Jesús vs Mahoma – Islam vs Cristianismo (Episodio I)

Todos los cristianos saben quién es Mahoma, saben que es el profeta de la fe musulmana, y todos los musulmanes saben quién es Jesús, y que es el profeta de la fe cristiana. Dos religiones enfrentadas desde hace cientos de años, pero ¿conocemos realmente qué dicen las sagradas escrituras de ambas religiones?. Sinceramente, todos los creyentes que he conocido apenas conocen su propio libro sagrado, la Biblia. Así que la probabilidad de que un fiel de la fe cristiana, conozca qué predicó Mahoma, y qué dice el Corán, qué diferencias existen, qué paralelismos o por qué esa confrontación histórica, es prácticamente inexistente.

Y los enfrentamientos entre ambas religiones, que empezaron hace cientos de años, persisten en la actualidad, existiendo cierto recelo a todo lo que provenga de los países con una religión u otra. Hace muy poco, estalló un nuevo enfrentamiento, nuevamente, por el tema de las imágenes, ilustraciones y caricaturas de Mahoma, por parte de medios de países cristianos. Aunque en los países occidentales, apenas pueda parecer que surgen polémica, en los países musulmanes se desatan auténticas manifestaciones y altercados por este motivo.

Goethe dijo: “El que ignora las lenguas extrañas, sabe poco de la propia”. Él ya advertía que quien sólo conoce su propia religión, sabe incluso poco de ella. Existe un dicho que reza: “las comparaciones son odiosas”, pero en este aspecto, en intentar vislumbrar qué dice una y qué dice otra, mi postura se asemeja más a la de Plutarco, que aseguraba que las comparaciones son instructivas, siempre que se haga desde una perspectiva objetiva.

En este nuevo episodio, voy a adentrarme en el Corán y en la Biblia, sus semejanzas, sus influencias, sus contradicciones, su legado, sus inicios, sus profetas. ¿Es una religión más válida que la otra?. ¿Fue Jesús mejor que Mahoma?. El Corán rige la vida de más de mil millones de personas, y al igual que la Biblia, sus textos pueden ser interpretados de muchas maneras. La mitad de la población del mundo, profesan estas dos religiones.

Los árabes son sólo el 15% de la población musulmana. El país musulmán más grande es Indonesia, y EE.UU. el país donde más cristianos  conviven. El 85% de los musulmanes son suníes (consideran que la sucesión de Mahoma corresponde a un árabe miembro de la tribu de Quraish), y el 57% de los cristianos son católicos romanos. El islam, se ha extendido a gran velocidad por Europa, tanto es así, que existen actualmente más musulmanes en Europa, que judíos en el mundo, algo impensable cuando Mahoma predicaba.

El Corán está escrito en árabe, y significa “recitación“, y sus escrituras están hechas para ser leídas en voz alta. Una de las diferencias más evidentes entre los dos libros sagrados, es que en el Corán, hay continuas referencias a Jesús y a pasajes bíblicos, obviamente en la Biblia no aparece ninguna referencia a Mahoma, ya que es un profeta muy posterior a la época de Cristo.

Para el Corán, tanto Mahoma como Jesús son divulgadores y siervos de Dios. Los musulmanes ven el Corán como la divina palabra de Dios convertida en libro. En cambio, los cristianos ven a Jesús como la encarnación de Dios mismo. Es decir, Jesús es la palabra hecha carne y Mahoma es simplemente un “recitador” de las palabras de Dios. La Biblia, es un libro que se escribe tras la muerte de Jesús, donde se plasma sus actos, sus enseñanzas, su obra, etc… y el Corán es un libro que ya estaba escrito antes de Mahoma, es el libro de Dios, y Mahoma recita y predica lo que ya hay escrito en ese libro.

Por lo general, los musulmanes respetan mucho más la figura de Jesús, que los cristianos la figura de Mahoma, y esto se debe porque el Corán reconoce la autenticidad de Jesús, reconociéndole como profeta (nabi), y como apóstol (rasul). Uno de los títulos que le otorgan, es el de “Sello de Santidad“, un elevado reconocimiento.

Antiguamente, la comunidad cristiana trataba duramente a los árabes. Éstos, se llamaban a sí mismos “Sara-cens” (de donde proviene la palabra “sarraceno“), como si descendieran de la esposa de Abraham, Sara, y así eludir cualquier referencia o alusión a las acusaciones de bastardía de la familia de Ismael. Abraham es para las tres religiones principales (judaísmo, cristianismo e islam), el primero de los patriarcas del pueblo árabe y de Israel. Abraham significa “padre de muchos pueblos”. Ismael fue el primer hijo de Abraham, pero consideran a Isaac como valedor de ese derecho, ya que la Biblia y la Torá, dicen que fue el elegido por su padre para sacrificarlo, por lo que consideran a Isaac superior a Ismael. Mahoma, es descendiente de Ismael.

El choque cultural entre el islam y el cristianismo fue una barrera para el entendimiento y aceptación de ambas religiones. La superioridad cultural del islam durante cientos de años, jamás ha sido reconocida por la iglesia católica. En España, los árabes permanecieron desde el año 711 al 1.492 (781 años), hasta su expulsión por parte de los Reyes Católicos. En todos esos años bajo mandato árabe, la península avanzó considerablemente, mérito y hechos que nunca han sido destacados lo suficiente, para ocultar las virtudes de la religión islámica. Al sentirse inferiores tanto intelectualmente, como en las artes y las ciencias, los cristianos propagaban difamaciones y cualquier bulo sobre la otra religión. Quizás muchas fueron verdad, pero la gran mayoría no lo eran.

Muchos de esos rumores y descalificaciones, hacían referencia a su profeta. Las Cruzadas aumentaron ese sentimiento en Europa. En esta época se terminaron muchos años de coexistencia entre judíos, musulmanes y cristianos en la ciudad de Jerusalén, disputas, odios y rencillas que perduran aún. A finales del siglo XI, se creó el “Cantar de Roldán“. Este poema épico es el más antiguo cantar de gesta (donde se narraban hazañas heroicas y se ensalzaban a los héroes), y Mahoma es tratado como un ídolo que el enemigo árabe venera, por lo que era atacado para aumentar las gestas de los soldados cristianos.

Son muchos los que acusan a Mahoma de ser el precursor del fin de la paz y la coexistencia religiosa. Por ejemplo, el escritor Dante Alighieri (creador de “La Divina Comedia”), envió a Mahoma al noveno nivel del Infierno, donde se encuentran los peores castigos, donde se le mutila de forma horrible y sangrienta. Martín Lutero habla de Mahoma como uno de los caballos de los cuatro jinetes del Apocalipsis, que trae la destrucción de los cristianos. Francis Bacon decía de él, que era un chapucero vendedor de milagros. Voltaire, escribió una tragedia con Mahoma como protagonista, donde reconoce haber cometido actos atroces, reconociendo que ha engañado a la humanidad y que es un fraude. Históricamente, mostraban al islam totalmente anticristiano porque Mahoma era el anticristo, y que en el Corán no aparece ninguna reseña, ninguna mención al amor.

Pero también fueron muchos quienes sí destacaron las virtudes del islam. Algunas voces dijeron que Mahoma enseñó el camino de las buenas obras, se opuso a la idolatría y al politeísmo. George Sale, un abogado protestante, fue el primer occidental en traducir el Corán del árabe al inglés en el año 1.734, siendo bastante imparcial en la traducción. El historiador Edward Gibbon, pensaba que los europeos exageraban maliciosamente las flaquezas de Mahoma, en cuanto a que su atracción sexual por la mujeres era su gran debilidad.

La compilación de escritos árabes que conforman la vida y obra de Mahoma, se denomina Midrash. La primera biografía de Mahoma la escribió Ibn Ishaq (que significa “hijo de Isaac”), y a diferencia de las escrituras bíblicas, que empezaron a escribirse mucho después de su muerte (año 70 d.C.), con las cartas de Pablo (epístola). La colección más importante de escritos donde se recogen las enseñanzas de Mahoma, es la de Al-Bukhari, que recopiló de forma muy cuidadosa los dichos y hechos (hadith) de Mahoma.

Mahoma vivió gran parte de su vida en la región de Hijaz, al oeste de Arabia. Jesús pasó su vida en una región a 1.600 km al noroeste de la región donde creció Mahoma, llamada Galilea. Un siglo antes del nacimiento del cristianismo los romanos conquistaron Galilea, y la cambiaron el nombre por Palestina. Eran muchos quienes sentían el deseo de eliminar al ejército romano de ocupación. Arabia, en cambio, era una sociedad sin Estado, gobernada por numerosos jefes tribales (jeques), que estaban en conflicto unos con otros. El centro neurálgico de uno de esos reinos, era La Meca.

La Meca se dedicaba al comercio, y era un paso obligado de caravanas entre Mesopotamia y Yemen, un auténtico centro de operaciones del transporte y comercio, que servía de punto de entrada y salida a diferentes rutas. En toda esa zona arábiga, escaseaban los alimentos, y era un lugar muy dado al vandalismo y el asalto de bandidos. Los más peligrosos eran los medianitas (beduinos ismaelitas). Beduino hace referencia a los moradores del desierto, aquellos que no tienen una población fija.

El centro de peregrinación en La Meca era la Kaaba (el cubo), llamada así por la forma cúbica del templo.

Dentro del templo, había muchas imágenes que representaban a las divinidades locales de las tribus que allí se reunían. El centro angular lo conforma la sagrada Piedra Negra. Mientras los adoradores giran alrededor, la tocaban y besaban para infundirse su poder mágico. Entre las deidades con que se asociaba a la Kaaba, estaba Alá (Allah), una contracción de “al” e “ilah”, que significa “el dios”. En la Biblia hebrea, Elohím es el nombre que aparece más veces (2.500 aprox.), para designar a la divinidad. Se usaba para expresar la suprema unidad, que incluía a los dioses individuales para así unificar en un solo concepto a todo el panteón. Alá llegó a convertirse en un término que unificaba igualmente a todos los dioses. El padre de Mahoma, se llamaba Abdullah, que significa “siervo de Alá“.

La Kaaba contenía cientos de rocas sagradas y estatuas de muchas tribus árabes, pero ninguna imagen de Alá. En aquella época, Alá era reconocido como el creador del mundo, pero se le consideraba distante. Si Allah era el dios en su forma masculina, Allat lo era para su forma femenina (la diosa), y era representada por una piedra blanca.

Mahoma nunca quiso introducir o crear una nueva deidad, sino que instó a su pueblo a adorar únicamente a Alá, lo mismo que Jesús, que predicaba al dios de Abraham. Una de las grandes diferencias entre ambos, fue qué armas utilizaron para persuadir a las gentes, convencerles e instaurar y expandir la nueva fe en los pueblos y las regiones. Las tribus árabes, veían la guerra como una característica natural de la vida humana, muy difícil de erradicar. No tenían un concepto de la paz duradera, porque la consideraban inviable. Veían en la guerra un medio para ganar honor y riquezas, más que en destruir a sus enemigos.

Abraham fue el primer hombre en ser llamado hebreo, que significaba “caravanero”, haciendo referencia a las caravanas que transitaban aquellas rutas comerciales. El nombre de Abraham, le hace con el título que dios le otorgó, como el antepasado de muchas naciones. La esposa de Abraham, Sara, era estéril, así que le ofreció a su marido para que tuviera descendencia a su esclava, llamada Agar. De esta unión nació Ismael. Más tarde, nacería un segundo hijo, llamado Isaac.

En la poesía preislámica, se consideraba el destino (dahr), como una fuerza arrolladora que priva a la vida de significado. Era una visión pesimista, y había que darse prisa en vivir los placeres que ofrecía la vida. No creían en la resurrección, y decían: “El que baja al sheol (es la sepultura común de la humanidad, una tierra de sombras habitada por aquellos que han muerto. No se refiere a una sepultura individual, sino a una sepultura conjunta), no sube más, no se levantará jamás, no surgirá de su sueño”.

Jesús también estaba muy influenciado por la poesía de su cultura, apropiándose en muchas ocasiones de expresiones de profetas hebreos. La más significativa, son los salmos. Por ejemplo, cuando Jesús estaba siendo crucificado, recitó oraciones de los salmos, una oración llamada “Dios mío por qué me has abandonado“. En él, Jesús no grita revancha, a pesar de su intenso dolor. Es más, al pronunciar la última parte del salmo, Jesús se da cuenta del triunfo final del Reino de Dios.

Otra de las grandes diferencias entre ambos profetas y religiones, es el trato que uno y otro dieron a las mujeres. Unas generaciones antes de Jesús, se proclamaba que la mujer era el origen del pecado, y por culpa de ellas morimos. Se decía que de la ropa viene la polilla, y de la mujer proviene la maldad, que la maldad de un hombre es mejor que la bondad de una mujer, etc… Flavio Josefo, constataba que la mujer, era en todo, inferior al hombre. Un padre podía vender a una hija no deseada como esclava. Las mujeres, al igual que los esclavos y los niños, estaban eximidas de recitar el credo (shema). Tal era el pensamiento negativo hacia la mujer, que incluso un varón no judío, en el templo de Jerusalén, era superior a una mujer judía en días de menstruación.

La Mishna dice que enseñar la Torá a una hija era como enseñar la promiscuidad. Según la Ley Mosaica (de Moisés), una menstruante era impura durante su período y la semana posterior. Así que necesitaban once días para “curarse” de las impurezas. Las esposas acusadas de infidelidad, eran sometidas (y aún hoy en muchos pueblos perdura) a terribles castigos, mientras que sus parejas sexuales no recibían el mismo castigo. A la muerte del marido, una mujer podía ser transferida como propiedad al pariente varón más cercano.

El Corán se refiere a esta época anterior como jahiliyya, que significa “ignorancia”, pero también se interpreta como oscuridad, y expresa prejuicios contra todo lo anterior a la revelación de Mahoma. Con la llegada del profeta, las mujeres recibieron un mejor posicionamiento social, aunque muy lejano de lo que debería ser realmente. Aún así, hay que verlo desde la perspectiva de aquella época, en aquella región y en aquellas costumbres. Se podría afirmar sin ninguna discusión, que la mujer no era nada, y su valía era prácticamente nula. Mahoma mejoró esta situación, pero visto desde la actualidad, del presente, esas mejoras nos parecen escasas, pero fue un gran paso en ese momento.

A diferencia de la Biblia, donde existen algunas contradicciones, o donde no se cuenta nada sobre la infancia de Jesús, o la visión sobre algunos hechos difieren en algunos aspectos, el Corán sí suele presentar una unanimidad de dónde tuvieron lugar las primeras revelaciones coránicas, y a través de los datos que aparecen, poder reconstruir la vida de su profeta. El primer texto bíblico, lo escribió el apóstol Pablo veinte años después de la muerte de Jesús, y en esa narración, no dice nada sobre que el cuerpo hubiera resucitado. Décadas después, sí han ido apareciendo textos que afirman que la tumba estaba vacía, siendo su resurrección uno de los pilares esenciales de los evangelios.

Mahoma pasó en La Meca 50 años de su vida, los últimos doce años los vivió en Medina. Mahoma pertenecía a la tribu de los Qurays, donde uno de esa tribu llamado Hasim, poseía una alta categoría como guardián del santuario de la Kaaba. Mahoma era por aquel entonces, un aristócrata venido a menos, que tenía a la vez posición social y pobreza. Antes de nacer Mahoma, cuando su madre, llamada Amina,  ya estaba embarazada de él, murió su padre. Así que al nacer, dieron al niño a unos padres adoptivos que eran beduinos (tribus que vivía en el desierto). Cuando su madre murió, pasó a depender de su tío Abu Talib, el jefe del clan. Fue en este instante, y gracias a los constantes viajes a Siria con su tío, donde Mahoma empezó a conocer otras religiones.

Cuando Mahoma tenía 35 años, ayudó a los Qurays a reconstruir la Kaaba. Sus paredes de piedra fueron demolidas. La persona elegida en colocar la Piedra Negra sagrada, fue encomendada a Mahoma (por aquel entonces, le llamaban Al-Amin, que significa “El Leal”). A los 40 años de edad, Mahoma sentía gran rechazo hacia el politeísmo. En esa época, él y su familia pasaban cada año el Ramadán (mes de ayuno sagrado), en una cueva llamada Hira. Una de esas noches, se dice que Mahoma entró en trance mientras dormía, momento donde le fue revelado como siervo de Dios, y que debía proclamar en el nombre de su Señor. Mahoma estaba falto de una verdadera vocación religiosa, así que no se tomó “muy en serio” la llamada.

Esta lucha interna, entre lo que quería hacer, lo que debía hacer, lo que podía hacer, le atormentaba cada noche, tanto que tuvo pensamientos suicidas, cuando dijo: “Ay de mí, poeta o poseído, iré a la cima de la montaña y me arrojaré abajo para poder matarme y lograr el descanso”. Mahoma tenía muchas dudas, no sólo de ser capaz de realizar la tarea encomendada, sino de que esa visión hubiera sido auténtica. Su primera esposa por aquel entonces, Jadiya, pidió consejo a Waraka, un primo suyo cristiano, quien según lo narrado por Jadiya, pensó que fue el arcángel Gabriel quien se le apareció.

Jadiya ayudó en todo momento a su marido, tanto psicológica como materialmente, ya que le convenció que la revelación fue auténtica. Así es como empezó el islam, gracias a Jadiya. Tanto fue la importancia de esta mujer, que Mahoma permanecería monógamo mientras ella vivió. La denominación favorita del Corán para Mahoma, es rasul, que significa “uno que es enviado”. En la Biblia, esta traducción se asemeja más con la palabra “apóstol”, que provenía del verbo “apostelein”, que significa “enviar”. 

En una época de incredulidad, Mahoma enseñó respeto por el orden del mundo, un respeto que haría llegar a los musulmanes, a la ciencia antes que a los cristianos. Mahoma estuvo en el punto de mira de algunas tribus, que deseaban matarlo por divulgar los mensajes que en ese momento lanzaba a las gentes. Quienes más deseaban deshacerse del profeta, eran los mecanos (de La Meca), así que necesitó protección.

Cuando Mahoma tenía 49 años, su esposa Hadiya falleció, y la protección le fue retirada. Fue el momento donde Mahoma comprendió que era necesario una emigración de todos los musulmanes a La Meca. Su primer refugio fue Taif, un oasis 60 millas al sur de La Meca, pero allí nadie le tomó en serio. Tanto Mahoma como Jesús, fueron perseguidos y amenazados en vida, la forma de afrontarlo sí fue muy diferente en cada caso.

La escasa receptividad y las dificultades que se encontraron para difundir su mensaje, fue una constante en ambas religiones, donde muchos les ignoraban, otros no les creían, otros los veían como personas peligrosas, y unos pocos les siguieron y apoyaron. Pero la historia, ha confirmado que tuvieron éxito en su misión.

Anuncios

10 Respuestas a “Jesús vs Mahoma – Islam vs Cristianismo (Episodio I)

  1. Excelente articulo veras, conciso e imparcial.

    • Hola Juan Carlos.

      Gracias por tu comentario, y no dudes que e todos los post, la veracidad,la objetividad y la imparcialidad son tres ingredientes esenciales que conforman este blog.

      Gracias por leer el blog.

      Un saludo.

  2. Tu artículo no me parece tan imparcial como algunos describen. Solo explicas una parte de los hechos, concretamente los que dejan mejor a Mahoma. Tú explicas que Mahoma mejoró la situación de la mujer….¿Por qué no explicas también lo que hizo con algunas mujeres adúlteras? Las mató a pedradas. En cambio, ¿no conoces lo que hizo Jesús con la mujer adúltera? No la condenó, sino que la perdonó y la dejó irse sin carga de pecado. Eso no es ser imparcial. No explicas como Mahoma manda a matar a todos los no-musulmanes. Jesús nos dijo que debíamos amar a todos los seres humanos. Así no lo explica Mahoma.
    Presentas a Mahoma como un gran siervo de Allah. Puedes consultar el Qur’an pero yo te digo que Allah mandó no tener más de 3 o 4 esposas en total. ¿Sabes cuántas tuvo Mahoma? 14, como mínimo. ¿A esto tú le llamas ser un buen siervo? Tuvo relaciones sexuales con un niña de 9 años (Aisha). ¿Encuentras esto normal? Hoy en día, a esto se le llama pederastía. Esto está escrito en el Qur’an, lo puedes consultar en las Suras.
    Mahoma asaltaba caravanas, robaba y violaba las mujeres de los lugares conqueridos o asaltados. ¿Eso es respetar a la mujer? ¿Eso es luchar por sus derechos?
    ¿Tienes notícia que Jesús hiciera algo similar?
    Los musulmanes dicen que su libro sagrado no ha sufrido cambios pero que la Biblia está alterada. ¿Es que acaso no saben que muchos escritos se perdieron? Había un texto que se lo comió una cabra (no me acuerdo de qué trataba). Esto fue relatado por Aisha, la esposa de Mahoma de 9 años.
    Los khalifas de aquella época intentaron volver a reunir el Qur’an pero muchos documentos habían desaparecido. El Qur’an estaba totalmente incompleto y encima, los khalifas añadieron cosas al “libro sagrado” por su propio interés, cosas como leyes, normas de sociedad…
    Ellos dicen que el Qur’an es el original porque Allah lo dice en el Qur’an. Eso no es argumento, yo puedo decir que soy Dios y no por eso se postrarán ante mí!!!
    Y por último, aunque habrían muchas más cosas….¿Conoces a algún otro personaje histórico que lo enterrasen y luego miraran su tumba y se la encontraran sin el muerto? No, nadie, solo JESÚS. El que hizo grandes milagros: curó gente, resucitó muertos (Lázaro…), multiplicó panes…..Y el que nos enseñó grandes cosas, el que vino a perfeccionar la Torah. No como Mahoma, con milagros absurdos, supuestos milagros que solo algunos musulmanes cuentan. Por ejemplo, mover árboles y que hablen, ¿para qué sirve esto? Con el poder de Satán está hecho esto
    Otra cosa sobre su “acción liberadora de la mujer”….¿Sabes cuando se impuso el velo de la mujer? Cuando Mahoma se hizo viejo, para que los otros hombres no miraran a sus esposas, les hizo poner burka. Para que ellos no se fueran con hombres jóvenes. Mientras Mahoma era joven, las mujeres bien destapaditas iban. Eso no son mandatos del supuesto “Allah”, eso es interés y saqueo de Mahoma. Un gran mujeriego violento violador asesino.
    Siempre el Qur’an anda diciendo de bajar las miradas, taparse, fuera lujuria y luego les prometen a los hombres tener 80 vírgenes en el Paraíso. ¿Qué lujuria hay más grande que esta? Y las mujeres…¿qué harán el Paraíso? Pues NADA, compartir marido con las 80 vírgenes y no ser nada. Un cero a la izquierda, como cuando estaban en vida. ¿Hay algo más lujurioso y carnal que eso? ¡Qué asco! lee qué dice la Biblia sobre el Cielo, ya verás….¡Qué diferencia! El cristianismo dice NO a la lujuria pero tanto en la Tierra como en el Cielo.

    Ya dijo Dios que habrían muchos falsos mesías y profetas y que harían prodigios delante nuestro (como los supuestos milagros que algunos, solo algunos, musulmanes cuentan) pero que luego estos pedirían que nos postrásemos ante otros dioses. Estos falsos profetas y mesías actúan con el poder de Satán. Muchos son los llamados pero pocos los escogidos.
    Interesante tu artículo, pero te dejaste de comentar la parte más desagradable de Mahoma (que es casi toda su vida, por no decir toda) y la perfección de Jesús…¡Qué curioso¿no?!

    • Hola Isabel.

      Agradecerte el tiempo que has empleado para escribir comentario. Lo primero que expresas, es tu malestar porque crees que no soy imparcial, y me dejo cosas importantes en el tintero. Este tema que dediqué al islam y cristianismo, se compone de cuatro episodios o capítulos, y creo realmente que una vez leído completamente los cuatro, se puede valorar si soy o no imparcial.

      No creo que Mahoma salga muy bien parado, pero mi objetivo no es atacar una religión y defender otra, ante todo, porque soy una persona que respeta la opinión de los demás, y segunda, porque soy una persona agnóstica. Mi pensamiento, es que todas las religiones tienen muchos defectos, que todas nacieron de formas muy parecidas y que el dios de uno no es mejor ni superior que el dios de otro.

      Si el ser humano no existiera, no existirían las religiones, así que parece evidente, que las religiones y sus imágenes y símbolos, son invenciones del ser humano. Pero es mi forma de pensar.

      En los tiempos de Mahoma, la mujer no poseía ningún privilegio ni derecho, y con Mahoma, empezaron a cambiar determinadas cosas, que visto en perspectiva hoy en día, nos parece absurdo. Pero si repasas la historia, la “igualdad” de la mujer aún se está peleando en muchos países, incluso el derecho a voto, aún stá prohibiod en muchos países, y es algo absurdo, y estamos en el siglo XXI.

      Todo lleva un proceso, incluso la fe.

      También expresas que no doy la importancia a Jesús que se merece. Creo que leyendo los dos episodios que dediqué a su muerte, y las palabras que es ellas digo, mi admiración por él queda incuestionable.

      Mi único objetivo al hacer este post, es conocer las dos religiones más profesadas del mundo (sin contar la mía, el agnosticismo, que ya sería la tercera con más de 1.000 millones de “fieles”).

      Respecto a la Biblia y al Corán, me parecen dos libros muy agresivos, donde ambos presentan unos dioses bastante beligerantes. Dios ruge de ira y destruye pueblos, hace ejecutar hijos, manda un diluvio para exterminar al hombre, etc etc.. y Alá y mahoma, son bastante agresivos, incitan a la revolución, al derramamiento de sangre, etc… En ambos libros, se pueden extraer pasajes hermosos, unificadores y universales, pero a su vez, pasajes llenos de odio y mal.

      Creo sinceramente que las religiones separan más que unen, cuando debería ser todo lo contrario, incluso en tus palabras, se denota beligerancia hacia la otra religión, y eso es recíproco. Sólo debéis preguntaros por qué.

      Gracias por leer el blog.

      Un saludo

    • De acuerdo contigo, esto no es para nada imparcial.

  3. Esplendida tu respuesta… Muy mal Isabel, en tus palabras solo se denota antisemitismo, prejuicio, rabia, …

  4. solo una cosa es un hecho que mahoma era solo un pedófilo loco , asesino y violador pero eso no lo hace menos influyente en la istoria por muy miserable que este fuera pero esto no significa en absoluto que jesús aya hecho todas esas cosas que dicen porque hasta donde se sus ´´milagros´´no son más que historias escritas por gente que nunca lo bio y sus segidores . así que sabemos quien era jesús? muchas fuentes que la biblia a eliminado sujiren que fue tan depravado como mahoma , en lo que ami respecta basándome en la evidencia más contundente ambos fueron influyentes en su época y no me sorprendería saber que sus causas en conjunto provocaron tanta muerte como hitler en su momento

    • Hola.

      Lo que dices tiene mucho de verdad. La diferencia estriba que, toda muerte que se ha cometido en la historia en nombre de Dios, son muertes aceptadas por un bien universal que es la religión y la fe. En cambio, Hitler, las muertes que provocó fueron por causas políticas y por una ideología alejada del nombre de Dios.

      Es algo que no comprendo, pero se ha demostrado que una persona acusada de homicidio, cuando su defensa se ha basado en que un ángel, un dios, una divinidad se le ha aparecido y lo ha cometido por orden divina, parece ser una causa más excusable que cuando se comete por iniciativa propia.

      un saludo

  5. Pingback: Jesús vs Mahoma – Islam vs Cristianismo (Episodio I al IV) | Verdades que ofenden..

  6. Hola, quería solo mostrar mi admiración y respeto tanto por el artículo como por la forma de contestar algunos comentarios. Son temas sobre los que toda mi vida he reflexionado mucho. Yo sí creo en Dios, uno solo y el mismo para judíos, cristianos, y musulmanes, e incluso Uno más allá de la aparente polifonía de otras religiones. Creo que las religiones son el intento histórico de los hombres por conocer la Verdad, y su amplia variedad -dentro de la que se incluye el agnosticismo que profesas, e incluso el ateísmo- no son sino el reflejo de nuestra incapacidad para llegar hasta ella de forma completa. Lo cual no quiere decir que no haya una verdadera, pero sí que todas pretenden serlo y dan luz en consecuencia. Pero meditando sobre estos asuntos, y sobre todo participando de ellos, puede uno comprender nuestro mundo donde la religión sigue teniendo, contra las apariencias, un papel predominante. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s