales como puntos, líneas, planos y volúmenes. Sin embargo, las formas encontradas en la naturaleza, como montañas, franjas costeras, sistemas hidrográficos, nubes, hojas, árboles, vegetales, copos de nieve, etc., no son fácilmente descritos por la geometría tradicional.

A mediados de los años 70, el matemático francés Benoit Mandelbrot acuñó la palabra fractal. Con la nueva geometría fractal, Mandelbrot pretendía explicar el comportamiento del caos en la naturaleza, obteniendo como conclusión, que el caos sí mantiene una estructura ordenada dentro de sí mismo. Uno de los fundamentos de esta teoría nos dice cómo un cambio, por insignificante que parezca, tiene repercusión enorme en el resultado final de cualquier proceso. La aplicación de la geometría fractal nos permite conocer el límite de lo ilimitado de todas las cosas.

En 1.991, en Ickleton (Inglaterra), apareció este Crop Circle, que representa un fractal conocido como el conjunto Mandelbrot, un diagrama imposible de calcular sin ayuda de un ordenador y que salió a escala gigantesca, de forma perfecta.

Estas formas geométricas, hablan de la auto-organización de la materia, mostrándonos que el universo no es absurdo y que todo tiene un sentido.

El siguiente pictograma, aparecido en 1.994 en Inglaterra, representa la aplicación del movimiento fundamental del conjunto Tierra-Luna. Según el físico J.P. Garnier-Malet, este movimiento desemboca sobre un fin de ciclo que se sitúa y que corresponde al fin de un tiempo solar. Éste cambio de ciclo, lleva a aberturas del espacio con posibilidades de choques de meteoritos o cometas sobre la tierra.

Los fractales son series de Fibonacci. Una serie de Fibonacci, es aquella donde cada número, es el resultado de sumar los dos que lo preceden. Así, la primera y más básica serie de Fibonacci sería:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233…

Una de las más extrañas propiedades de las series de Fibonacci, es que la razón entre cada par de números consecutivos, va oscilando por encima y por debajo de la razón áurea, y que a medida que avanzamos en la serie, la diferencia de la razón de Fibonacci con la razón áurea se va haciendo cada vez menor. En teoría, cuando llegásemos al último par de números, resultaría la razón áurea.

La medida áurea, es la medida de la perfección, y se le atribuye un carácter estético especial a los objetos que la siguen, así como una importancia mística. El Partenón de Grecia, posee la proporción áurea. El hombre vitruviano de Leonardo Da Vinci también. Ambas, una como símbolo de la arquitectura, y otra como símbolo del cuerpo humano, se acercan a la perfección divina. La Gran Pirámide de Gizeh, los violines Stradivarius, algunas Sonatas de Mozart, la Quinta Sinfonía de Beethoven. Son ejemplos de dónde aparece la proporción aúrea, y una vez alcanzado, el nivel de perfección que conlleva.

En 1.797 un músico, jurista y físico llamado Ernst Chladni, descubrió que haciendo vibrar, con la ayuda de un arco de violín, una superficie circular en la que había depositado tierra finamente pulverizada, se generaban ciertas figuras geométricas dependiendo de los materiales que utilizara en el experimento. Pero fue el científico suizo, el Dr. Hans Jenny, quien acuñó el término cimática, la ciencia que consiste en el estudio del fenómeno de las ondas. La ciencia de la cimática demuestra de forma visual el modo en que el sonido configura la materia.

Hans Jenny descubrió que, en función de todos los parámetros aplicados a los experimentos que llevó a cabo: frecuencia, amplitud, intensidad, sustancia, etc… se obtenían distintas figuras geométricas, desde las más sencillas hasta las más complejas. A mayor frecuencia mayor complejidad. Este estudio lo trasladó a los Crop Circles.

El resultado de la investigación, le llevó a determinar y afirmar que, en los Crop Circles, no sólo intervienen las ondas microondas o cierto tipo de ondas electromagnéticas, sino que además uno de los componentes esenciales de su creación, tiene que ser el sonido. Tanto en forma de ultrafrecuencias por encima de los 20 GHz, como de infrasonido, por debajo de los 20 HZ (rango de frecuencias audibles para el oído humano), y cómo no, las frecuencias entre ellas comprendidas, audibles para el oído humano.

Si los Crop Circles, ya eran un misterio, todo se desbordó a principios de este milenio, con la aparición de unos Crop Circles que paralizaron el mundo, por su ubicación, su perfección y sobre todo, su mensaje cifrado. En el siguiente capítulo analizaré esos Crop Circles, su significado, qué nos quieren decir.

En el año 2.002, el enigma de los Crop Circles, fue llevado al cine por el director M. Night Shyamalan, interpretado por Mel Gibson y Joaquin Phoenix. La película se titula “Señales” (Signs).

 

Anuncios

2 Respuestas a “Los Círculos de las Cosechas (Episodio I)

  1. hola, debo conseguir el correo o contacto de Jim Dilettoso para enviarle fotografia de objeto extraño no identificado para su debido estudio. Quien lo tenga por favor comunicarme. Mi nombre es Jaime de Venezuela
    albertos_714@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s