Archivo mensual: abril 2013

OVNIS – La Verdad Está Ahí Fuera (Episodio I)

¿Qué queréis, una historia que sea creíble, o queréis la verdad? Si buscáis lo primero, recomiendo no sigáis leyendo y busquéis otro blog más convencional y conservador, pero si buscáis lo segundo, todo lo que aquí se va a contar es la verdad, lo que sucedió (y sucede) realmente, y es desconocido para el gran público, seguramente porque muchos permanecen escépticos, otros reacios y otros simplemente expectantes. Y como siempre en mi blog, lo haré a través de pruebas, la lógica, la razón y la verdad.

Top Secret OVNI

Estoy seguro que a cada uno de vosotros, en algún momento de vuestra vida, os han preguntado si creéis en vida más allá de la Tierra, en OVNIS, o si estamos solos en el Universo o si creéis que existen civilizaciones inteligentes en algún rincón del Cosmos, y si éstas nos han visitado o es todo una farsa, especulaciones, teorías conspiranóicas o una necesidad de creer. Y en torno a ello, he visto una constante que hace de este tema un tabú social.

Si esta pregunta o este tema aparece en un círculo de confianza, familiar, amistad… la mayoría de las personas afirmarán creer que existe vida más allá de nuestro planeta. Y no me refiero a vida microbiológica, bacterias o microorganismos, sino a vida inteligente, civilizaciones avanzadas, una especie igual o superior al ser humano, capaz de contactar con nosotros o viceversa. Pero si esta pregunta nos la hicieran en una entrevista de trabajo, un psicólogo que debe determinar nuestra salud mental, etc… la mayoría afirmaría que no existen, o contestarían con condicionales o supuestos, simplemente por temor a lo que se pueda pensar de ellos y evitar la sensación de poder quedar en ridículo.

La única diferencia entre atreverse a decir lo que uno piensa o no hacerlo, cuando se trata de un tema delicado y sensible como es el tema extraterrestre, es tener la capacidad de sustentar con sólidos argumentos, pruebas y coherencia todo lo que expones y lo que crees. Pero el problema es que no son muchos quienes son capaces de hacerlo, simplemente por desconocimiento de la verdad, que ha permanecido oculta largos años. En cualquier ámbito de la vida, si uno posee sólidos argumentos y objetividad, siempre estará mucho más cerca de la verdad y la razón que el resto.

Existe una cortina del ridículo alrededor del tema OVNI, para crear una cortina de desprestigio sólida. Si cualquiera de vosotros que estáis leyendo este post, viera un OVNI hoy mismo, y estuviera seguro que lo es, seguramente sólo lo cuente en círculos de confianza, porque pensaría que si lo contara a desconocidos, no sería creído y quedaría en desprestigio o en ridículo. Esto también sucedería con el tema de entes, fantasmas, contactos con el más allá, viajes astrales, etc…

Vivimos en sociedades con una supuesta prensa libre, pero ésta sólamente lo es para temas de una importancia relativa, pero cuando se trata de temas sensibles y realmente importantes, existe una censura donde todo está muy controlado. Vivimos totalmente desinformados en temas complejos, en todo aquello que atañe a la historia del ser humano, en vidas en otras galaxias, en los serios peligros que corre el planeta a nivel armamentístico, medio-ambiental, alimentos, recursos…

¿Cuánta gente es creyente en el mundo? Un gran porcentaje de la población cree en su Dios, dependiendo del país originario, creerá en uno o en varios en particular. Pero si pudiera hablar con toda esa gente, estoy completamente seguro que sus argumentos para convencerme que existe un Dios creador de todo, se basan en tópicos religiosos, en una cultura enraizada en la fe, en aquello que les han inculcado en la escuela y en el entorno familiar,  en supersticiones… Nadie, absolutamente nadie, puede probar que Dios existe. Simplemente crees o no. Pero resulta, que nadie teme admitir que cree en Dios, y nadie se sonroja cuando afirma tajantemente que irá al cielo, y que verá a sus ancestros, y estará en el paraíso al lado de Dios…

Y son muchos quienes afirman haber presenciado apariciones de la Virgen María, de algún ángel, de personas aladas, arcángeles, o haber sido tentados por el mal, donde aparece Beelzebub, Satán… y esto está mucho más aceptado que decir o reconocer que uno ha visto un OVNI ¿no es todo un poco irónico y extraño?

¿Cuánta gente cree en la resurrección, en vida después de la vida, en una vida eterna, en fantasmas, espíritus, magia negra, conjuros y hechizos…? Muchísima gente cree en ello, cuando científicamente se ha comprobado que la mayoría de ello procede de nuestra mente, nuestros miedos, supersticiones, deseos, sugestión, etc… Y cuando las personas se sinceran y se abren, un amplio porcentaje afirmaría haber tenido contactos extrasensoriales, haber visto OVNIS, haber sido testigos de mal de ojo, de sentir entes a su lado… pero aceptar todo esto abiertamente a la opinión pública no es tan sencillo.

Pero, ¿qué ocurriría si muchas de esas personas que no se atreverían a manifestar lo que realmente sienten y piensan, por miedo a ser juzgadas por terceras personas, tuvieran libertad absoluta tras el anonimato? La respuesta sería contundente, y estos son los resultados.

Diversas encuestas a nivel mundial, realizadas por prestigiosas firmas como Gallup y muchas más, no dejan lugar a dudas, el mundo sí cree en los OVNIS y en vida en otros mundos, mucho más que en un Dios.

Una encuesta reciente realizada en el Reino Unido, estima que más de 33 millones de británicos creen en OVNIS y que existe vida en otros planetas, cuando “sólo” 27 millones de ellos creen en Dios. Es decir, los británicos creen más en la existencia de extraterrestres que en la fe religiosa. En EE.UU., el 83% de la población cree en los OVNIS y en la existencia de vida en el Universo. Estos son sólo dos ejemplos relevantes de dos países con un nivel cultural alto, potencias del mundo, con facilidad para obtener información y libre expresión para emitir juicios de valor y de pensamiento individuales.

Si estos datos son esclarecedores del pensamiento generalizado sobre el tema OVNI, para muchos más impactante es, que casi 2 de cada 5 personas en el mundo, piensa que ya están entre nosotros. La India es el país que más lo cree, un 45% de la población, seguido de China con un 42%, Japón un 40% y EE.UU. con un 30%. ¿Esto que significa? Que si solamente cogiéramos los cuatro primeros países del ránking, que suman 3.025.031.154 (más de 3.000 millones de habitantes, casi la mitad de la población del planeta), tendríamos que 1.187.324.728 de personas creen que han estado aquí e incluso están entre nosotros actualmente. Sin obviar, que en los datos de población de un país, se contabilizan a recién nacidos y niños, los cuales no tienen aún constancia de estos temas.

No hay ninguna duda, que la población mundial cree en OVNIS y vida en otros mundos, y muchos de ellos, creen que permanecen y están mezclados entre nosotros. Otra estadística muy significativa, es que OVNI o UFO (el equivalente a OVNI en sus siglas en inglés “Unidentified Flying Object“), son de las palabras más buscadas a nivel mundial en los buscadores de internet.

Aquellas personas que siguen el blog desde hace tiempo, y hayan leído desde el primer post hasta el último, habrán ido comprobando mediante pruebas, hechos, acontecimientos, la lógica y la razón, que toda la información que tenemos, la historia que nos han inculcado, los datos arqueológicos, los resultados astronómicos de las posiciones de los astros en los cielos respecto a los acontecimientos pasados, la tecnología empleada por nuestros ancestros, los inexplicables conocimientos que poseían muchas civilizaciones, las técnicas de construcción, la rapidez evolutiva de la especie homo… no cuadran con lo que nos han estado diciendo durante años, y todo cobraría una lógica en el espacio-tiempo si incluimos la variable de vida en otros mundos, la variable de una intervención exterior.

El primer ministro ruso, Dimitry Medvedev, dijo cuando fue preguntado por los archivos secretos de extranjería:

“En el interior del maletín donde se guardaban los secretos de Estado había una carpeta con información sobre los ‘extranjeros’ que visitaron nuestro planeta”.

Y siguió haciendo referencia al tema extraterrestre:

«No voy a decir cuántos de ellos están entre nosotros, ya que puedo crear mucho pánico».

Pero Medveded es sólo uno de muchos altos mandos que tienen acceso a información clasificada como “Top Secret”, que ya han empezado a hablar sin tapujos sobre los avistamientos OVNI y sobre seres de otros mundos. Otro personaje ilustre que empezó a “insinuar” la existencia de vida alienígena, fue el presidente de EE.UU. Ronald Reagan. Del presidente Reagan, hubo dos situaciones que no dejan lugar a interpretaciones, y que un presidente de EE.UU. jamás diría o insinuaría si no poseyera la información. Estas  fueron:

  1. En la sala de proyección de la Casa Blanca, Steven Spielberg fue a una recepción donde se proyectó la película ET. Allí se reunieron altos cargos políticos y personalidades muy famosas, la Primera Dama, la Juez de la Corte Suprema Sandra Day O’Connor, así como algunos astronautas, donde se encontraba el primer hombre que pisó la Luna, Neil Armstrong. Al terminar la película, Reagan se levantó y se dirigió a los allí presentes para agradecer a Spielberg haber mostrado la película como primicia. Reagan se puso de pie y dijo: “Quiero agradecerte por traer E.T. a la Casa Blanca. Hemos disfrutado mucho de tu película”. En ese instante, permaneció unos segundos en silencio mirando a los allí presentes y dijo con rostro serio, sin estar bromeando: “Y hay muchos aquí, en esta sala, que saben que todo lo que se vio en esa pantalla es absolutamente cierto”.
  2. El 21 de septiembre de 1.987, durante la 42 Asamblea General de las Naciones Unidas, en plena conferencia y sin estar en ningún punto del día, ni ser un tema programado, Reagan improvisó y en plena Guerra Fría, le dijo a todos los allí presente, dirigiéndose a Gorvachov: “Quizá necesitamos de una amenaza universal exterior. De vez en cuando, pienso cómo nuestras diferencias se desvanecerían si nos viéramos enfrentados a una amenaza extraterrestre. Y hoy les pregunto: ¿Acaso no existe ya una fuerza extraterrestre entre nosotros?”

Estos son sólo dos ejemplos de altos mandatarios mundiales afirmando o dejando entrever que sí existe vida extraterrestre, pero como vamos a ir viendo, son muchas voces las que corroboran la existencia de OVNIS, voces totalmente legitimadas para hablar sobre este tema, que presenciaron y tienen pruebas de su existencia, y cada vez más, se unen muchas personas vinculadas con el mundo militar, aeroespacial, político… para que toda la mentira y el ocultismo y negacionismo que existe con este tema, empiece a ser tratado a nivel mundial, dejando der ser tabú y visto de soslayo como una invención de unos pocos lunáticos.

A lo largo del blog, he analizado la intervención de seres avanzados en las civilizaciones más importantes de nuestra historia, la historia de la Atlántida, los círculos de las cosechas, cómo interpretar escritos antiguos y bíblicos que hacen referencia a seres de otros mundos, ovnis en el arte, construcciones y tecnología imposibles, logística de toneladas de piedra inexplicables, interpretar mitos y leyendas, etc… pero ahora vamos a centrarnos en nuestra época actual, entre mediados del siglo XX hasta nuestros días.

En 1.942, el presidente Roosevelt recibió una carta del General George Marshall (persona que ha pasado a la historia por el famoso “Plan Marshall”, donde se detallaba un plan de ayuda a los países aliados para reconstruirse tras el término de la Guerra), donde le avisaba de la aparición de misteriosos “aviones” sobre el cielo de Los Ángeles. Estamos en unas fechas en plena II Guerra Mundial, así que el Ejército Norteamericano, pensaba obviamente que se trataba de un ataque a su país (recordar que EE.UU. entró en acción en la II G.M. tras el ataque a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1.941).

Las baterías antiaéreas dispararon 1.430 veces, sin conseguir derribar ni un solo avión, algo inexplicable en ese momento. Marshall informó al presidente, que se trataba de 26 OVNIS que volaban a gran velocidad a una altura entre 3.000 y 5.500 metros, y esas baterías podían alcanzar fácilmente alturas de más de 6.500 metros, así que para poder alcanzar objetivos a 3.000 metros, es muy extraño que no consiguieran derribar ninguno, a no ser que esos “aviones”, tuvieran una movilidad de desplazamiento 360º muy avanzada.

Esta es una fotografía de lo que ocurrió aquella noche.

1942 Los-Angeles_1942 copy

Si esto de por sí ya era algo extraño, para Marshall, hubo otro punto crucial para pensar que no se trataba de aviones terrestres, ya que ninguno dejó caer ningún tipo de bomba o artilugio ofensivo, simplemente sobrevolaron la zona. No hubo ningún herido. ¿Qué país entraría en espacio aéreo restringido, con 26 aviones, todos ellos muy visibles, a una altura no muy elevada, donde pueden ser objetivos fáciles de derribar, y en plena Guerra Mundial no despliegan ningún tipo de armamento? Porque si fueran aviones espía, lo lógico es mandar una o dos unidades, a grandes velocidades y altura para tomar fotografías, pero este no fue el caso.

Todos los periódicos se hicieron eco de lo que ocurrió esa madrugada, pasando a la historia como “La Batalla de Los Ángeles“.

Newspaper 1942

El siguiente presidente de EE.UU., Harry Truman, fue el primero en tomar verdadera conciencia del fenómeno OVNI, a través de todos los datos, información clasificada, pruebas y relatos de pilotos de aviones comerciales y militares. Durante la Guerra de Corea, y posteriormente en los propios Estados Unidos, se habían detectado en el aire naves que no pertenecían a ninguno de los ejércitos de las demás naciones del planeta. Entonces, ¿a quién pertenecía esas naves y de dónde procedían?

La preocupación de Truman era tal, que en una conversación secreta con Marshall en 1.947, decidieron crear un grupo de élite, un comité secreto de científicos, líderes militares y oficiales del gobierno, bajo su supervisión, para investigar la actividad OVNI. Este grupo ultrasecreto fue denominado “Majestic Twelve“, algo así como “Los 12 Elegidos”, los MJ-12.

Majestic-12 II

Este grupo de elegidos, estaba formado por 12 personas de gran  prestigio, y del que se han conocido sus nombres, seguramente porque ya todos han fallecido, y de esta manera, no pueden verificar ni hablar de todo lo que descubrieron y vieron. Reseñar que ese mismo año, fue cuando se creó el Centro de Inteligencia (CIA). Estas personas eran:

  • El Almirante Roscoe Hillejoetter (director de la CIA)
  • Jefe del Estado Mayor y Subdirector de la CIA, Hoyt Vandenberg Sanford
  • Doctor Vannevar Bush, ingeniero y científico.
  • General Robert Miller Montague, nombrado Comandante de la Base de Misiles de Sandia (Nuevo México), durante el inicio de la moderna ufología.
  • Doctor Detley Bronk, Presidente de la Universidad John Hopkins, el primero en llamar a los tripulantes de los OVNIS como “EBES” (Entidades Biológicas Extraterrestres).
  • Director de la CIA William Sidney Souers, experto en inteligencia.
  • Lloyd Viel Berkener, ingeniero experto en radares.
  • Nathan Twining Farragut, Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea.
  • Jerome Clarke Hunsaker, experto aviador del Ejército, quien construyó el primer túnel de viento, experto en aerodinámica.
  • Doctor Gordon Gray, director del Consejo de Estrategias Psicológicas y Secretario del Ejército.
  • Donald Howard Menzel, experto en Astrnomía, Astrofísica y Formación de Estrellas, y gran descifrador de códigos.
  • James Vicent Forrestal, Secretario de Defensa. Forrestal se suicidió poco tiempo después (el 22 de mayo de 1.949). Parece ser que entró en un estado de depresión nerviosa debido a la excesiva preocupación que le causó descubrir toda la verdad tras el fenómeno OVNI. Sus familiares, afirman que fue asesinado, ya que Forrestal era partidario de dar a conocer a la opinión pública la verdad, cuando los miembros del MJ-12 se negaban en rotundidad a hacer público cualquier comentario o prueba sobre este asunto.

Tras la presidencia de Harry Truman, el siguiente presidente Dwight D. Eisenhower, recibió un documento fechado el 18 de noviembre de 1.952 del puño y letra de Truman, donde se habla del fenómeno OVNI y de la existencia y funciones del grupo secreto Majestic-12, que Eisenhower desconocía. Este es el documento donde Truman dio luz verde al Majestic-12.

carta trumanLa traducción del texto es:

Washington
Septiembre 24, 1947

MEMORÁNDUM PARA EL SECRETARIO DE DEFENSA

Querido secretario Forrestal:

De acuerdo a nuestra reciente conversación sobre esta materia, usted está autorizado a proceder con toda la debida rapidez y precaución en lo que se le ha asignado. De aquí en adelante, todo este asunto se denominará, únicamente, como «Operación Majestic Doce».

Sigo pensando que cualquier futura consideración relativa a disposiciones definitivas en todo este asunto deberían depender, exclusivamente, de !a Oficina del presidente y de acuerdo a las discusiones pertinentes con usted, el doctor Bush y el director de la Inteligencia Central (CIA).

(Firmado)

Harry S. Truman

Para no tener importancia, las personas elegidas y los recursos destinados a este grupo dicen todo lo contrario, que existían OVNIS y se necesitaba saber qué tipo de aeronaves eran y quiénes pilotaban esas naves. Los doce elegidos eran personas afines y de confianza del presidente, los más altos mandos quienes tenían acceso a toda la información y localizaciones, así como ingenieros en radares, aerodinámica, aeronaves, astronomía e inteligencia militar.

En esta instantánea, se puede ver al presidente Eisenhower reunido con los miembros del MJ-12.

MJ12 Eisenhower

El Presidente Eisenhower, ocupó el cargo de forma oficial como Presidente de los EE.UU. el 20 de enero de 1.953, justo un mes después, el 20 de febrero, Eisenhower fue llevado a la Base Aérea de Muroc (Edwards Air Force Base). En la primavera de 1.942, el Ejército norteamericano buscaba un nuevo lugar donde un avión “Top Secret” pudiera someterse a pruebas sin estar a la vista de ojos indiscretos. Este nuevo avión, poseía tecnología radicalmente nueva, así que lo enviaron a un nuevo asentamiento en Rogers Dry Lake, a seis kilómetros de distancia de la base de entrenamiento en Muroc.

Eisenhower ha sido el presidente que mayor contacto y más involucrado estuvo en el tema OVNI. Cuando llegó a la Base Aérea de Muroc, fue conducido al Hangar 27, donde había una nave apoyada sobre un trípode que, en un primer vistazo, se sabía no era una creación del hombre. Los presidentes (como hizo Reagan en la conferencia con Gorvachov), denominaban a los seres que pilotan esas naves como “extranjeros“.

Varios testigos allí presentes, como Desmond Leslie, piloto de la Fuerza Aérea Real, afirmó que la nave tenía unos 100 pies de diámetro. También estaba presente el Comandante de la Marina Charles L. Suggs, quien dijo que había en la reunión cinco “extranjeros”, que tenían aspecto prácticamente humano, sólo diferenciados en determinados detalles. Estos “extranjeros” tenían el cabello blanco, los ojos azul pálido y los labios descoloridos, y que afirmaron provenían de otro Sistema Solar. Todos los testigos afirman que tienen aspecto humanoide, excepto por determinados detalles.

Otro de los testigos allí presentes, fue William Francis Brinsley Le Poer Trench, octavo Conde de Clancarty y experto ufólogo, quien declaró: “Dos de los aviones que aterrizaron en la base tenían forma de cigarro y los otros tres tenían forma de platillo“. Así que es muy posible, que si había cinco “extranjeros” en esa reunión, cada uno viniera en una nave diferente. Trench afirmaba que muchos de los personajes bíblicos eran de origen “extranjero”, y fueron quienes originaron la vida humana en nuestro planeta.

¿Y cómo se comunicaban con nosotros? Todos coinciden que lo hacen telepáticamente, que una vez estas delante de ellos, no sólo escuchan y escuchas lo que cada uno siente y piensa, y dice, sino que sabes de forma recíproca si sientes miedo, temor, inquietud, nerviosismo, impaciencia… Es decir, los “extranjeros” tienen el poder de la comunicación telepática, por este motivo, no se les puede engañar, ni mentir. Pero lo más sorprendente, es que un ser humano que esté allí con ellos, tiene la capacidad de hacer lo mismo, así que también puedes “ver” a través de ellos. Estamos ante una forma de lenguaje y comunicación universal y muy avanzada.

¿Cuántos idiomas, dialectos y formas de comunicarse existen en nuestro planeta? Se cree que existen entre 5.000 y 7.000 lenguas, de las cuales solamente 600 cuentan con más de 100.000 hablantes. Si cualquiera de nosotros quisiera comunicarse con todos, sería imposible conocer todos esos idiomas. Ahora bien, si pudiéramos saber lo que siente la otra persona, sus necesidades, sus problemas, sus deseos, inquietudes… y que la otra persona pudiera hacer lo mismo contigo, fluiría un nuevo tipo de comunicación realmente especial, porque si alguien puede verte interiormente, jamás podrías engañar a nadie, y si nuestro planeta, su estado actual, es el que tenemos, es por la constante mentira del hombre, que engaña y utiliza el poder para el bien individual y no colectivo, para beneficio económico de unos pocos.

En este aspecto, los “extranjeros” ya poseen una forma de intercomunicarse muy poderosa, a través de la verdad, una de las dimensiones que aún el ser humano no controla ni sabe aún utilizar, sólo casos esporádicos de personas muy especiales, poseen ese don, casos que son estudiados científicamente en la actualidad. Varios testigos, también afirmaron que tienen gran facilidad para aprender otros lenguajes e idiomas, por lo que pueden mantener una comunicación verbal.

En esa reunión secreta se trataron dos puntos concretos:

  1. informar al mundo sobre su existencia
  2. informar sobre el peligro de las armas nucleares

Sobre el primer punto, hubo muchas discrepancias de aceptar que el planeta tuviera constancia de la existencia de vida inteligente más allá de la Tierra, ya que se desconocía cómo iba ello a afectar a la sociedad y cómo iba a reaccionar. Eisenhower tenía la convicción de dirigirse a la nación, y por ende a todo el planeta, tanto por radio como por televisión, para hacer una declaración oficial a mediados de mayo de ese año. Este comunicado jamás llegó, debido a las presiones del MJ-12 y seguramente, de los poderes fácticos que gobiernan los países.

Los extranjeros querían iniciar un “programa educativo” para que la población fuera consciente de su existencia, y fueran asimilando su presencia poco a poco. Eisenhower, dijo que no creía que la población estuviera preparada aún. Esto molestó a los “extranjeros”, que declararon que continuarían entonces realizando contactos aislados con la gente, lo cual molestó sobremanera a Eisenhower.

Sobre el segundo punto, los “extranjeros” estaban realmente preocupados por el descontrol y el mal uso de la tecnología que se estaba empleando con carácter destructivo por parte de los EE.UU., y les instaron a que pusieran fin a los ensayos nucleares, ya que desconocíamos realmente su poder. ¿Es casualidad que esta reunión, tuviera lugar sólo días antes de uno de los ensayos más catastróficos de los americanos en cuestión nuclear?

El Ejército tenía previsto un lanzamiento para probar una nueva bomba de destrucción masiva, dentro de la “Operación Castillo“, parte de una serie de seis explosiones de pruebas atmosféricas de armas termonucleares. La prueba se llevó a cabo el 28 de febrero de 1.954, en el atolón de Bikini (Islas Marshall), una semana después de la reunión. En este atolón se probaron más de 20 bombas atómicas y de hidrógeno entre 1.946 y 1.958.

En esta prueba, se iba a probar una bomba termonuclear designada como “el secreto de la bomba de hidrógeno“. El proceso de creación y fabricación de esta bomba, era conocido como Teller-Ulam. En esta Bomba-H, la energía provenía de la fusión de átomos ligeros. La prueba resultó un desastre, ya que la potencia creada fue un 250% mayor de lo esperado, unas 1.000 veces más destructiva que la lanzada en Hiroshima. El personal de control que se encontraba a 30 km de distancia, tuvo que ser rápidamente evacuado ya que los niveles de radiactividad eran muy elevados, mucho más de los niveles previstos. Se pensaba se iba a crear una potencia de 6 megatones, cuando la realidad es que fue de 15 megatones. Los “extranjeros” avisaron de las consecuencias de estas pruebas, y que el ser humano aún no estaba preparado para controlar ni comprender determinadas fuerzas.

La preocupación por cómo podría ser tomada esta información a nivel mundial, apareció en un escrito llamado el “Informe Brookings“, que analizaba los términos de aceptación a nivel global de un conocimiento veraz de vida extraterrestre, y la reacción a estar cara a cara con ellos, y cómo preparar al mundo para ese contacto final. En este informe, su artículo 14 dice: “en caso de encontrar vida extraterrestre, ésta deberá ser ocultada, ya que su divulgación comportaría cambios importantes en los organismos y problemas en los sistemas económicos. En caso de encontrar vida de origen extraterrestre, esta información deberá darse de forma muy dosificada y con muchos años para poder adaptar los organismos a posibles problemas“.

Son muchos los presidentes norteamericanos, quienes antes de ocupar el despacho oval, tenían en su mente destapar y decir la verdad al mundo, pero una vez ocupaban el cargo, ninguno daba el paso, porque una vez en el sillón presidencial, se daban cuenta que ellos no eran quienes mandaban realmente, que existen poderes mucho más allá de lo que imaginaban, que son quienes rigen el planeta, y todo aquello de lo que fueron testigos, permaneció en silencio… hasta hace unos años donde gracias a muchas personas influyentes, testigos y con pruebas documentales, están filtrando y sacando a la luz toda la verdad, testigos que iremos conociendo y que han demostrado, que sí existen los OVNIS, y que este tema se debe analizar desde otra perspectiva, porque su existencia nos convierte en habitantes universales, por lo que debemos ser parte del proceso y del conocimiento de su existencia y de la forma de proceder.

El presidente Bill Clinton dijo: “Existe un gobierno dentro del gobierno, del cual no ejerzo ningún control“. Pues es este gobierno en la sombra, quien maneja realmente los presupuestos y las grandes decisiones del país, a nivel nacional e internacional.

Los EE.UU., dentro de los presupuestos generales del país, tiene unos presupuestos ultrasecretos y opacos, conocidos como “Black Budget” (presupuesto negro). Es decir, de todo el presupuesto del país, una gran parte va a parar a diferentes agencias. La CIA, desvía ese dinero al Ministerio de Defensa (DOD – Department of Defense), y éste es el encargado de canalizar ese dinero a los “Proyectos Negros“. Ahora bien, ¿cuánto dinero se desvía a estas agencias?

El Inspector General del Ministerio de Defensa de finales de la década de los 90, encontró irregularidades en los años 1.998, 1.999 y 2.000. ¿Cómo se dio cuenta? Porque en esos tres años, identificó que se desvió una media de 1,7 trillones (habéis leído bien, son “tri”-llones) de dólares que no podían ser contabilizados en el presupuesto del Ministerio de Defensa.

Todo el presupuesto en esos años para Defensa, era de 400 billones (con “b”) de dólares. Es decir, el Inspector General, veía estupefacto que para proyectos ocultos, para agencias secretas que, por ejemplo, investigan los OVNIS y la ingeniería inversa, antigravedad, entes biológicos extraterrestres, etc… se destinaba cuatro veces más, algo realmente increíble e impensable. Para un Jefe de Defensa de un país como EE.UU., las amenazas contra las que hay que luchar, están aquí en la Tierra, entonces ¿no sería más lógico que una mayor parte del presupuesto destinado a defensa, fuera a parar a armas, hombres y logística en Centros terrestres?

Si cada uno de nosotros reflexiona un instante, y fuera quien debiera proveer de ese dinero a las diferentes administraciones, ¿destinaría gran parte de ese presupuesto, que podría ir a sanidad, educación, fomento… y no destinarlo a agencias secretas que investigan una “mentira”, si no supieras realmente que esa “mentira” es una gran verdad, con todas las pruebas, y que hay que inyectar ese dinero para I+D+I para lograr comprender su tecnología, porque estás en posesión de información que sabes la verdad sobre vida en otros mundos?

Pero mucha parte de ese dinero, proviene de una oligarquía de gente muy adinerada (lo que Bill Clinton denominó ese “otro gobierno” del que no puede hacer nada, y que son los que mandan realmente). ¿Y quiénes son estos gobiernos que controlan a los gobiernos? Las farmacéuticas, la industria del petróleo, industria armamentística, medios de comunicación, etc…

Pero existe una fuerte presión de desinformación, que empezó con un documento llamado “El Informe Iron Mountain“. Este informe fue escrito en 1.963 en el refugio antiatómico de Iron Mountain (Michigan), que exponía la “conveniencia de la paz y la guerra“, tanto terrestre como “extranjera”. Su finalidad y principal objetivo es el engaño a la población. La conclusión de las personas que escribieron el informe, era que la humanidad es demasiado frágil y débil para que les sean revelados determinada información sobre la existencia de EBEs (Entidades Biológicas Extraterrestres) en nuestro planeta, por lo que había que mantener en secreto esa información.

report-from-iron-mountain1

En el informe se sentaban las bases sobre una seria amenaza de “extranjeros” que podrían aparecer de forma masiva en la Tierra. Pero este informe, también decía cosas como: “El principio organizador de cualquier sociedad es la guerra. La autoridad básica del Estado Moderno sobre su población, reside en su capacidad y su poder para la guerra. La paz no puede ser posible, y si lo fuera, sería indeseable para el interés nacional“. Y concluye de forma categórica, asegurando que “la amenaza ha de ser de una magnitud y terror sin precedentes, como hemos visto antes”.

Y en el tema OVNI, siempre nos han insinuado que son hostiles, que son una grave amenaza, que nos invadirían y exterminarían la humanidad. Es la política del miedo y de la desinformación. Pero gracias a muchos testimonios de quienes vivieron, vieron, estudiaron, analizaron y callaron en su momento, sabemos que esto no es así, y que la verdad es mucho más increíble y esperanzadora, que si la humanidad realmente supiera la verdad, sí estaría preparada para afrontarla, conocerla y aceptarla, porque nuestro mundo, nuestra existencia, nuestra forma de pensar y de actuar sería radicalmente opuesta y mucho más productiva, espiritual y humana, que la actual.

El sexto hombre en pisar la luna fue el astronauta Edgard Mitchell,  a bordo del Apollo 14, quien tiene el récord por ser el hombre que más ha caminado por la superficie lunar, durante 9 horas y 17 minutos, en 1.971. E. Mitchell, afirma que “El incidente Ovni de Roswell”, fue un verdadero incidente extraterrestre. Varias personas que dicen haber tenido acceso a los verdaderos expedientes clasificados afirmaban esta hipótesis.

Esta es la entrevista donde el astronauta del Apollo XIV, habla y revela datos e información que era clasificada, donde reconoce que existen, que han estado y están aquí, que hay contactos, y que existe un secretismo que dura 60 años, pero esto está llegando a su fin, y ya son muy pocos quienes pueden ignorar los hechos, que no estamos solos desde hace miles de años.

E. Mitchell es sólo uno de muchos astronautas, ingenieros que han trabajado en naves extraterrestres, mandos del Ejército, cargos en agencias secretas… que ya han salido a la luz para desvelar mucha información, quiénes son esos “extranjeros”, cuántos hay, qué es lo que quieren, por qué se aparecen en los cielos, cómo se comunican con nosotros, desde cuándo están aquí, cuáles son sus intenciones, qué acuerdos se han negociado, cuándo será el anuncio mundial de su existencia a la humanidad, de dónde proceden, cómo han llegado hasta aquí, cómo es su tecnología, cómo viajar en el tiempo, etc…

Todas estas increíbles dudas, están siendo contestadas y desveladas en los últimos años. En muchos temas tenemos las respuestas, lo que aún no poseemos es la capacidad para comprenderlas, ni la tecnología ni el avance para replicarla. Pero esto es sólo el principio de un nuevo tiempo, una Era donde la humanidad conocerá que no estamos solos, y que no lo hemos estado nunca, y que la vida en la Tierra, especialmente la del ser humano, no es casual.

Hay tan poco de tu realidad que está realmente basado en la verdad, que habría que replantearse en qué realidad vivimos. (Jorge Palazón 17/04/2013).

Anuncios