Archivo de la categoría: Uncategorized

La Verdad sobre el Arca de Noé

Se estrena a nivel mundial la película “Noah” (Noé), donde en un mundo asolado por los pecados humanos, Noé, un hombre pacífico que sólo desea vivir tranquilo con su familia, recibe una misión divina, construir un Arca para salvar a la creación del inminente diluvio. Todo comienza cuando, cada noche, Noé tiene el mismo sueño, las visiones de muerte provocada por el agua, seguidas de nueva vida en la Tierra. Para poder salvar a su familia, Noé empezará a construir una sólida embarcación dirigida por Dios.

Esto es lo que la mayoría conoce de Noé, y que en su Arca, entraron todo tipo de especies de animales, poniéndose a salvo de la destrucción y del fin del mundo. Pocos conocen que Noé era viticultor, y una noche, se excedió bebiendo su propio vino, cayendo inconsciente. Sus hijos Cam y Set lo encuentran desnudo y se lo llevan. esa noche, Noé tuvo su primera visión del diluvio.

Y Dios dijo a Noé: “Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera. Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura. Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero “. (Genesis  6:14-16)

Ernest Mayr, uno de los taxonomistas  más importantes del mundo, afirma que existen más de 30.000.000 de especies de animales en el mundo, y que en aquella época, se conocían más de un millón, donde la inmensa mayoría son capaces de sobrevivir en el agua, por lo que no necesitarían ser salvados ni ser custodiados en el Arca. La mayoría de las especies que existen son marinas, no terrestres. Noé consiguió meter en el Arca a millones de especies en tan sólo siete días, cuando hubiera necesitado más de treinta años.

Si nos regimos por lo que dice el Levítico y el Deuteronomio, y sumamos, ganado, aves, etc… que especifican debe llevar consigo Noé al Arca, el número de animales baja considerablemente a unos cientos. Entonces, ¿para qué le hizo Dios levantar una nave tan grande como el Titanic?

El Dr. Morris y el Dr. Whitcomb en su libro “El Diluvio del Génesis“, afirman que no más de  35.000  animales necesitaron refugiarse en  el Arca. Una vez dentro del Arca, había sólo ocho personas (Noé y su esposa, sus tres hijos Sem, Cam y Jafet, y las respectivas parejas de éstos), para alimentar y para mantener las condiciones salubres a todos los animales. Sin embargo, varios científicos han sugerido que los animales puedan haber entrado en un tipo de inactividad. Se ha dicho que en casi todos los grupos de animales hay una indicación de una habilidad latente de hibernar o por lo menos de entrar en un estado de letargo. Quizás estas habilidades se intensificaron de forma sobrenatural durante este período. Con sus funciones corporales reducidas a un mínimo, la responsabilidad de su cuidado se habría reducido grandemente.

Existen en las antiguas civilizaciones historias sobre un diluvio universal.

Mito Griego: cuenta cómo Zeus, decidió destruir a los humanos con un diluvio, y prometió al resto de dioses  que crearía una nueva raza de seres perfectos. Prometeo, avisó a Deucalion de los planes de Zeus, y éste escapó con su mujer, Pyrrha, en un arca, que al décimo día encalló en una montaña.

Mito Chino: El hombre que se salvó del diluvio, se llamaba Un-Wah.

Mito Hawaiano: Quien se salvó de la inundación se llamaba Nu-U, nombre muy parecido al de Noé.

Mito Escandinavo: El héroes, en esta ocasión, escapa del diluvio con su esposa en un gran velero llamado Bergalmer.

Mito Mexicano: El héroe se llamaba Coxcox, quien junto a su esposa Xochiquetzal, escapó del cataclismo e un enorme barco, después de haber sido avisado por un ser divino, quien le dio instrucciones para construir un barco.

Mito Tolteca: Cuentas como en tiempos ancestrales, la Tierra experimentó fuertes lluvias, donde el agua cubrió toda la tierra y las montañas más altas. Sólo consiguieron salvarse unos pocos humanos. Los supervivientes, tenían miedo de que ocurriera otro diluvio, así que decidieron protegerse, refugiarse, construyendo una torre enorme para salvarse de las futuras inundaciones.

El problema que tenían, es que esos humanos hablaban lenguas diferentes y no conseguían entenderse unos de otros, por lo que se separaron y fueron a varias partes del mundo. esta historia es muy parecida a la Torre de Babel.

La ciencia, sabe exactamente cuánta agua hay en los océanos y mares, cuánta hay en los casquetes polares, en las rocas y en la atmósfera. La Biblia dice que diluvió durante 40 días y 40 noches, aún así, si esto fuera cierto, es imposible que se hubieran cubierto los continentes. También apunta la Biblia, que mucha de ese agua provino de aguas subterráneas, manantiales y géiseres. Aún tomando todo esto como cierto, sería siendo imposible. Es más, si toda esa agua existiera realmente, el suelo que pisamos, serían arenas movedizas, lodo, barro… y no podríamos caminar. Habría tanto vapor de agua en la atmósfera, que no podríamos respirar y la presión atmosférica nos aplastaría los pulmones. Los géiseres, liberan grandes cantidades de sulfuro, totalmente nocivos para la vida en nuestro planeta.

Estos son sólo unos pocos datos para comprender y darse cuenta, que aquello que se nos enseñó sobre este acontecimiento, es imposible. Ahora bien, ¿existió realmente el Arca? Y si fuera así, ¿qué llevaba en su interior? ¿existió Noé? ¿Es posible que viviera 950 años?

En 1.947, dos pastores beduinos encontraron unos rollos de pergaminos en una gruta de la cueva de Qumrán, a orillas del Mar Muerto (Cisjordania). Estos pergaminos son más conocidos como los Manuscritos del Mar Muerto. Datan del 250 a.C., y en ellos se encuentran los textos más antiguos en lengua hebrea del Tanaj o Antiguo Testamento.

En uno de esos manuscritos se narra el extraño nacimiento de Noé. Ese pergamino es conocido como el Manuscrito de Lamec. Lamec era un pastor, que descubre que su mujer está encinta, cuando él llevaba fuera desde hace muchos meses. Su mujer jura que no ha estado con nadie, y no ha sido tocada por ningún otro hombre.

Lamec acude a su padre Matusalén, quien le dice que no puede ayudarle, ya que cree a los dos. Así que Lamec va a ver a su abuelo (el padre de Matusalén), que se llama Enoch, quien le dice que su esposa, ha sido inseminada por los dioses y que debe aceptar al hijo que lleva dentro, porque va a ser la nueva generación de la raza humana. El hijo que nacerá por obra divina se llamará Noé.

Matusalén vivió 969 años, Noé 950 y Lamec 777. ¿Cómo puede ser posible que un ser humano viva esa cantidad de años? Yo creo que la Biblia quiere enfatizar con estas cifras, que la vida del hombre se hará más corta a medida que éste se aleje de Dios. Así que, cuanto más fiel le seas, más tiempo vivirás. Hay que reseñar que en esa época, no existía un concepto de vida tras la muerte, y por tanto, de una recompensa en el más allá. Dios premiaba a los fieles aquí, en la Tierra y en vida.

Los números no explican una cantidad sino una idea, un mensaje.  Adán murió a los 930 años, es decir, 1.000 (el nº de dios) – 70 (el nº de la perfección). Por su pecado, Adán no pudo alcanzar el número de Dios. Hay unas cifras que hay que tener muy en cuenta para comprender las edades de muchos personajes bíblicos.

Enoch vivió 365 años (como el nº de días del año solar), que indican una vida completa. Dios premia su fidelidad de otra forma. De Enoch no se dice que murió, como los otros patriarcas, sino que anduvo con Dios, y que desapareció porque Dios se lo llevó.

Abraham vivió 175 años, es decir, 7 x 5 x 5; Isaac 180 años. es decir, 5 x 6 x 6 y Jacob vivió 147 años, es decir, 3 x 7 x 7. Como interpreta la Cábala, se empieza por el nº 7 (nº de la plenitud) con Abraham, y escalando de dos en dos se llega al nº5 de Isaac y al nº3 de Jacob. Mientras estos primeros nº disminuyen, aumentan progresivamente los nº multiplicados: 5, 6, 7.

Por ejemplo, los 153 peces de la pesca milagrosa de la que habla el evangelio, es el resultado de (10 + 7) x 3 x 3, es decir, la perfección de la Ley de Dios (Mandamientos) + la plenitud de la gracia (nº 7), multiplicados por la máxima perfección de Dios (nº 3). Así que los números que aparecen en la Biblia, no son otra cosa que mensajes, cifras para nada aleatorias.

El Diluvio no duró 40 días y 40 noches como dice el Génesis. Noé construye su Arca en pleno desierto, siguiendo las instrucciones de Dios, quien le dio las medidas exactas de tan colosal construcción. La longitud del Arca era de trescientos codos; anchura cincuenta codos; altura treinta codos. Es decir, 150 metros de largo, 25 metros de ancho y 15 metros de altura. Un codo correspondía a 45 centímetros (la longitud desde el codo hasta la punta del dedo corazón). Así que el Arca tenía las medidas de un trasatlántico. ¿Cómo pudo Noé, sus tres hijos y sus mujeres, construir semejante embarcación en pleno desierto y sin los conocimientos de ingeniería necesarios?. Por lo visto, tardaron cien años en construir el Arca.

El Arca se llama “Teba“, que en hebreo significa “caja o compartimento”. Los hebreos poseían una palabra específica para barco, pero no la utilizan para describir el Arca. Es decir, el Arca realmente no era una construcción navegable, sino que era una caja rectangular sin quilla, arcos o apoyos en la popa y otros elementos esenciales para la mar.

Esta caja rectangular sería totalmente incontrolable en los mares tempestuosos, y seguramente se habría dado la vuelta repetidamente. Parece evidente, que la leyenda de la gran inundación, fue manipulada y modificada por los primeros sacerdotes hebreos para satisfacer sus propósitos.

Hay cientos de leyendas e historias, de diferentes culturas y religiones que hablan también de un Diluvio, donde el Diluvio es el medio para detener el crecimiento geográfico y para empezar de nuevo. Como ya comenté en un capítulo anterior, existe el famoso poema épico de la Epopeya de Gilgamesh, cuyas tablillas se descubrieron donde estaba asentada la antigua Biblioteca de Babilonia, en Nínive.

El nombre sumerio del héroe de esta epopeya es Ziusdra, como el utilizado en el Poema de Atrahasis, el acontecimiento original del diluvio. Utnapishtim es el nombre acadio o semita para el héroe y como tal, es el héroe del Poema Gilgamesh, la versión semita mejor conocida de la historia del diluvio.

En los textos sumerios, la palabra usada para el Arca es “Magurgur” (nave muy grande), y en los textos acadios y semitas, a ese Arca se le llama “rabitu elippu”. Las traducciones tradicionales describen a la nave como un cubo exacto, con una altura, longitud y ancho de 120 codos. Puesto que el codo acadio era de 20 pulgadas (46 centímetros), la nave sería un cubo perfecto de 200 pies (72 metros) en cada lado. Este diseño es totalmente no práctico para una embarcación.

El año 601 de la vida de Noé, el 1er día del 1er mes, las aguas se secaron y el Arca se detuvo sobre el Monte Ararat (Armenia).

El Diluvio es el inicio de un mundo nuevo, una nueva creación, donde se salva el justo. 40 días y 40 noches, como los 40 años de los judíos en el desierto (como analicé en el capítulo del Maná), como las 40 noches de Moisés en el Monte Sinaí, como los 40 días que el profeta Elías peregrina, como el profeta Jonás que anuncia la destrucción de Nínive 40 días antes, como los 40 días de permanencia de Jesús en el desierto para luchar contra las tres tentaciones, etc. Las interpretaciones numéricas son abundantes.

Noé distingue entre animales puros e impuros, determinado por su mayor o menor utilidad para el hombre, desde el punto de vista alimentario y para el sacrificio. ¿De cuánto espacio disponía Noé para albergar animales? Hay diferentes versiones del nº de celdas, que van desde 360 hasta 900. Según el Talmud, Noé vivía en las cubiertas superiores, más anchas y cómodas; los animales en las inferiores, pero el segundo puente se reservó para almacenar heno para los rumiantes. La cantidad necesaria para todo el año del Diluvio llegó a ocupar 146.000 codos cúbicos.

Cuando el Diluvio se desata, las aguas suben 15 codos (8 metros). Esto indica que es imposible que el Arca fuera un barco, porque no hubiera resistido esa fuerza. El Arca (en hebreo tdbah, el mismo término usado más tarde para la cesta en la que Moisés fue depositado sobre las aguas del Nilo), se habría hundido. Realmente, el Antiguo Testamento utiliza para el Diluvio la palabra “mabbul“, que es un término técnico que indica una parte del mundo, el océano celeste. Con el Diluvio vuelven a unirse las dos partes del mar y la Cábala, precisa que eran siete (nº de la plenitud) las puertas de las que surgía el agua.

Esta es la historia que nos han contado, y realmente yo me pregunto. ¿Cómo puede ser que hoy en día, todavía se crea y no se cuestionen estos hechos?. Personas que mueren al cumplir casi un milenio, un Arca como refugio de la raza humana y de los animales. ¿Cómo va a ser posible que unas pocas personas reúnan todas las especies sobre la faz de la Tierra?. Hay que empezar a interpretarlo todo, buscar un significado y un sentido a todo. No siempre lo verdadero es lo más verosímil, pero tampoco puede ser lo más incoherente.

Noé es un nuevo linaje puro en todas sus generaciones. Dios envió el diluvio por la maldad y corrupción del hombre. Dios no está contento con las imperfecciones constantes del ser humano. Por ejemplo, Dios destruye Sodoma y Gomorra por este motivo. En aquella ocasión, sólo salva a Lot y su familia. Dios envía a dos mensajeros divinos para salvarlos de la destrucción total por el pecado de los sodomitas. Y cuando toda la familia huye rumbo a Soar, la mujer de Lot mira hacia atrás y es convertida en una estatua de sal. ¿Por qué Dios salva a Lot y su esposa, y después hace esto?. Frente al castigo de Dios, no hay otra posibilidad que ser alcanzado o huir, no existe la alternativa de contemplar su destrucción. Lot y su familia no son dignos de mirar atrás.

He comentado varias veces, que existen muchas pruebas que evidencian que ha habido vida demasiado avanzada e inteligente en nuestro planeta hace miles de años. Tecnología u objetos que se denominan oopart (out of place artifact), literalmente “artefacto fuera de lugar”. Algunos son las piedras de Ica, el planeador de Saqqara, las lámparas de Dendera, mapa de Piri Reis, etc…  que ya analizaré en futuros capítulos. Son esculturas, inventos, herramientas, tecnología que se utilizó por una determinada civilización, pero que por la época de esa civilización y sus posibilidades, era imposible que pudieran inventar determinados artilugios o que conocieran algunas ciencias (astronomía, matemáticas…), fuera de su alcance y conocimiento.

Ahora bien, si realmente hemos sido ya visitados por esos seres superiores, que nos ayudaron a avanzar tecnológicamente, a enseñarnos a edificar, a leer los cielos, comprender los ciclos, etc… y lo hicieron en todo el planeta, es muy razonable que diferentes civilizaciones antiguas, separadas por miles de km y sin ninguna posibilidad de haberse conocido, hayan construido las mismas edificaciones, tengan relatos parecidos sobre dioses que bajan de los cielos, hayan conseguido transportar bloques de piedra que pesaban toneladas, crearan calendarios exactos o conocieran estrellas o galaxias fuera del alcance del ojo humano, solo visible con un potente telescopio, herramienta que no poseían.

Si todas las culturas narran un diluvio, pudo ser que ese Diluvio existiera, pero no aconteció como cuentan. ¿Pudo ser el Diluvio una forma de erradicar imperfecciones biológicas de la Tierra, y así volver a empezar en un punto con una raza más avanzada y perfeccionada? Muchos escritos hablan que la raza humana estaba en constante involución. Imaginemos que nosotros, tenemos el potencial de viajar a otros lugares lejanos y descubrimos un planeta habitado, pero aún muy lejos de nosotros en cuanto a inteligencia. ¿No intentaríamos acelerar el proceso evolutivo para acondicionar ese planeta y crear nueva vida inteligente? Me gustaría que se reflexionara sobre esta pregunta.

Imaginemos que al observar la vida en ese planeta, nos vieran bajar de los cielos, y les enseñáramos nociones básicas de diferentes conocimientos, por muy básicos que fueran para nosotros, para ellos sería un adelanto evolutivo abismal. Si viéramos que están estancados y hubiera que eliminar aquellos seres involucionados, ¿cómo haríamos para quedarnos con los más avanzados e inteligentes y deshacernos del resto?. La respuesta es, con armas de gran poder destructivo o con catástrofes naturales. Y nosotros, ahora mismo, poseemos la capacidad de utilizar ambas opciones.

Ahora bien, hay que construir una nave para que la información genética que queremos que sobreviva, no desaparezca, tanto de animales como de seres humanos. ¿Qué es más fácil, meter en un “Arca” dos ejemplares de todas las especies sobre ese planeta, o tener la información genética de ese ejemplar? La información genética (que hoy día podemos manipular, controlar y crear), se almacenaría en pequeños tubos de ensayo, y lógicamente, entrarían todas las especies del planeta en un Arca. Y este Arca, no tendría que ser como un trasatlántico. Así que el Arca realmente sería un Banco de ADN, un Banco de Datos.

No hay que olvidar, que las tablillas de la Epopeya de Gilgamesh, dice claramente: “Debes custodiar la semilla de toda cosa viviente”. Especifica que debe ser la semilla, ¿su ADN?

¿Cómo es posible que diferentes civilizaciones crearan pirámides señalando la misma constelación (Orión)? ¿Cómo es posible que estén situadas en sitios estratégicos del planeta? ¿Cómo es posible que tribus indígenas de África, Asia y América tengan rituales adorando a seres que bajan de los cielos con escafandras, y que han pasado de generación en generación? ¿Cómo es posible que hoy día no consigamos saber con exactitud cómo han conseguido edificar ciertos monumentos? ¿Cómo es posible que el interior de las pirámides se iluminara con luz eléctrica? ¿Cómo es posible que conocieran estrellas que no son visibles a simple vista de forma tan exacta? ¿Cómo es posible que el ser humano haya dado saltos evolutivos tan extremos?. Hay demasiados interrogantes para no tomárselo a broma.

La Biblia dice: Entonces Dios dijo, “hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. Analicemos la frase detenidamente. Aparece la palabra “Dios” en singular, para después decir “Nuestra imagen” en plural. Es decir, existen varios “dioses” conversando (también en el Corán aparece así especificado). ¿No puede ser posible que esos supuestos dioses que bajan de los cielos sean seres humanos? ¿No puede ser posible que al ver la involución aún de la especie, decidieran acelerar el proceso evolutivo y hacerlos a su imagen y semejanza? No es ninguna locura, es más, esta teoría entra dentro de una lógica más apabullante que todo lo que nos cuentan las escrituras.

Hay que intentar reflexionar, darle un significado más amplio a nuestro mundo, a aquello que nos quieren decir nuestros antepasados, a remitirnos a la pruebas, a lo tangible, pensar que no estamos solos en un Universo tan extenso, que la vida es el fin del cosmos, en cualquier rincón donde se den las condiciones idóneas para la vida. ¿No es más lógico pensar que hay más vida ahí fuera a pensar como ley divina unos escritos que no tienen sentido alguno?

Para clonar a una persona, solo necesitamos el 5% de su información genética. ¿Cómo es posible que la raza humana, la más avanzada que existe, contenga toda la información primordial y básica en un 5% del total? ¿Y el 95% restante? Pues es sólo basura genética, que realmente no influye, Y esto es ciencia, no son invenciones.

Y lo más curioso, es que existe un gen llamado HAR1, que nos distingue y diferencia realmente de todos los animales. Muchas veces hemos oído aquello de, el ser humano comparte con el delfín, el chimpancé, más del 90% de su información genética. Pero el gen HAR1 sólo lo posee el ser humano, y nadie sabe cómo ha llegado ahí. Los genes evolucionan, mutan, menos el HAR1, que permanece inalterable. ¿Cómo ha llegado hasta ahí?

HAR1 significa “Región Humana Acelerada 1“, y esto es porque se trata de un gen que afecta de forma directa en la evolución de nuestro cerebro, y lo hace de una forma muy rápida, demasiado rápida para la evolución.

El chimpancé, cuyo genoma se secuenció completamente en 2.005, puede compararse con el nuestro de forma literal en un 96% de su extensión, y de ella, el 99% de sus genes son idénticos a los nuestros. Es decir, de los 3.000 millones de pares de bases que forman nuestros genes, 2.970 millones son idénticas a los del chimpancé, y únicamente 30 millones de pares de bases han sufrido cambios desde que nuestros dos linajes se separaron, hace 6 millones de años.

Esto significa  que chimpancés y humanos únicamente se diferencian en unos 200 — 300 genes. La gran diferencia la ha marcado el HAR1.

David Haussler, director del Centro de Ciencia Biomolecular e Ingeniería de la Universidad de California (CBSE), dijo: “aunque todavía no podamos explicar la influencia de este descubrimiento, saber que hay un nuevo gen que influye en el desarrollo del cerebro, nuestro órgano más específico, es apasionante”.

La duda que surge sobre el origen de este gen, es que no sabemos realmente su funcionamiento, su momento de desarrollo, cómo se implantó en nuestro código, pero sí se sabe que desde que está presente, el grosor de la corteza es el triple que en nuestros antecesores. Gracias al HAR1 nuestro cerebro está más desarrollado y tiene más funciones que en cualquier otro animal.

Si una raza superior quisiera dejar un mensaje que jamás desaparezca a una civilización, podría elegir edificaciones, escritos, conocimientos, etc.. pero el mejor sitio es el ADN, la información genética. Siempre va con nosotros, tiene cabida miles de millones de bytes de datos, se puede comprimir la información en modo de mensajes cifrados, pasa de generación en generación. ¿Es este el motivo por el que el 95% restante pensemos que es basura genética? Si un día llegáramos a descifrar todo el genoma humano, ¿podríamos encontrar mensajes ocultos?

¿Es el HAR1, la modificación que se consiguió implementar en los antiguos homínidos como los Neandertal y Cromañón, dando  lugar al Homo Sapiens, y dando lugar a ese tan buscado eslabón  perdido? Todas las pruebas científicas, apoyadas por la lógica y la razón, apoyan que la evolución como tal, no es una explicación plausible, ya que se hubieran necesitado miles de millones de años más para llegar a este punto de evolución que nos encontramos actualmente, con un cerebro tan desarrollado, y que debió existir un hecho puntual, que acelerada ese proceso.

Pero no solamente es muy probable y todo apunta a ello, que la inteligencia y el ser humano fue creado por modificaciones genéticas, sino que la propia vida en la Tierra fue creada desde el Espacio.

La mayoría de las personas con las que hablo, tienen dos teorías sobre la evolución: 1.- todo está en manos de Dios y 2.- todo encaja en la evolución. Obviamente, la mayoría de las personas dicen lo que saben, pero no saben lo que dicen.

Nos enseñaron que la vida en la Tierra, surgió a partir de materia sin vida, inorgánica, y que en un caldo primitivo, gracias a la electricidad generada por las tormentas, repentinamente, surgieron proteínas complejas.

La forma de vida más pequeña conocida es la célula. Para la formación de células, se requiere de muchas proteínas, y la proteína más simple que puede concebirse, consta de 239 moléculas. Así que una molécula de proteína, constituye un gran número de aminoácidos y enzimas, que deben unirse en un orden establecido, nada de azar.

El profesor James F. Coppedge (director del Centro de Investigación de la Probabilidad Biológica), calculó la probabilidad para que ocurriera dicho suceso. El resultado era 1:10 elevado a 23, es decir, 1 posibilidad contra 10.000.000.000.000.000.000.000. En ese caldo original, se dio exactamente la probabilidad para que la célula naciera.

Y esa célula, en unas condiciones adversas para la vida, con una atmósfera llena de metano y amoníaco, radiación ultravioleta, etc… y donde el oxígeno sería un veneno mortífero, tuvo la capacidad de reproducirse. Y esto sólo se puede conseguir teniendo una cadena de ADN, por muy simple que fuera esa cadena. Lo fue transmitiendo a generaciones de células, hasta que se formó una bacteria. Una bacteria, ya tiene una función, ya posee información de lo que debe hacer. De la “nada”, del azar más increíble de todos los tiempos, se creó una célula, la cual, por causas increíbles, consiguió transmitir ADN para crear vida “inteligente”, con una función esencial y precisa.

En este punto preciso, es donde la mayoría recurre a la mano de Dios para tener una respuesta, pero esta respuesta no existe, es ilusoria. Dejar todo el peso de la duda a la existencia de un Dios, no es una postura evolutiva.

Me parece realmente llamativo, cómo las personas utilizan los datos, las estadísticas y los números para su propio beneficio, de forma absurda, e interpretan los resultados de forma tan aleatoria.

Pongamos un ejemplo: Vd está enfermo, y el doctor le dice que para poder seguir llevando una vida sana y plena, debe pasar por quirófano. Eso sí, es una operación donde las probabilidades de éxito son de un 90% de salir bien, contra un 10% de salir mal. La gran mayoría, sin dudarlo, se someterán a la intervención, porque ven en esos porcentajes grandes posibilidades de que todo salga correctamente. Esos datos, están plasmando que de cada 100 operaciones, 10 no salen como debería, pero 90 personas lo logran.

Ahora bien, llega la ciencia y los mejores profesores del mundo en su campo, como el profesor Harold Morowitz, físico de la Universidad de Yale, quien calculó la probabilidad de que la bacteria más sencilla, fuera producida mediante modificaciones accidentales, donde el resultado era 1:10 elevado a 100.000.000.000, es decir, un número gigantesco para creer en la casualidad. La probabilidad de que haya ocurrido de la forma como nos lo han contado es totalmente improbable e imposible. Pues bien, aquí, muchas personas piensan que ese 0,0000000000000000000000000000000000000000000001% (y así muchos ceros consecutivos) de probabilidad, se dio claramente gracias a Dios o gracias al azar. Creo que muchos deben replantearse seriamente algunas cosas.

Desde hace décadas, ningún científico serio y honesto acepta que la vida se haya originado por casualidad.

El profesor Fred Hoyle (director de Astronomía Teórica de Cambridge), y el profesor Nalin Chandra (director de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Cardiff), llegaron a la conclusión que, concibiendo o aceptando que el caldo primitivo contuviera 20 aminoácidos esenciales, la probabilidad para producir una sola enzima que funcionara, es de 1:10 elevado a 10N. Antes de que “N”, llegue al número 100, la cantidad de ensayos para producir dicha enzima, habría superado el número de átomos de todas las estrellas del Universo.

Todos estos datos, nos llevan a una reflexión, a una conclusión, que nos dice que la creación de la vida, por muy simple que ésta fuera, es un hecho realmente improbable, demasiado imposible de que surgiera, ni siquiera por azar, en un espacio de tiempo tan pequeño, y en unas circunstancias tan adversas.

Pues mucho de esto es lo que sucede con la evolución, que se necesita muchos más miles de millones de años de evolución para tener el tamaño del cerebro y sus características actuales, y es aquí donde el gen HAR1 cobra gran importancia, porque ese gen, no ha surgido por casualidad, así de repente, sino que es muy probable y teóricamente muy plausible, que este gen se haya inoculado en un homínido para crear una especie superior de forma muy rápida.

Contra la condición inconsciente de decir lo que sabes, existe la cognición consciente de saber lo que dices. (Jorge Palazón 23/03/2.014).

Anuncios

OVNIS Nazis y la Base Antártica

Cuando los aliados entraron en Alemania, los responsables del proyecto “Die Glocke” (La Campana Nazi), así como los artefactos, desaparecieron. El General Hans Kammler, el máximo responsable de todos los proyectos secretos desde 1.944, y cabeza visible de “La Campana”, a las órdenes de Martin Bormann y del Führer, desapareció y no se supo nada más de él. El General de la SS Emil Mazuw, era el coordinador y responsable directo del proyecto, desapareció y no se supo nada más de él. El Almirante Rhein, responsable de la Investigación, Desarrollo y Patentes, desapareció y no se supo nada más de él. La Dra. Elisabeth Adler, matemática de la Universidad de Königsberg, participó en el proyecto como experta en matemáticas no convencionales. Desapareció y no se supo nada más de ella. La médium María Orsic también desapareció. ¿Utilizaron “La Campana”, para escapar de las fuerzas aliadas?

El III Reich poseía tecnología muy avanzada, de eso no hay duda. Un país, Alemania, puso en jaque a todo un planeta, con un poder armamentístico muy superior a los aliados. Pero no sólo los nazis poseían armas más destructivas que los demás países, sino que poseían información privilegiada de cómo viajar en el tiempo, de vórtices, agujeros de gusano, vida en otros rincones del Universo… y viajaron hasta la Antártida para crear una base.

Los nazis estaban convencidos de pertenecer a una raza de elegidos, por eso invirtieron tantos recursos y tiempo en buscar esa genealogía que corroborara su teoría. Muchos miembros de alto rango del régimen nazi, incluyendo a Hitler, Heinrich Himmler y Rudolf Hess, mantuvieron creencias ocultistas. El primer elemento de las creencias ocultistas nazis provenía de la tierra mítica de Hiperbórea-Thule. Los mitos de la antigüedad hablan de una antigua tierra mágica que explica el origen de la humanidad y de la antigua civilización de la Hiperbórea, patria original de los arios.

Los arios decían que el continente Ártico, hace milenios, era un lugar cálido y habitable. Esta tierra fue habitada por una raza superior, los hiperbóreos. Esta civilización poseía un conocimiento espiritual avanzado, ya que se trataba de semidioses. Eran conocidos como “ariyas” o “aryas“, de donde proviene la palabra “ario”, que significa “de alto rango” o “iluminado”. De este prefijo provienen palabras como “arte” y “aristocracia”.

Era un continente habitado por gigantes, superhombres, con habitantes de piel clara y cabellos de oro pálido. Las mujeres, de gran belleza, eran sacerdotisas-magas, con la capacidad de comunicarse con otros mundos gracias a la energía Vril (Hvareno, fuerza con la que se levantaron y levitaron los moais de la isla de Pascua).

La civilización hiperbórea debió florecer hace más de 60.000 años, durante el último período interglaciar. Cuando cambió el eje de rotación de la Tierra, los polos se desplazaron de lugar y el clima se tornó hostil. Hiperbórea se hizo inhabitable, quedando completamente cubierta por glaciares. Se dice que sus habitantes emigraron hacia el sur poblando las diversas regiones del planeta. Los hiperbóreos se mezclaron con los humanos comunes dando vástagos de gran belleza y dotados de poderes sobrenaturales, como la precognición o adivinación del futuro y una inteligencia brillante, así como la predicción.

Diodoro de Sicilia decía que Ferécides de Siros, que vivió hacia el 544 a.C., era descendiente de los hiperbóreos, y fue el maestro que inició a Pitágoras en los misterios y en las matemáticas. Algunos de los hiperbóreos que sobrevivieron se establecieron en Islandia (Thule, en aquella época) y en otras islas más pequeñas, y al parecer consiguieron adaptarse a la glaciación del período cuaternario. Estos hiperbóreos mantuvieron relaciones con los pueblos de la antigüedad, ya que Thule, la “isla de Saturno”, era conocida por los fenicios, cartagineses, griegos y romanos.

Ferécides de Siros predijo terremotos, la toma de Mesene, naufragios… No tuvo ningún maestro conocido, fue autodidacta. Se sospechaba que poseía libros secretos que no pertenecían a este mundo. Fue el primero en afirmar que el mundo, el universo, no lo creó ningún hombre ni ningún dios, sino que fue siempre, es y será, lo que se conoce como “creatio ex nihilo“.

El filósofo alemán Friedrich Nietzsche, también enfatizó el concepto del  Übermensch (superhombre) diciendo: “Veámonos como lo que somos. Somos hiperbóreos. Sabemos muy bien cuán aparte vivimos”. Nietzsche recalcó el papel de una fuerza interna para un desarrollo superhumano. Escribió que “la manada”, refiriéndose a las personas comunes, busca seguridad dentro de sí misma creando reglas, moralidad y leyes, mientras que los superhombres cuentan con una fuerza vital interna que les conduce a ir más allá de la manada.

Y los nazis creían ser los descendientes puros de los hiperbóreos, y legítimos herederos de Hiperbórea, y durante su reinado, buscaron pruebas, y encontraron esa tierra aria, en suelo antártico. Allí consiguieron levantar una base, y trasladaron grandes recursos al continente helado. Todo lo que allí se gestó es un gran misterio.

En 1.947, una expedición emprendida por el almirante Richard Byrd (importante explorador y aviador estadounidense, especialmente conocido por sus audaces vuelos sobre la Antártida, que permitieron conocer mejor la configuración geográfica del continente helado), llegó a la Antártida, financiado por la armada de los EE.UU. Era la Operación Highjump. Un portaviones con 12 aviones, 1 submarino, 20 helicópteros y 5.000 personas a bordo, conformaban la lista de pasajeros, una tripulación y un equipamiento algo extraño para una expedición científica.

Operacion HighjumpOficialmente, la Operación Highjump eran simples maniobras que tenían por objeto probar equipos militares y tropa en condiciones antárticas“. Si el propósito declarado de la operación era el del entrenamiento de personal y puesta a prueba de equipos militares en condiciones extremas, ¿por qué era necesario enviar tantos barcos, unidades y soldados y por qué se prohibió la presencia a observadores extranjeros?

Esta expedición era militar como aseguró el Almirante Byrd en diciembre de 1.946. Un mes después, hubo un reconocimiento aéreo completo y se empezó a topografiar la región antártica de Queen Maud Land. Esta expedición era para seis meses y sólo duró dos meses. Fue una huída rápida de la zona. Perdieron un destructor, sus aviones y cientos de tripulantes. Más tarde, ante la Comisión de Investigación, Byrd dijo: “América puede ser atacada por un enemigo que tenga la habilidad de volar de polo a polo a increíble velocidad”.

Sello de la expedición antártica[2]

En 1.945, dos submarinos alemanes llegaron al puerto argentino de Mar de Plata, los “convoy del Führer”, una flota de alto secreto cumpliendo una misión. El almirante del submarino U-530, habló de la “Operación Valkiria II”. La II Guerra Mundial había terminado dos semanas antes y el U-530 dejó el muelle bordeando las costas de la Antártida. Había pasajeros con sus rostros cubiertos con vendas y reliquias del III Reich. El comandante del U-977, Heinz Schoeffer, hizo la misma ruta.

La Antártida fue descubierta en 1.820 por dos exploradores rusos, Gelenkschmerzen y Lazarev. Su clima hacía imposible su exploración hasta que no pasó un siglo. Sólo las líneas de costa se reflejaron en los mapas. A finales de los años 30 se organizaron expediciones de investigación justo antes de que comenzara la II Guerra Mundial. En enero de 1.939, dos aviones, el “Passat” y el “Boreas”, despegaron de la cubierta del “Schwabenland”, recorriendo Queen Maud Land. Tras tres semanas de reconocimiento, llamaron a esa zona “Nueva Suabia”.

Schwabenland1

El capitán Alfred Ritscher, dijo en abril de 1.939: “he cumplido las órdenes del Teniente General Goering, cada 25 km arrojábamos banderines cubriendo un área de 600.000 km2, de los cuales 350.000 km2 fueron fotografiados”. Esta misión pasó después a manos del almirante Karl Dönitz quien dijo: “La flota de submarinos germanos está orgullosamente en el otro extremo del mundo, hemos hecho una inexpugnable ciudadela para nuestro führer”.

Se ha encontrado un enorme lago subterráneo a un km bajo el hielo (lago Vostok). Su temperatura era de 18ºC. Sobre la superficie del agua hay cúpulas abovedadas que contienen aire caliente, donde fluye de forma constante un río de agua caliente hacia el océano. Esta agua caliente ha formado largos túneles subterráneos perfectos para la construcción de bases secretas. Una base sólo accesible en submarino, inmune a tormentas y al frío polar, oculta del exterior y fuera del alcance enemigo.

La Antártida es uno de los continentes más grandes, y más censurados a nivel de estudio. Si cualquiera de vosotros entra en el Google Earth, podrá comprobar que existen bastas zonas de terreno que se han borrado. ¿Por qué motivo se ha hecho esto, en un continente helado? Se han eliminado casi 2.000 km de diámetro. ¿Qué hay allí?

Allí se encuentra la Base Vostok, donde se han registrado las temperaturas más extremas y bajas del planeta (casi -90ºC).

base vostok

Desde esta base, sale una carretera en línea recta, que se prolonga a lo largo de 550 km de longitud, donde se encuentra el lago Vostok. Si el lago Vostok estuviera en la superficie, como los lagos convencionales de los que toma el nombre, sería el séptimo del mundo en volumen de agua, y el cuarto en profundidad.

Fue descubierto en la década de 1.970 tras permanecer 15 millones de años en aislamiento casi total. Desde la superficie hasta el lago, hay 4.000 metros de profundidad. Nada ha entrado y salido de allí desde hace más de 500.000 años. El Vostok tiene unos 250 km de largo  x 50 km de ancho, un área de 15.690 km2 y el volumen estimado es de 5.400 km3 de agua dulce. Según estiman, la temperatura  del agua es de -3ºC.

w-Vostok-g

Uno de los grandes misterios de este lago, es la elevada anomalía magnética registrada en esta zona, y que además alcanza una amplitud de 166 km. Algo hay allí abajo que provoca esta anomalía.

Adolf Hitler, en “Mi Lucha(Mein Kampf), hablaba de la necesidad de crear colonias cuyos habitantes serían los portadores de la sangre más pura, el más preciado tesoro de la nación. Aquí reside el germen de un gran desarrollo nacional y de la propia humanidad. Este proyecto, es la raíz y el fundamento del movimiento nacionalsocialista para la transformación y liberación del mundo, y para la creación del superhombre.

La Antártida era uno de los mejores lugares para poder establecer bases con fines científicos o militares, lejos del alcance enemigo y del cuarto poder. Los nazis se interesaron por esta zona, y Hitler creía firmemente que en ella existía una de las entradas de la Tierra Hueca. Por este motivo, los nazis levantaron allí una base.

El nombre secreto de esta base era “Base 211”. A principios de 1.939, barcos regulares abrían el trayecto entre Alemania y la Antártida, en un buque llamado “Suabia”. A bordo, iba equipamiento de construcción minera, vías de tren, camiones y máquinas para construir y crear túneles. También llegaron científicos, ingenieros y trabajadores cualificados. Se dice que buscaban controlar los mares del sur o que estaban interesados en el uranio, esencial para la creación de armas de poder destructivo.

Los planes del Tercer Reich y las actividades de la Kriegsmarine (Marina de Guerra Alemana), respecto del territorio antártico iban mucho más lejos. Los alemanes reclamaron la soberanía sobre un enorme territorio antártico al que denominaron “Neuschwabenland” (Nueva Suabia). En éste territorio construyeron varias bases permanentes, siendo la principal la denominada como “Neuberlin” (Nuevo Berlín).

El Almirante Dönitz, que estaba al mando de la flota de submarinos del Tercer Reich, había declarado durante la guerra lleno de orgullo: “La flota alemana de submarinos está orgullosa de haber construido para el Führer, en otra parte del mundo, un Shangri-La, una fortaleza inexpugnable”.

La historia de la exploración antártica alemana se remonta al año 1.873, cuando Eduard Dallmann, por encargo de la antes creada Sociedad Alemana de Viajes Navales Polares (Deutsche Polar Schiffahrtsgesellschaft), con su barco “Grönland” (Groenlandia), descubrió nuevas regiones y pasos en las aguas antárticas. Entre otros descubrió Dallmann la isla llamada Kaiser-Wilhelm en la salida oeste de la Bismarkstrasse a lo largo de las Islas Biscoue.

En los siguientes 60 años tuvieron lugar otras ocho expediciones así como dos expediciones fundamentales, en 1.910 bajo el mando de Wilhem Filchner con el barco “Deutschland“, y en 1.925 con el barco polar “Meteor” bajo la dirección del Dr. Albert Merz.

En 1.942 comenzó el traslado de los futuros pobladores de Nueva Suabia. Cuando los EE.UU. reclutaron muchos científicos cualificados alemanes como Von Braunn, muchos habían desaparecido, pero no aparecieron como fallecidos, al igual que 100 submarinos que jamás se encontraron.

Para el Reich, Neuschwabenland, le era de suma importancia, tanto como para destinarle recursos que necesitaba en la guerra que libraba. El número de la revista “The Plain Truth” de junio de 1.952, titulaba «¡Hitler puede estar vivo!». El artículo revelaba que en 1.940, el Reich Alemán comenzó a trasladar un ingente número de maquinaria al Polo Sur con el objetivo de construir en un continente desconocido una estación secreta, un nuevo Berchtesgaden para el Führer.

El informe continuaba explicando cómo los técnicos vaciaban un monte entero en la Antártica para construir un nuevo refugio completamente camuflado, en un continente más grande que Europa, a 9.000 Km. de África, 3.000 Km. de la Tierra de Fuego en Sudamérica y 7.000 Km. de Australia. La revista “Bonjour” y el parisino “Le Monde”, tenían artículos sobre la huida de Hitler al Polo Sur. El almirante Doenitz declaraba en 1.943: “La flota de submarinos habrá amarrado en algún punto del Polo, en algún lugar paradisíaco”.

Esta forma de construcción de vaciar un monte, fue la que se empleó al levantar el Valle de los Caídos, donde está enterrado Francisco Franco.

Aunque no decía dónde, “Bonjour” señalaba que en 1.940, ingenieros nazis habían comenzado la construcción de edificios capaces de soportar temperaturas de -60ºC. Sólo en la gigantesca instalación Jonastal S III, trabajaban y malvivían más de 30.000 obreros en una ciudad subterránea de 25 km de longitud. Más tarde, los rusos ocuparían esas ciudades subterráneas, ubicadas precisamente sobre los ricos yacimientos de uranio del sudeste de Alemania, creando en 1.946 la compañía rusa WISMUT, que durante los 40 años siguientes legaría a fabricar más de 200.000 kilos de uranio enriquecido U235, destinados a equipar el arsenal soviético de bombas atómicas.

Posteriormente, las minas y ciudades subterráneas serían dinamitadas, y aún hoy el acceso a la zona sigue estando terminantemente prohibido por las autoridades de la reunificación alemana.

. Jonastal SIII

Hanns Hörbiger, creía que entre los materiales cósmicos de construcción que componen el Universo, había agua en su forma cósmica (hielo). Este hielo forma grandes bloques que giran alrededor de las estrellas jóvenes. Ignorando las leyes de Kepler, que dicen que los cuerpos en órbita se mueven formando una elipse, Hörbiger sostenía que esos bloques de hielo siguen un camino espiral de modo que, finalmente, se precipitan contra la estrella, causando una enorme explosión. La estrella despide entonces una masa de materia derretida que gira y forma un nuevo sistema solar.

Esta teoría es conocida como la doctrina Wel o Welteislehre (doctrina del Hielo eterno). Hörbiger no llegó a sus ideas a través de la investigación, sino a través de una visión que tuvo en 1.894.

Hitler apoyaba abiertamente a Hörbiger. La historia de la humanidad según la teoría de Hörbiger, con sus grandes diluvios y las migraciones sucesivas, con sus gigantes y sus esclavos, sus sacrificios y epopeyas respondía a la supremacía y guía aria. Las afinidades del pensamiento de Hörbiger, con los temas orientales de las edades antediluvianas, de los períodos de salud y castigo de la especie, apasionaron a Himmler. A medida que se precisaba la teoría del Wel surgían correspondencia con las visiones de Nietzsche y con la mitología wagneriana. Hörbiger encajaba estrechamente con el pensamiento del nazismo.

Himmler quedó muy impresionado por las teorías de Hörbiger, e hizo publicar un tratado sobre la teoría del hielo cósmico dentro de una serie de manuales para los SA (ala paramilitar del partido Nazi). Hitler declaró que construiría un observatorio en la ciudad de Linz (Austria), dedicado a los tres grandes cosmólogos: Copérnico, Kepler y Hörbiger.

Un folleto de la Wel decía: “Nuestros antepasados nórdicos se fortalecieron en la nieve y el hielo, por esto la creencia en el hielo mundial es la herencia natural del hombre nórdico. Un austríaco, Hitler, expulsó a los políticos judíos; otro austríaco, Hörbiger, expulsará a los sabios judíos. El Führer ha demostrado, con su propio ejemplo, que el aficionado es superior al profesional. Ha sido necesario otro aficionado para darnos la comprensión completa del universo”.

Una encuesta realizada en 1.953 por Martin Gardner, arrojó que había más de un millón de discípulos de Hörbiger en Alemania, Inglaterra y EE. UU.

Hitler dijo “Hay una ciencia nórdica y nacional socialista que se opone a la ciencia judeo liberal. Esto  nos demuestra que no sabía qué cosa es la ciencia. Se nos lanzan anatemas como si fuésemos enemigos del espíritu. Pues bien, sí lo somos. Pero en un sentido mucho más profundo de lo que haya soñado jamás la ciencia burguesa en su imbécil orgullo”.

 A finales de 1.946, Richard Byrd recibió la orden de destruir la base antártica. Pero al intentar llevar a cabo la orden, Byrd informó a Washington sobre aviones de combate con increíbles capacidades, y que fueron atacados por extraños platillos volantes que emergían del agua a gran velocidad. El 26 de febrero de 1.947 tuvo lugar una batalla que fue descrita por el piloto John Sireson: “Salían del agua verticalmente, pasaban tan cerca de los mástiles de los barcos y a tal velocidad, que la fuerza partía las antenas de radio. Dos soldados del “Casablanca”, fueron aniquilados por un rayo misterioso y se volvió a sumergir. Yo estaba en la cubierta del “Casablanca” y lo vi con mis propios ojos. Ese objeto era silencioso, como si flotara entre los barcos, una bestia satánica escupiendo fuego mortífero. Vi al destructor “Murdoch”, que estaba a unos 120 pies, estalló en llamas y se empezó a hundir”.

Después de la guerra, fueron descubiertos archivos secretos nazis con fotos y diseños, desarrollando naves en forma de disco. La Sociedad Ahnenerbe, la más misteriosa del III Reich, era una estructura dedicada al ocultismo y misticismo con apoyo estatal. Esta sociedad se fundó en 1.935, y estaba destinada a explorar las raíces históricas de la nación germana. Ahnenerbe significa “legado de los ancestros”, y su inquietud iba mucho más allá del estudio de la historia de los antiguos germanos. Adoptaron el concepto de la “superioridad cualitativa”, basado en que se puede ganar una guerra con un número cuantitativamente reducido de fuerzas, siempre que se utilicen fuerzas de alta calidad. Para ello, se proveían de conocimientos ocultos, no tradicionales y paranormales, para progresar y controlar áreas que los enemigos desconocían y no pudieran competir.

Se ha señalado que Hitler perteneció a la Sociedad Thule cuando era cabo en 1.920. Esta era una sociedad teosófica alemana relacionada directamente con la Sociedad Vril o Logia Luminosa e indirectamente con la inglesa Golden Dawn. A la Sociedad Thule pertenecían Alfred Rosenberg, Dietrich Eckardt, Rudolf Hess y Karl Haushoffer. Este último aseguraba que el origen del pueblo alemán se hallaba en Asia central, la raza indo germánica.

El coronel de la SS Wolfram Siervers, fue el administrador de la Sociedad de investigación de la herencia de los antepasados, la Ahnenerbe, que se creó en 1.933. Había sido fundada a título privado por su maestro espiritual Frederich Hielscher, amigo del explorador sueco Suen Hedin, el cual había vivido largo tiempo en el Tibet y desempeñó un importante papel de intermediario en el establecimiento de las doctrinas esotéricas nazis.

La finalidad de la Ahnenerbe era investigar la localización, el espíritu, los actos, la herencia de la raza indo germana (arios) y comunicar al pueblo, bajo forma interesante, los resultados de estas investigaciones. Esta misión debía ejecutarse empleando todos los métodos de exactitud científica. Algunos señalan que Himmler creó una sección especial, un servicio de información encargado del terreno de lo sobrenatural.

La Ahnenerbe creó una lista que incluía a los Rosacruces, el simbolismo de la supresión del arpa en el Ulster, la significación oculta de las torres góticas y de los sombreros de copa de Eton, etc… Hubo conversaciones con Skorzeny para organizar una expedición cuyo objeto era el robo del Santo Grial.

En el Tibet y por orden de Sievers, el Dr. Ernst Schäfer estableció relaciones con los monasterios de los lamas. En 1.943, después de la caida de Mussolini, el Reichsfuhrer reunió en las afueras de Berlín a los seis ocultistas más celebres de Alemania para adivinar el lugar donde el Duce estaba prisionero. En esa reunión estaban Alfred Rosenberg, Ludwig Straniak, Ernst Schulte-Strathaus, Karl Maria Wiligut, María Orsic, Rudolf Hess y Heinrich Himmler.

Los nazis estaban convencidos que en el pasado fueron una civilización poderosa, con acceso a los secretos del Universo, y ese conocimiento fue preservado y encriptado. Los científicos veían la Antártida como el hogar nativo de la raza aria, por lo tanto, los nazis eran los legítimos herederos de ese conocimiento tecnológico atlante. La leyenda dice que había barcos gigantes y naves voladoras conducidas por una fuerza desconocida. Los nazis poseían el mapa de Piri-Reis, que muestra con gran detalle las costas antárticas. Se dice que ese mapa está basado en numerosas fuentes de 3.000 años de antigüedad.

Piri_Reis_map_interpretation_RG

En este mapa se representa detalladamente zonas geográficas de las que no se conocía su existencia, como las islas Malvinas (descubierta en 1.592), la isla de Marajó en la desembocadura del río Amazonas (descubierta en 1.543), y parte de la costa de la Antártida cartografiada sin hielo.

En 1.953, un oficial naval turco, envió el mapa de Piri Reis a la Oficina Hidrográfica Naval de los EE.UU. para su estudio, que cayó en las manos del cartógrafo Arlington H. Mallery. Piri Reis no utilizó las coordenadas no utilizó las coordenadas habituales en su tiempo, y consideró realmente que la Tierra era redonda y lo tuvo en cuenta al trazar su mapa.

Mallery descubrió que no sólo los contornos de la costa americana, sino también los de la Antártida, correspondían con toda exactitud a los que hoy conocemos gracias a la ciencia moderna. En el mapamundi de Piri Reis el extremo sudamericano de la Tierra de Fuego se prolonga en una estrecha franja a modo de apéndice que casi enlaza con la Antártida, donde vuelve a ensancharse. Milímetro a milímetro se comparó el mapa de Reis con los perfiles de tierra submarina obtenidos por los más modernos medios científicos: fotografía aérea, tomas bajo el agua con cámaras de rayo infrarrojos, sondas acústicas enviadas desde buques… Con todos estos datos en la mano, se dedujo que unos 11.000 años antes (final de la Era Glacial), existió dicho puente continental en Sudamérica y la Antártida.

Los perfiles costeros, islas, bahías, y promontorios del continente Antártico están representados en los mapas de Piri Reis con una exactitud excepcional, aunque desde hace miles de años estén ocultas bajo una gruesa capa de hielo. Durante 1.957, también se interesó por los mapas el padre Lineham, antiguo director del observatorio astronómico de Weston y cartógrafo de la Marina Estadounidense. Su conclusión fue la misma: los mapas (especialmente la zona de la Antártida) son increíblemente precisos.

El experto cartógrafo, el profesor Charles H. Hapgood, apuntó: “Las líneas costeras tuvieron que ser cartografiadas antes de que el continente quedara cubierto por el hielo. En esa región la capa de hielo alcanza cerca de una milla de espesor. No tenemos la menor idea de cómo esos datos pudieron señalarse en el mapa con sólo los conocimientos geográficos de 1.513”.

El espesor del hielo en esa zona está en 1 y 1,5 km. ¿Cómo se podía saber en 1.513 de forma tan concisa las costas de esa zona? El Ahnenerbe también se hizo con archivos de los caballeros templarios, los cuales visitaron América mucho antes que Cristóbal Colón. Ahnenerbe poseía una gran biblioteca. De la Biblioteca de Potovski se llevaron 140.000 ejemplares. La SS adquirió gran conocimiento, como la copa del Santo Grial y la Lanza Sagrada para dominar el mundo. La lanza del destino estaba en el Museo de Viena y Hitler se hizo con ella en 1.938, tras anexionar Austria.

Pretendían fusionar los últimos avances científicos con la antigua sabiduría, incluso careciendo de explicaciones racionales. La Ahnenerbe se ocupó del estudio de las matemáticas, astronomía, genética, medicina, y el desarrollo secreto de armas convencionales. Estudiaron métodos psicológicos y psicotrópicos de influencia de masas, la ciencia oculta, prácticas religiosas y místicas, personas con habilidades paranormales. Utilizaban habilidades paranormales para contactar con seres o “extranjeros”, y obtener conocimientos tecnológicos superiores.

La Sociedad Thule (predecesores de la Ahnenerbe), se reunió en diciembre de 1.919 cerca de los Alpes, en una granja cerca de Berschtesgadden (la residencia de Hitler), donde había dos mediums. Uno de ellos era conocido como “Sigrun“, y la otra medium era María Orsic de Zagreb.

Maria%20Orsic

En 2.010, la revista alemana “PM” publicó un reportaje sobre la aparente construcción de naves espaciales nazis gracias a su comunicación con seres alienígenas. Dicha investigación causó bastante revuelo internacional dado que era la primera vez que esta historia era analizada a fondo y en serio. Sin embargo, ¿cómo se gestó este supuesto intercambio de información entre los seguidores de Hitler y entidades de las estrellas? De acuerdo a múltiples autores que han tratado este tema, todo se habría originado en la década de 1.910 por una hermosa joven, poseedora de poderes extrasensoriales, que entró en contacto telepático con gente de las estrellas.

La médium era María Orsic, una profesora de ballet austriaca, que ya desde temprana edad manifestaba su apoyo al movimiento político que quería la unión de todas los pueblos de origen germánico. Apenas se mudó a Alemania en 1.919, se integró a la sociedad secreta “Thule”, la cual se caracterizaba por su aprecio a lo oculto y esotérico. Allí se hizo amiga de otras jóvenes que poseían los mismos poderes que ella, y juntas se salieron de la Thule para formar otro grupo llamado “Alldeutshe Gesselschaft für Metaphisik(Sociedad Pangermánica para la Metafísica) y que popularmente se conoció como “Vril”.

María Orsic mantenía una estrecha relación con uno de los mayores genios de la historia, Nikola Tesla. Estaban relacionados en la construcción de una máquina voladora anti-gravitatoria y por contactos con extraterrestres.

En la Alemania Nazi hubo dos líneas diferenciadas en la construcción de OVNIS: 1.- científicos alemanes y austriacos trabajando en sistemas de propulsión basados en datos científicos ya fueran tradicionales o de vanguardia, que pronto pasaron al control de las SS y 2.- el proyecto de María Orsic y el Dr. Otto Schumann basado en datos técnicos ofrecidos por extraterrestres.

María recibía datos técnicos en lengua sumeria de unos seres que decían ser mensajeros del planeta Ashtari/ Aldebarán (Constelación de Tauro). Nikola Tesla tenía información sobre extraterrestres que anotaba en sánscrito en su libro de notas, y decía que dos razas alienígenas estaban en guerra, motivo por el que manifestó públicamente su preocupación por el destino de la humanidad, razón por la que inventó el “Rayo de la muerte” que podría destruir naves alienígenas.

El 20 de julio de 1.931, Nikola Tesla hizo la siguiente declaración a la revista “Time Magazine”: “Yo he concebido un modo que hará posible que los humanos transmitan energía en grandes cantidades, miles de caballos de potencia, de un planeta a otro, sin consideración de la distancia“.

A finales de noviembre de 1.924, María Orsic visitó a Rudolf Hess en su apartamento de Munich junto con Rudolf von Sebottendorf, el fundador de la Sociedad Thule. Sebottendorf quería contactar con Dietrich Eckart, que había fallecido el año anterior. Eckart había traducido las obras teatrales de Ibsen al alemán y había publicado la revista “Auf gut Deutsch”. También fue miembro de la Sociedad Thule. Con tal de contactar con Eckart, Sebottendorf, María, Rudolf Hess y otros miembros de Thule juntaron sus manos entorno a una mesa cubierta de tela negra.

Contactaron con Eckart, que se manifestó a los presentes a través de María Orsic, y anunció que estaba siendo obligado por alguien o algo a dejar paso a otra voz para manifestarse a través de la médium con un importante mensaje. La voz de Eckart desapareció, y apareció una voz inquietante que se autoidentificó como “Sumi, habitantes de un mundo lejano que orbita alrededor de la estrella Aldebarán en la constelación que vosotros llamáis Tauro”. Los Sumi eran una raza humanoide que habría colonizado la tierra 500 millones de años atrás. Las ruinas de Larsa, Shurrupak y Nippur en Iraq habrían sido construidas por ellos. Aquellos que sobrevivieron a la gran inundación de Ut-napishtim se habrían convertido en los ancestros de la raza aria. Sebottendorf, escéptico ante dicha información reclamó pruebas. Mientras María seguía en trance, garabateó una serie de líneas en las que podían verse algunos caracteres sumerios.

En diciembre de 1.943, María asistió junto con Sigrun a un encuentro organizado por la Sociedad Vril a la orilla del mar en Kolberg. El principal objetivo de dicho encuentro era debatir el “Proyecto Aldebarán”. Las médiums de la Sociedad Vril habrían recibido información telepática sobre planetas habitables alrededor de Aldebarán y planeaban viajar hasta allí.

Dicho proyecto se discutió el 22 de enero de 1.944 en un encuentro entre Hitler, Himmler, el Dr. W. Schumann (científico y profesor en la Universidad Técnica de Munich) y Kunkel (Sociedad del Vril). Se decidió que un prototipo de Vril 7 “Jäger” (cazador en alemán) sería enviado a través de un supuesto canal dimensional ajeno a la velocidad de la luz en dirección Aldebarán. De acuerdo con el escritor N. Ratthofer, el primer test de vuelvo en dicho canal dimensional tuvo lugar a finales de 1.944. El test casi acabó en una desgracia porque tras el vuelo, el Vril 7 parecía como si hubiera estado volando durante cientos de años, y no solo por su aspecto sino porque además presentaba daños en multitud de sus componentes. Parece que los nazis eran portadores del secreto de viajes en el espacio-tiempo.

En marzo de 1.945, María Orsic habría recibido comunicación de sus mensajeros prediciendo la derrota nazi antes del fin de ese año. Dio cuenta de ello a varios amigos, algunos de ellos fueron los hermanos Horten (Walter y Reimar). El jueves 15 de marzo de 1.945, María Orsic se reunió con el Dr. Schumann por última vez, éste le entregó un paquete con todos los documentos y planos de los ovnis alemanes y se despidieron. Tres días después, María y su grupo Vril fueron a los hangares de Munich para tomar posesión de uno de los platillos y salieron con rumbo desconocido. Nunca fueron encontrados.

A María Orsic se la pierde el rastro definitivamente cuando un documento interno de la Sociedad Vril fue enviado a todos sus miembros. Era una carta escrita por Maria Orsic, que terminaba diciendo: “niemand bleibt hier” (no hay nadie aquí). Esta sería la última comunicación enviada por la Sociedad Vril y desde entonces, nadie volvió a saber nada sobre Maria Orsic ni ningún otro de sus miembros. Muchos creen que huyeron a Aldebarán.

Los nazis tuvieron acceso a información tecnológica demasiado avanzada, que poseían naves extraterrestres, y utilizaron la ingeniería inversa para descubrir cómo funcionaban, tarea que se le encomendó al inventor Viktor Schauberger. Los progresos nazis les llevaron a construir un prototipo llamado Haunebu.

haunebu

Se crearon diseños de aviones avanzados, como el de Viktor Schauberger. Este conocimiento canalizado, pasó a los científicos para traducirlo a técnicas tangibles por los ingenieros. En 1.922, el primer modelo ya había sido construido. El artefacto tenía tres discos paralelos. Cuando estaban en movimiento, los discos superior e inferior rotaban en direcciones opuestas, creando un campo magnético muy fuerte con efecto antigravitatorio, pudiendo deformar la estructura del tiempo.

Los nazis ya tenían muy avanzadas las naves. En diciembre de 1.923, una nave con forma de platillo voló 55 minutos y alcanzó los 300.000 km/h.

Dos importantes ideas ocuparon las mentes de los jefes nazis:

  1. la creación del super-hombre
  2. dominio de las energías tecno-mágicas

Se quería dominar la energía nuclear y dominar objetos voladores en forma de disco. Se hicieron muchos viajes, como al Tibet, para encontrar antiguos textos en sanscrito, chino y otras lenguas orientales. Von Braunn dijo: “Hemos aprendido mucho de nosotros mismos en esos documentos”.

En julio de 1.934, las sociedades Thule y Vril, invitaron a Viktor Schauberger a colaborar con ellos, quien creó una máquina de implosión capaz de producir luz, calor y movimiento mecánico con tan solo aire y agua. En 1.939, un prototipo del disco Vril se elevó en el aire. Para desarrollar el super disco, se trajo el “Sonder Bureau 13” (Sonderbehandlung). Científicos de la SS se ocuparon del estudio de OVNIS. Valery Burdakov habló con el profesor alemán Hermann Oberth (profesor de Von Braunn).

A finales de 1.942, lograron hacer volar un disco llamado “Vril 1” o “Jäger“, con un diámetro de 11,5 metros. Antes del fin de la guerra, se fabricaron 17 tipos de discos voladores. Durante la Batalla de Kursk, se vio un enorme disco en el cielo. Ese platillo fue identificado como el “Haunebu” que usaba una fuente de energía alternativa, que no requería combustible fósil, la llamada “conversos de Hans Kohler“. Incluso fue previsto el “Haunebu III” para que volara al Espacio.

Haunebu III

Había documentos de un proyecto para la construcción de una nave de 139 metros con forma de cigarro llamado “Andromeda-Gerät” (“aparato Andrómeda” era una nave nodriza), con hangares para cinco discos voladores del tipo “Haunebu II” y “Vril”. Se cree que era un proyecto para un contenedor subterráneo de agua, que se usaría para transportar mercancía, equipamiento tecnológico, bases secretas del III Reich, incluyendo la Antártida.

AndromedaVril

Al final de la guerra, existían nueve proyectos de investigación, desarrollo y pruebas de discos voladores. Existían nueve fábricas, de las cuales una fue destruida. Uno de los artefactos fue transportado a Nueva Suabia. Otros fueron al Amazonas y otro a la costa norte de Noruega, evacuados a instalaciones secretas. Uno de los prototipos más avanzados era el disco volador “Bellonzo“, probado por primera y última vez el 14 de febrero de 1.945 cerca de Praga.

bellonzo

Este disco, alcanzó una altura de 15 km en tres minutos, con una velocidad horizontal de 2.200 km/h. Podía permanecer suspendido en el aire, volar hacia adelante y hacia atrás sin tener que girar. Los prototipos no convencionales que no se pudieron evacuar, fueron destruidos. Viktor Schauberger dijo: “El modelo fue probado en febrero de 1.945, fue construido en colaboración con expertos de todo el mundo en motores de combustión, en el campo de concentración de Mauthausen. Fue Keitel quien pilotó la nave experimental”.

Existían muchas apariciones de OVNIS en la Isla de Georgia del Sur. En 1.976, 19 objetos llegaron del Espacio y se zambulleron en aguas antárticas. Kip Thorne, a comienzos de los 80, habló de los agujeros de gusano, y el que está cercano a la Tierra, era una entrada que conducía a Vega. El principal objetivo del HAARP, es la entrada al agujero de gusano, ya que se cree que en esa zona polar está localizada la entrada a dicho agujero. Existe otro dispositivo en Groenlandia y otro en Noruega. A través de la Antártida, emergen dentro de la atmósfera del planeta, y a través de Alaska, el portal norte, lo abandonan.

Desde el año 2.010, ya se han visto varias luces extrañas en los cielos de Canadá y Noruega, curiosamente, dos lugares donde se encuentra el HAARP. Luces en espiral de origen desconocido.

El 9 de diciembre de 1.965, un objeto volante desconocido, con forma de campana, se estrelló en las proximidades de la localidad estadounidense de Kecksburg, en Pensilvania. Este suceso es conocido como el caso de Kecksburg. El artefacto tenía inscripciones extrañas, al igual que la campana nazi, y fue recuperado rápidamente por las fuerzas militares. Muchos testigos vieron el extraño suceso.

die glocke

Todo hace pensar que el ovni de Kecksburg era el resultado del desarrollo del proyecto de la campana nazi (Die Glocke).

El proyecto ultrasecreto de “Die Glocke”, la Campana Nazi, estaba bajo el mando del misterioso General de las SS Hans Kammler. Era en la región montañosa de la frontera checa, entre los Sudetes y la Baja Silesia, y junto a la aldea de Ludwigsdorf, donde se encontraba una mina en la que los nazis desarrollaban el modelo revolucionario antigravitacional.

En un valle, a las afueras de la ciudad de Ludwikowice (Polonia), se alza una estructura circular extraña, conocida como “trampilla de vuelo“ o “el anillo de pruebas“, la cual tenía 30 m de diámetro, 7 m de altura y 10 columnas de 1,40 cm de grosor.

ludwitze

Esta aeronave, con forma de campana, utilizaba un sistema de propulsión electromagnético. Las cadenas que sujetan el artefacto, iban enganchadas a la estructura circular. La Campana tenía 2 cilindros giratorios que contenían una sustancia parecida al mercurio, llamada xerum 525, y cuando giraban en sentido contrario, desprendían un brillo de color violeta. El exterior del artefacto estaba forrado con material de cerámica. Cuando se ponía en funcionamiento, los dos tambores rotatorios giraban contrariamente y el objeto se elevaba como los antiguos vimanas. El artefacto despedía unas radiaciones, que llegaron a afectar a los científicos del proyecto.

El experimento siempre tuvo lugar bajo una gruesa cubierta de cerámica y envuelto en dos cilindros que giraban rápidamente en direcciones opuestas. Otras sustancias, incluidos los peróxidos de torio y berilio, recibían el nombre en código de Leichmetall (metal liviano).

Cada ensayo duraba aproximadamente un minuto. Durante este período, mientras La Campana emitía su pálido brillo azul, el personal permanecía a unos ciento cincuenta a doscientos metros de la misma. Todo equipo eléctrico que estuviera dentro de ese radio habitualmente haría cortocircuito o se estropearía. Después, la sala era empapada hasta por cuarenta y cinco minutos con un líquido que parecía ser salmuera (agua con una alta concentración de sal disuelta). Los hombres que llevaban a cabo esta tarea eran prisioneros del campo de concentración de Gross-Rosen.

Cuando el ejército soviético estaba llegando a la aldea de Ludwigsdorf, hoy llamada Ludwikowice, el oficial de las Waffen SS, Karl Sporrenberg, por orden directa de Hitler, llevó a cabo la ejecución de 62 científicos nazis que trabajaban en el proyecto Die Glocke, hechos por los cuales fue juzgado en los tribunales como criminal de guerra. Según Sporrenberg, el prototipo secreto habría sido trasladado a una zona de seguridad en Noruega.

De hecho, la hipótesis más probable de todas es que tanto Hans Kammler como la Campana Nazi, acabaron en las bases secretas del gobierno estadounidense, protegidos con el máximo secreto, dentro de la “Operación Paperclip“. ¿Cómo pudo Hans Kammler aparecer 20 años después? ¿Dónde estuvo?

La Campana Nazi era un proyecto secreto que había sido desarrollado con los nombres de Kronos (tiempo) y Lanterntrager (portador de luz), figurando en los documentos secretos extrañas referencias a una “Puerta del Tiempo“. La Campana Nazi, era una máquina del tiempo, que podía ser el arma definitiva para cambiar el curso de la guerra y de la historia.