Archivo mensual: marzo 2012

En Busca de los Dioses (Episodio I)

¿Estamos ante una Eugenesia Cósmica?. La eugenesia, defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos, mediante diferentes intervenciones. Las metas perseguidas han variado entre la creación de personas más sanas e inteligentes y el alivio del sufrimiento humano. Los medios antiguamente propuestos para alcanzar estos objetivos, se centraban en la selección artificial, mientras los modernos se centran en el diagnóstico prenatal y la exploración fetal, la orientación genética, el control de natalidad, la fecundación in vitro y la ingeniería genética. La eugenesia cósmica, es la responsable del genocidio de razas y culturas consideradas inferiores, de la extinción masiva de homínidos y pueblos, para dar paso a una especie híbrida mejorada. La selección artificial de seres humanos, fue sugerida desde épocas muy antiguas, por Platón. ¿Es el ser humano actual, el resultado de un proceso similar?. ¿Somos creaciones artificiales, en constante cambio y modificación por seres de otros mundos?.

Desde el comienzo de este blog, he analizado documentos, construcciones, textos, religiones, agroglifos, biología, acontecimientos históricos, profecías, mitos, etc… en busca de pruebas empíricas, que corroboren, o por lo menos, que nos den indicios, de la existencia de vida más allá de nuestro planeta. Todos los datos que encuentro, analizo y reflexiono de la forma más objetiva que puedo, siempre me llevan a la conclusión, que existen demasiadas pruebas que no se pueden obviar. ¿Eran los dioses que aparecen en las leyendas de civilizaciones antiguas, seres que provenían de otros mundos?.

La Biblia nos dice: “haremos al hombre a nuestra imagen y semejanza”, empleando el plural, como si la frase surgiera de una conversación entre varias personas, no de un Dios único que hubiera dicho: “haré al hombre a mi imagen y semejanza”. Y, ¿cómo podrían otros seres hacernos a su imagen y semejanza?, sin el poder Creador, dador de vida, del que carecemos como simples mortales, la única manera que tendrían sería mediante modificaciones genéticas, manipulando el genoma, para crear una evolución rápida de la especie, con la capacidad de “tirar a la basura”, aquellos errores , que provoquen que la especie se encamina donde no se desea, y con el poder de reparar ese error genético, para crear una especie homo inteligente y avanzada. Esto explicaría los saltos cuánticos, evolutivos e inexplicables, de tantas especies homínidas, que se desconocen su evolución y su procedencia (lo que llaman comúnmente como eslabón perdido, un eufemismo para decir que no tienen ni idea de la procedencia de esa especie).

Hay pruebas bajo tierra, en los cielos, dentro de nosotros, en textos de diferentes idiomas, en los campos, en pueblos abandonados, en pequeñas islas, en nuestras ciudades, en cada religión, en cada descubrimiento y avance científico, en grabaciones, en mitos transmitidos desde las primeras generaciones de hombres, de tribus que desconocen la tecnología, pero conocen estrellas que no pueden ser vistas por el ojo humano, porque sus “dioses”, les dijeron que estaban allí. Si existe un Dios Todopoderoso, ¿todo su poder se ha centrado solo en nosotros, en supervisar la vida de cada persona, sus actos (para castigarle o perdonarle), nuestros designios y destino, y tener abandonado el resto del Universo?. No tiene sentido, así que busquémoslo.

En Tortuguero (Tabasco – México), se encuentran las ruinas de una ciudad maya, datada entre el 900 a.C. y el 250 a.C. Allí, se encontraron varios escritos mayas. Estos jeroglíficos, se basaban en un lenguaje y un sistema de escritura totalmente desarrollado. David Stuart, experto en glifos mayas, descifró en abril de 2.006, unas inscripciones en el monumento 6, considerado por muchos, la mayor prueba de la profecía maya que anuncia el “fin de los tiempos” para el 21 de diciembre de 2.012.

El análisis de todo el Monumento 6, muestra que su objetivo principal, es el relato sobre los sucesos que ocurrían mientras gobernaba B’ahlam Ahau. El Monumento 6 no dice que se vaya a terminar el mundo, señala el fin de un ciclo y la llegada de otro. La nueva Era, estaría a cargo de un nuevo Señor, Bolon Yookte K’uh (Dios de los Nueve Pasos). El calendario dice, que ese día, los dioses volverán a la Tierra. Los glifos, realmente dicen; “descenderá glorioso el dios Bolon Yookte”. Este Dios creó la inteligencia humana.

El calendario maya empieza el 11 de agosto del año 3.114 a.C. Pero en ese año, los mayas aún no existían. ¿Por qué el calendario maya empieza a contar desde esa fecha?. Según el libro Chilam Balam, (Balam significa Brujo o Mago, y Chilam es el título que se daba a la clase sacerdotal que interpretaba los libros y la voluntad de los dioses),  el 11 de agosto del 3.114 a.C., fue el día que el camino de las estrellas bajó del cielo, y los 13 dioses descendieron a la Tierra. Esta, es una referencia directa, de que alguien del exterior, vino a nuestro planeta. Los 13 dioses, pueden hacer referencia a las 13 calaveras de cristal (que comenté en el capítulo “Ooparts”), donde reside el conocimiento que aún no poseemos, y que una vez todas las calaveras estén unidas, se desvelarán secretos que cambiarán nuestra mentalidad, y el concepto que tenemos del mundo, del Universo, y de nuestra existencia.

Es común encontrar en todas las religiones existentes, la idea de que la civilización, tendrá un tormentoso final. En el caso de la Biblia judeocristiana, en su último capítulo, en el Libro de las Revelaciones, se narra que un ángel del Señor, se le apareció al apóstol Juan en la isla de Patmos (Mar Egeo, Grecia), y le reveló algunas visiones del futuro, donde Dios regresará a la Tierra el último día, para juzgar a toda la Humanidad. Ese día, aparecerán los ángeles sobre la Tierra, que castigarán a los seres humanos, desatando terremotos, tempestades, y terribles catástrofes.

En 1.947, se encontraron en unas cuevas del desierto de Judea, cerca de 900 documentos, conocidos como Los Manuscritos del Mar Muerto. De todos esos manuscritos, hay uno, llamado El Manuscrito de la Guerra, que describe con gran detalle, una futura guerra apocalíptica entre las fuerzas de la luz, contra las fuerzas de las tinieblas.

Es un antiguo plano del arte de la guerra escrito en la época de Cristo, por los Esenios, una tribu judía que se remonta a la época de Esén (hijo adoptivo de Moisés y nieto de Aarón), y supone una guerra entre los Hijos de la Luz, liderados por el Arcángel Miguel, y los Hijos de la Oscuridad,  guiados por Belial (hijo del Infierno). Habla de 7 batallas que nos llevarán irremediablemente al fin del mundo.

Hace 75.000 años, en Indonesia, erupcionó el volcán Toba, que provocó un cambio climático que casi extingue a la raza humana. Lo más peligroso de este tipo de erupciones, es el polvo volcánico que se queda atrapado en la atmósfera, haciendo la función de un escudo que no deja penetrar los rayos del Sol, enfriando el planeta. Si perdura mucho tiempo esa situación, los organismos vivos desaparecen. Las plantas no harían la fotosíntesis por la falta de luz solar, la vegetación moriría, los animales que dependen de ellas morirían por falta de comida, y el ser humano se vería abocado a su desaparición. Todos los organismos vivos se extinguirían.

Cuando se da una situación de este tipo, un suceso catastrófico que reduce drásticamente la diversidad de las especies, se denomina cuello de botella genético. El homo sapiens (es decir, nuestra especie), ha sufrido este fenómeno en dos ocasiones, donde la población mundial se redujo a unos 3.000 homo sapiens solamente, prácticamente al borde de la extinción. Estos patrones se han ido sucediendo a lo largo de la Historia de la Tierra. Ha habido cinco extinciones masivas, donde la especie dominante se extinguió, desde organismos marinos, hasta los dinosaurios. ¿Y la especie “homo” por qué ha logrado sobrevivir?.

La especie humana,  en su desarrollo, repentinamente, realizó un salto cuántico. De estar en cuevas, a pasar a construir pirámides y ciudades enormes. De ir a caballo, a pisar la Luna en menos de 100 años. Estos saltos evolutivos tan enormes, son imposibles en un proceso normal. ¿Son estos acontecimientos casuales?, o ¿existe una intervención exterior, para que la especie “homo”, evolucione más rápidamente, por motivos que aún desconocemos?. Esta intervención exterior, vendría dada por dos factores fundamentales: 1.- extinciones masivas de seres humanos (guerras, enfermedades, cataclismos, etc…) y 2.- mediante modificación genética.

En la Biblia, aparecen acontecimientos, que analizados detalladamente, revelan hechos de esta índole. Diluvios, pueblos devastados, inundaciones, etc. Y en ellos, se sugiere, que se hace porque el ser humano es imperfecto. ¿Puede ser que las modificaciones genéticas, para un desarrollo evolutivo más acelerado, no dieran los resultados esperados, y decidieran exterminar ese “error”?. ¿Cuántos eslabones perdidos, aparecen en el árbol genealógico homínido?. Siempre que se encuentra una especie homínida nueva, que no concuerda con ninguna otra que conocemos, los expertos no saben dónde ubicarla realmente, cómo surgió, de quién evolucionó, y simplemente, ramifican otra rama para insertarla en el árbol, solo para que esté catalogada, pero es una especie condicional, no sujeta a conclusiones definitivas y concluyentes.

NOTA: En el capítulo dedicado al Arca de Noé, se detalla y analiza la intervención exterior de ese Diluvio Universal, cuál era el plan final, y qué representa realmente el arca.

Cuando ocurre una catástrofe natural, de proporciones épicas, que sesga la vida de miles de personas, se han filmado, o se ha informado a la prensa, o las autoridades, de avistamientos en esos puntos concretos, un día antes, o el mismo día del suceso, de luces o aeronaves no identificadas, que sobrevolaban la zona. ¿Es esto simple casualidad, o estamos ante un control de población exhaustivo, planificado, para unos intereses o una finalidad que no comprendemos?. Desde hace años, el ser humano, está intentando, en proceso de estudio y experimentación, modificar el tiempo, poder crear lluvias en zonas donde apenas llueve, poder controlar tormentas y tornados. Si el ser humano, ya lo está intentado, ¿no sería probable, incluso lógico, que seres de otros mundos, con la capacidad tecnológica de modificar el espacio-tiempo, posean también la tecnología y los conocimientos para alterar un planeta, provocando tsunamis, erupciones volcánicas, diluvios, sequías, terremotos, etc..?.

El tsunami del 26 de diciembre de 2.004, en Indonesia, causó 240.000 muertes. Un par de días antes, muchas personas de la zona donde llegó el tsunami, alertaron al periódico “India Daily“, de numerosos avistamientos de luces sobrevolando el mar donde se originó el terremoto, antes de producirse, y en el momento que se produjo. Algunos teóricos, sostienen que esas luces, aparecen determinadas por la fricción de las placas tectónicas. Es lo que se conoce como “luces de terremotos“, un fenómeno aéreo luminoso, similar en apariencia a una aurora boreal, que aparece en el cielo sobre o cerca de áreas de actividad sísmica o erupciones volcánicas. Son especialmente visibles por la noche. Existen varias teorías que tratan de explicar este fenómeno, aunque es un completo misterio para la ciencia. Es decir, si fuera un hecho natural, que surge por el fenómeno en sí, no se sabe por qué sucede, no hay una teoría plausible, solamente existen conjeturas. ¿Por qué?. Porque es más fácil atribuir esas luces a hechos naturales, que confirmar o sugerir, que son luces artificiales, de objetos que desconocemos, y da la casualidad, que siempre aparecen cuando ocurre un cataclismo.

En marzo de 2.010, erupcionó  el volcán Eyjafjallajökull (Islandia), lo que llevó al cierre del espacio aéreo sobre la mayor parte del norte de Europa,  alterando los planes de viaje de millones de pasajeros. Momentos después de la erupción, las cámaras de la cadena de informativos  Sky News, canal de televisión de 24 horas de información, captó una imagen de un extraño objeto volador en forma de “V”, entre la columna de humo y ceniza. Estas son las imágenes en pleno directo, que pudo ver todo el planeta.

Se rodaron muchísimas imágenes de esta erupción volcánica, y muchas de ellas muestran un objeto suspendido sobre el volcán. Analizadas las imágenes por expertos en imágenes de video, han corroborado que no corresponden a aves, que no saben decir qué es, pero evidentemente, las aves, ante el humo tóxico, las expulsiones de lava, el calor excesivo, en definitiva, ante el peligro real para su supervivencia, ningún ave volaría por esa zona, y menos un conjunto de aves tan perfectamente sincronizado en “V”.

Desde la antigüedad, siempre que han ocurrido catástrofes naturales, se han divisado objetos en los cielos inexplicables, y más, si tenemos en cuenta que, siglos atrás, el ser humano no tenía aún la tecnología para volar. Entonces, ¿por qué esa dualidad “objeto en los cielos-catástrofe”, desde tiempos remotos?. Obviamente, tiene que existir un nexo entre ambas, no puede ser casual.

El 14 de abril de 1.561, en la localidad de Nüremberg (Alemania), a la salida del nuevo día, y según las declaraciones de los testigos al Nüremberg Gazette, aparecieron unos tubos, que parecían cañones. En ese instante, los objetos, empezaron a librar una batalla en los cielos. Uno de esos testigos, el arquitecto austríaco Hans Glaser, reprodujo en un grabado de madera, lo que él observó esa mañana.

Esta octavilla es la que apareció, y narra las declaraciones de los testigos, y del propio Hans Glaser: “Fue vista «por muchas personas, varones y mujeres». Eran «esferas» de color rojo sangre, azulado y negro, o «discos anulares», cerca del Sol, «tres por ejemplo en fila / a veces cuatro en cuadrado, y también algunas solas / y también se han visto entre esas esferas algunas cruces de color sangre». Había también «dos grandes tubos» (o tres)… «en cuales pequeños y grandes tubos / estaban de a tres / también de a cuatro y más esferas. Y todos ellos comenzaron a pelearse entre sí». El fenómeno duró aproximadamente una hora. Luego «todo ello como ofuscado por el Sol / cayó a la Tierra desde el cielo como si todo ardiera / y con gran vapor desapareció poco a poco sobre la Tierra». También se vio, bajo las esferas, una figura alargada, «igual que una gran lanza negra».

Existe otro caso muy parecido, en la misma época, pero esta vez ocurrido en la ciudad de Basilea (Suiza). En una octavilla elaborada en agosto de 1.566, por Samuel Coccius (estudioso de las Sagradas Escrituras), donde se representa un fenómeno acaecido en dicha ciudad el día 7 del mismo mes.

En el momento de la salida del Sol «se vieron en el aire muchas esfera negras que hacia el Sol / se desplazaban con gran rapidez y celeridad / y también volviéndose unas contra otras libraban disputa / tornándose algunas rojas y fogosas / y luego se consumieron y disolvieron».

¿Qué significado podemos darle a estos acontecimientos?. En una época, donde no existían artefactos que volaran, es más, ni siquiera nadie se plantearía imaginarse o inventarse haber visto una lucha en los cielos, y menos aún, que muchas personas, en una misma localidad, detallaran los mismos hechos. ¿Qué sucedió ahí arriba?. ¿Por qué una batalla?. ¿Debemos los humanos temer una supuesta invasión, o por el contrario, sería muy beneficioso un contacto real para nuestros designios?. ¿Es posible que existan civilizaciones pacíficas que intentan salvaguardar nuestro planeta, y otras más exterminadoras, que devastarían nuestros recursos y la vida en la Tierra?.

Enrico Fermi, fue un físico italiano conocido por el desarrollo del primer reactor nuclear y sus contribuciones al desarrollo de la teoría cuántica, la física nuclear y de partículas, y la mecánica estadística. En 1.938 recibió el Premio Nobel de Física, por sus trabajos sobre radioactividad inducida y es considerado uno de los científicos más destacados del siglo XX.

En 1.950, Fermi se encontraba trabajando en Los Álamos. Durante un almuerzo con tres colegas del laboratorio (Emil Konopinski, Edward Teller y Herbert York), se pusieron a hablar sobre la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz, de la propulsión de las naves espaciales y de vida extraterrestre. Entonces, Fermi planteó la pregunta: ¿Dónde están todos?. Fermi estimó que la Tierra tenía que haber sido visitada desde hace mucho tiempo por civilizaciones extraterrestres, y estas visitas habían sido una constante. Aquí nació la famosa “Paradoja de Fermi”.

La paradoja, puede resumirse en la creencia común de que el Universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario, es paradójica sugiriendo que nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas. Es decir, la paradoja de Fermi, es la aparente contradicción entre las altas estimaciones de la probabilidad de la existencia de civilizaciones extraterrestres, y la falta de pruebas a favor o en contacto con tales civilizaciones.

Años más tarde, en 1.961, el astrónomo y pionero de la búsqueda extraterrestre (SETI), Frank Drake, postuló una fórmula mundialmente conocida como la ecuación de Drake. Todo empezó ante la pregunta: “¿Cuántas civilizaciones extraterrestres pueden existir en la galaxia que puedan comunicarse con nosotros?“. La ecuación que Drake creó es la siguiente:

N = R*· fp · ne · fl · fi · fc · L

  • N es el número de civilizaciones en la galaxia con las que podemos esperar comunicarnos.
  • R es el ritmo de formación de estrellas en nuestra galaxia (estrellas formadas cada año).
  • fp es la fracción de esas estrellas que tienen planetas.
  • ne es el número medio de planetas rocosos en la ecosfera de la estrella (la zona en la que puede desarrollarse la vida como la conocemos).
  • fl es la fracción de esos planetas en los que se desarrolla la vida.
  • fi es la fracción de los planetas con vida en los que se alcanza la inteligencia.
  • fc es la fracción de las civilizaciones inteligentes que pueden y quieren comunicarse.
  • L es el número de años de “vida” de una civilización que puede y quiere comunicarse.

En el capítulo “Los Círculos de las Cosechas (Parte II)”, señalé que, Frank Drake, envió junto a Carl Sagan, un mensaje desde el radiotelescopio de Arecibo en 1.974, para la búsqueda de seres inteligentes en la galaxia. Esta es la explicación que dio Carl Sagan, en su mítica serie Cosmos, sobre la ecuación de Drake:

Cada persona,  puede poner los parámetros que considere oportunos en la fórmula. Es una ecuación que se puede hacer de manera personal, según tus creencias, conocimientos, intuiciones, etc.

En 1.961, cuando se creó la ecuación, a Frank Drake le salía como resultado unas diez civilizaciones en toda la galaxia. En 2.004, revisando algunos de estos valores, Drake estimó que el nº de civilizaciones, podrían ser de 10.000. Incluso si pusiéramos valores muy bajos, más conservadores, el resultado sería de dos civilizaciones.

Los valores que Drake puso en 1.961, a cada parámetro de la ecuación, fueron los siguientes:

– R* = 10 (estrellas que se forman cada año).
– fp = 0.5 (la mitad de las estrellas tienen planetas).
– ne = 2 (nº planetas capaces de desarrollar vida en las estrellas con planetas).
– fl = 1 (todos los planetas capaces de desarrollar vida lo hacen).
– fi = 0.01 (el 1% de éstos desarrollan vida inteligente).
– fc = 0.01 (el 1% de las civilizaciones pueden y quieren comunicarse).
– L = 10.000 años (una civilización mantiene su capacidad y voluntad de comunicarse durante 10.000 años).

¿Por qué los valores van cambiando?. Porque obviamente, en 1.961, no teníamos la tecnología, ni los conocimientos que ahora poseemos. El estudio del Universo, de exoplanetas, de estrellas, de galaxias, el envío de sondas, el Hubble, etc… hacen que los valores cambien constantemente.

Drake eligió dar un valor de 1 para fl, es decir, consideraba que el 100% de los planetas capaces de albergar vida la albergan. Y esto, no es realmente así, debido al principo antrópico. El valor de fl más aceptado, está estimado en 0.33. El principio antrópico, indica que cualquier teoría sobre la naturaleza del universo, debe permitir nuestra existencia como seres humanos y entes biológicos basados en el carbono en este momento y lugar concretos del universo. Si se cambia cualquiera de las constantes sin dimensiones, que determinan el comportamiento relativo de las fuerzas fundamentales del Universo, no estaríamos aquí.

Si tú, te has preguntado alguna vez, ¿por qué existes?, es porque se han dado las condiciones necesarias, precisas e indispensables, para que tú te estés haciendo esa pregunta como ser inteligente que eres, sin importar la probabilidad, por muy pequeña que sea ésta, de que exista vida en el resto del Universo.

Siguiendo con los valores dados por Drake a su ecuación, respecto al parámetro fi, Drake consideró que un 1% de los planetas que desarrollan vida, llegan a tener vida inteligente. Este dato, en mi opinión es elevado y bastante optimista. Drake, en sus observaciones al cosmos, y todos los datos que poseía a mediados del siglo XX, consideraba que la mayor parte de las estrellas eran enanas rojas,  que emiten poca radiación ultravioleta, haciendo que el ritmo de evolución en ese planeta, fuera un ritmo lento. El valor actual estimado para fi es  0.0000001.

En el parámetro L, solo nos podemos poner a nosotros como ejemplo. Nuestra civilización, tiene la capacidad de enviar ondas de radio, o naves al espacio desde hace muy poco tiempo, y más, si hablamos en tiempo del Universo. Es decir, apenas llevamos tiempo buscando, para poder encontrar rastros de otros mundos. También hay que considerar, que somos una especie autodestructiva. Así que, ¿cuánto tiempo vamos a conseguir permanecer en este planeta sin destruir todo lo que hemos creado, y por supuesto, sin destruirnos a nosotros mismos?. Drake le daba un valor de 10.000 años. ¿Permaneceremos pasado ese tiempo?.

El resultado N, con los datos de Frank Drake, es un dato bastante pesimista. Es decir, sólo en contadas galaxias, es probable que exista alguna civilización, con la capacidad y tecnología para comunicarse y que quiera hacerlo, y en la mayoría del Universo, ni siquiera eso. La especie humana, sí está intentando comunicarse con otros planetas, el problema es, que no sabemos con cuál. Las señales enviadas, se hace por “corazonadas”, por “intuición” y cálculo de probabilidades.

Realmente, esta ecuación no puede ser experimentada. Por otro lado, aunque se demostrara de algún modo que N = 0.00001, ¿significa esto que deberíamos dejar de tratar de comunicarnos?. Mi opinión es que no debemos, nunca, dejar de buscar. El principal objetivo del ser humano, como especie inteligente, es su supervivencia, y será inevitable si queremos permanecer, conquistar otros mundos, abandonar nuestro planeta.

Nuestra generación no deberá hacerlo, ni seguramente muchas otras generaciones futuras, pero llegará el momento, por falta de recursos, porque hayamos destruido nuestro planeta, porque el sol se apague, porque una amenaza exterior nos obligue, o simplemente porque el ser humano, desde sus comienzos, lleva implícito en sus genes descubrir, conquistar, explorar… pero llegará el amanecer que, por primera vez, ningún ser humano contemplará, y el silencio se apodere de todo.

¿No es lógico pensar, que si existen otros mundos habitados, quieran descubrir otros planetas aptos para su supervivencia, y estudiar sus características, qué tipo de seres y especies coexisten, y cómo poder ser parte de él?. Para poder vivir en un planeta que no es el tuyo, lo primero que hay que hacer es comprender el funcionamiento de ese planeta y su entorno, toda su complejidad, sin ningún tipo de errores, porque no habría vuelta atrás posible.

¿Estamos destinados a ser los dioses para otros mundos?.

Anuncios

Los Círculos de las Cosechas (Episodio III)

Galileo Galilei dijo: “No se puede comprender el Universo, sin aprender primero a comprender el lenguaje en el cual está escrito. Está escrito en el lenguaje de las matemáticas, y las letras son triángulos, círculos y otras formas geométricas, sin las cuales es imposible para el hombre comprender una sola palabra”. Y esto es lo que ocurre con los Crop Circles.

Hay demasiados en todo el mundo, para poder intentar analizar uno por uno su significado y sus características. Pero quiero terminar el tema de los Círculos de las Cosechas, con dos Crop Circles asombrosos, misteriosos, y que suponen un gran enigma, tanto para los científicos, como para los escépticos. La grandiosidad de estos dos Crop Circles, no reside tanto en su complejidad a la hora de realizarlo, sino por el mensaje que contienen. A estas alturas, creer, o simplemente pensar, que estos círculos, han sido hechos por seres humanos, es demasiado aventurado, atrevido, por no decir utópico.

Todas las pruebas que se han realizado, han asegurado que son auténticos, que contienen todos los parámetros de un Crop verdadero, la perfección en su ejecución, no hay zonas de entrada, se realizaron en una sola noche, los campos magnéticos existentes, ninguna planta aparece inerte, pero han sido modificadas, su complejo lenguaje, su magnitud, etc. Estos Crop Circles son, el Pictograma de Grasdorf, y el de Wilton Windmill.

1.) Pictograma de Grasdorf.

Es el pictograma más grande y complicado de todos, descubierto durante el amanecer del día 23 de julio de 1.991. La figura, de unos 100 metros de largo y 50 de ancho, cubría una superficie total de 5.000 m2, y estaba formada por siete símbolos y trece círculos; en medio del central, una cruz: el antiguo símbolo del Sol.

Este agroglifo constituye tres misterios. Fue descubierto en Werner Harenberg, cerca del pueblo de Grasdorf, en la Baja Sajonia, (Hannover). Esta ubicación no está lejos de los yacimientos prehistóricos de Externsteine, de hace 4.000 años.

Los arqueólogos lo describen como uno de los yacimientos prehistóricos y culturales más importantes. Este Crop, consiste en un conjunto de círculos, de arcos y de una cruz, todo ello reunido por segmentos rectilíneos y midiendo unos cien metros de largo. El primer misterio es, por supuesto, la existencia misma de este agroglifo, ¿quién lo ha hecho y por qué?

Un investigador de la zona, analizó el lugar de la formación, con un detector de metales. Descubrió tres discos metálicos de iguales dimensiones (30 cm diámetro), enterrados en el suelo, en el centro mismo de los tres círculos, rodeados de un medio anillo. Uno de esos discos, era de oro puro (8 kg), otro era de plata pura al 99,9 %, es decir, más pura que la plata utilizada hoy en día, y pesaba casi 5 kg. El tercer disco era de bronce, y pesaba 4 kg. Un conocido joyero del lugar, después de haberlas examinado atentamente, se quedó estupefacto, y dijo; “Este oro y esta plata son los metales más puros que he visto en mis treinta años de trabajo“. Este es uno de esos discos.

En cada uno de los discos, estaba representado el mismo motivo, el mismo pictograma que el que acababa de ser dibujado en el campo de trigo, es decir, que el motivo del agroglifo era en realidad une reproducción exacta del motivo representado sobre cada uno de los tres discos metálicos que allí había enterrados. Esos discos llevaban enterrados en el suelo miles de años (seguramente unos 4.000 años). Los análisis espectrográficos, revelaron que la plata y el estaño (contenido en el disco de bronce), provenían de un yacimiento cercano de Grasdorf (el lugar de creación del agroglifo). Esta coincidencia constituye el segundo misterio.

El tercer misterio es, ¿por qué tres discos similares, con la misma inscripción en cada uno, pero uno realizado en oro, otro en plata y otro en bronce? ¿Qué civilización ha realizado esos discos? Según los análisis y la destreza que presentan los discos, tuvo que ser realizado por una civilización muy avanzada. Es evidente que los tres misterios están íntimamente ligados.

Michaël Hesemann, fue el encargado de analizar todas las pruebas, y la zona del agroglifo, confirmando su autenticidad, a pesar de la extrañeza de los hechos, y que Hesemann, es ante todo un historiador especializado en la historia de la Iglesia. El Wall Street Journal, lo describe como “un historiador religioso que ayuda a las reliquias del Vaticano”. Así que, su visto bueno a este suceso paranormal, más allá de los actos de fe de sus creencias, da reputación a la confirmación de la autenticidad de las pruebas.

Quienes realizaron el Crop Circle, por algún motivo que desconocemos, tenían conocimiento que esos tres discos, estaban enterrados en ese lugar, y qué tenían grabado. Como seres inteligentes, es evidente que, con la realización de este agroglifo, quisieron llamar la atención hacia esos tres discos. ¿Qué hay tan importante en esos discos?

El historiador de la ciudad de Colonia (Alemania), Ferdi Heller, dijo tras los resultados de su investigación respecto al pictograma y los discos; “Podría tratarse de una antiquísima representación simbólica de nuestro Sistema Solar, un tipo de mapa astronómico impresionante”. Dicho acontecimiento, había sido preanunciado por la profetisa Vola, en el “Edda“, un poema épico germánico, que habla del retorno de los dioses y del inicio de una nueva Era.

En el poema épico alemán “Edda”, hay una profecía que habla del final de los tiempos, cuando los dioses volverán; “Después, ellos se encontrarán de nuevo en las maravillosas láminas en la hierba, con las cuales, en tiempos remotos, se complacía Woden. Los campos sembrados serán controlados, todos los malos mejorarán y también Baldur volverá a casa”.

Esta representación, podría simbolizar nuestro Sol. En la parte interior del óvalo había cuatro cuartas partes de tallos, divididos por una cruz orientada hacia los puntos cardinales. El segmento de la cruz que indica el norte y el sur, tenía una longitud de 152 dm, cuando la distancia entre la Tierra y el Sol en el punto de afelio (punto de la órbita de un planeta que se encuentra a la máxima distancia del Sol), es de 152.000.000 de km. El segmento de la cruz que indicaba el Este y el Oeste, tenía una longitud de 147 dm, el perihelio (punto que se encuentra a la mínima distancia del Sol), de la Tierra dista 147.000.000 de km del Sol. El microcosmos es igual que el macrocosmos.

NOTA: Durante todo el blog, siempre recalco que no creo en las casualidades, y menos a este nivel de complejidad.

Al sur, junto al Sol, había un sendero de 11 dm de longitud, al que acompañaba un gran círculo de 89 dm de diámetro, donde el grano era aplastado. El radio del círculo era de 44,5 dm. La suma entre los 44,5 dm y los 11 dm del sendero da como resultado 55,5 dm. La distancia media entre Mercurio y el Sol es de aproximadamente 55,5 millones de km. Esta es la clara demostración de que los autores de los círculos en los campos conocen nuestro sistema de cálculo de datos astronómicos. Saben que nosotros, normalmente, para calcular la distancia de un planeta al Sol, partimos del centro del mismo planeta.

El segundo planeta, partiendo del Sol, Venus, está representado al Este de Mercurio. Su diámetro es de 88 dm. Un largo sendero directo hacia el norte está relacionado con su diámetro, y continúa hasta la línea que va del Sol a la Tierra, midiendo 63,5 dm. Si sumamos 44 dm (radio del planeta Venus) + 63,5 dm (longitud del sendero), obtenemos 107,5 dm. Pues bien, la distancia más cercana entre Venus y el Sol es precisamente 107,5 millones de km. El sendero que lleva desde el Sol a la Tierra mide 115 dm. La Tierra está representada con un diámetro de 68 dm, así que, si sumamos 34 dm (radio de la Tierra) + 115 dm (longitud del sendero), el resultado es 149 dm. La distancia entre la Tierra y el Sol es de 149 millones de kilómetros = 1 UA (unidad astronómica).

Los planetas externos, están dibujados de acuerdo con su albedo. Esto significa que, por ejemplo, un índice del 0.01 de albedo corresponde, en la parte de círculo, a 20 cm. Es una unidad de medida utilizada, sobre todo, en el caso de planetas y de satélites, pero puede utilizarse también para mediciones de diversos materiales terrestres. El albedo no es un porcentaje, sino un índice decimal. Esto significa, que un albedo de índice 0,43 tiene una capacidad de reflexión del 43%, o sea, el 43% de la luz recibida es reflejada.

El pictograma, por tanto, ha sido creado para dar un preciso mensaje astronómico y matemático. Existe seguramente un motivo que ha incitado a los autores del pictograma a utilizar el índice del albedo, que es la capacidad de reflexión de un cuerpo. “Reflexión” viene del latín “reflecter” (retorcer, replegar), que podría significar “dirigirse hacia la conciencia, reflexionar”. ¿Nos está informando el pictograma, que debemos realizar una reflexión profunda de la Humanidad, una reflexión de quiénes realmente somos y nuestro verdadero lugar en el Cosmos?

2.) Wilton Windmill

Este agrograma apareció el 22 de mayo del año 2.010, captando la atención de los escépticos y del mundo científico. Varios matemáticos del London University College, se mostraron sorprendidos al descubrir el mensaje que contenía.

La figura muestra un código en ASCII, con un mensaje que puede decodificarse en 9 dígitos de código binario. Académicos, científicos transdisciplinares, biogenetistas y matemáticos, convergen en la interpretación del código, demostrando una excelencia y objetividad sin precedentes hasta ahora. Por vez primera en la historia reciente, a nivel académico, tras las declaraciones de Stephen Hawking, son ya muchos científicos los que trabajan activamente en la decodificación de estos agrogramas.

El agrograma es una representación de la espiral de ADN y otras espirales de la naturaleza. La representación es muy parecida a un mándala (representaciones simbólicas bastante complejas, utilizadas tanto en el budismo como en el hinduismo). Este mándala cósmico, afirma que el ADN abre el portal dimensional de la “consciencia telepática”, que nos llevará al Punto Omega del año 2.013, al punto cero del no tiempo, un nuevo ciclo, el comienzo de una nueva Era. El código descifrado de este mándala, describe que vamos viajando en “espiral áurea” hacia el centro del no tiempo en un trance colectivo.

La Ley del Tiempo, es la profecía para completar el ciclo de la historia. Es la nueva dispensación del tiempo, dotando a la Humanidad con un sistema completamente nuevo de conocimiento.

 

Existe consenso de la comunidad científica, en que el código ASCII, representa la ecuación de Euler, y adicionalmente, contiene una doble sentencia superpuesta que representa un binomio Euler/Fibonacci, sobre el dilema de la doble interpretación de (Pi y Phi). Pi y Phi son las proporciones divinas, proporciones perfectas, la proporción áurea.

En la Naturaleza, tenemos continuamente  evidencias de la gran existencia y preferencia por estas proporciones, para diseñar diversas formas de vida. PI es la relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro. PHI es una razón natural = 1,6180339… PHI y PI, no son nº finitos fijos, sino relaciones que no tienen  valor decimal o fraccionario preciso. Las matemáticas lo llaman “nº irracionales“, sin embargo, en la Naturaleza abundan estas formas fundamentales (desde sistemas de estrellas hasta virus).

Ambas, están contenidas en el código ASCII, que a su vez, contiene otra premisa, una cuenta atrás:
3 (2010) – 2 (2011) -1 (2012) = 0

En la parte superior del agrograma, aparece el tiempo lineal. Para toda cuenta atrás, 3-2-1, hasta llegar a cero, el no tiempo. El no tiempo, no se refiere a ninguna catástrofe física, hablamos de la apertura de un portal dimensional que se está generando en la parte inferior del gráfico: “La realidad cuántica”. Es decir, la realidad lineal que vivimos, es un holograma.

En esa realidad que vivimos, se está modificando nuestro ADN, que aparecen en el código ASCII. Los cambios en nuestro ADN, se están produciendo mediante la conexión ionogenomática. En la armonía e inteligencia del Universo, del que somos parte, y con el que estamos conectados, se da una interrelación entre el Sol, los Rayos Gamma, a través de la Resonancia de Schumann, y nuestro ADN, nuestro código informático interno, interactúan con los iones de calcio que son claves en la vida de las células, y en particular en las neuronas, modificando la producción de proteinas en el ADN. Esta relación es lo que llamamos la relación ionogenomatica.

Todos esos procesos ya está ocurriendo en nuestro ADN, y este ciclo durará muy pocos años. La atmósfera se está ionizando, cambiando para poder alcanzar la resonancia necesaria para el punto “0″ que está en los 13Hz, punto en el que se producirá la convergencia para la apertura del agujero de Einstein-Rossen, (más conocido como agujeros de gusano, atajos espacio-temporales que unen puntos de la Galaxia).

En la parte inferior del agrograma, aparece la superposición del binomio Euler-Fibonacci. La información contenida en las ecuaciones, indica que cada posición de los sectores replica exactamente diferentes escenarios que son simétricos entre sí, y que se corresponden con un viaje al Pasado. Vamos hacia el origen, o vamos a cambiar de plano. Finalmente, se ve una elección entre diversos planos posibles (diversos escenarios alternativos).

Entonces tenemos la ecuación de Euler y la anomalía del espacio-tiempo, y una cuenta atrás. La información describe un viaje que cruza el umbral de no tiempo, un salto cuántico en la consciencia. ¿Significa esto, que tomaremos consciencia de nuestro lugar en el universo?. ¿Se nos abrirá un agujero blanco o puente de Einstein-Rosen, hacia una puerta dimensional?.

Nikodem Poplawski, es un físico teórico en la Universidad de Indiana, que propuso que el Universo en el que la Tierra existe, puede estar ubicado dentro del agujero de gusano de un agujero negro, que existe en un universo aún más grande. La teoría Poplawski, nos presenta una alternativa a la teoría popular de que dentro de los agujeros negros, se encuentran singularidades gravitacionales y ofrece una explicación teórica, basada en la torsión del espacio-tiempo. Esto supone una de las mayores aportaciones a la teoría unificada de la física.

La confirmación del principio de realidades supersimétricas, junto a la confirmación de que los puentes de Einstein-Rosen son Puertas Dimensionales, supone una base científica de incalculable valor para el estudio de la Inteligencia Extraterrestre.

 

Hay 12 partes. El centro es el punto 13, que unifica todas las partes gracias al poder del 7. Existen entonces 13 partes iguales, de donde salen doce rayos. El centro es el 7. El centro 7 es el punto de simetría binaria, dentro de la sexta dimensión (Ser y Todo se unifican), está la octava dimensión.  Es la séptima dimensión (pensamiento puro), que une todas por el centro.

La duración de cada raza, es de 13.000 años (la mitad de una precesión equinoccial, que son 26.000 años). La precesión equinoccial, es el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra, que, como el bamboleo de una peonza, inducido por la gravedad, traza un cono en un ciclo de aproximadamente 25.776 años (período conocido como año platónico).

Un año de período de 13.000 es la noche, y los 13.000 años de otro período es el día. ¿Hacen referencia las trece partes del círculo, a cada ciclo de la noche y del día? Al final de cada ciclo de 26.000 años, renace un nuevo amanecer, una nueva Era, un salto evolutivo a nivel espiritual y de consciencia. ¿Es este Crop Circle el aviso de ese cambio?

Nos avisa de la cercanía de un conocimiento mayor de nuestra existencia, de nuestro lugar en el Cosmos, un mayor entendimiento y concepción de quienes somos. Nos avisa de que existen más mundos, más dimensiones que aún no podemos percibir, porque no estamos preparados, creados aún para ello. Nos avisa de la perfección que rige el universo, y que esa perfección, es una constante, no una meta, un fin en sí mismo, sino la norma que rige las leyes cósmicas. Nos avisa que existe un lenguaje mucho más amplio, completo, e infinito al que tendremos acceso. Nos avisa de nuestras limitaciones, de no tener las respuestas a las preguntas que deseamos ser respondidas. Nos avisa que termina un ciclo, una Era, que sufriremos cambios importantes, bruscos, donde nada será como antes. Nos avisan, pero no escuchamos.

Los Círculos de las Cosechas (Episodio II)

El 16 de noviembre de 1.974, se envió al Espacio un mensaje, para conmemorar la inauguración del radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico). Junto al de Arecibo, hubo un segundo radiotelescopio, que ayudó a enviar dicho mensaje, el radiotelescopio de Chilbolton (Inglaterra).

Panorámica del radiotelescopio de Arecibo.

El mensaje tenía una longitud de 1.679 bits, y fue enviado en la dirección del Cúmulo de Estrellas (Cúmulo Globular), llamado M13 (objeto nº13 del Catálogo Messier de objetos celestes). Este objeto celeste, situado en la dirección de la Constelación de Hércules, a una distancia de unos 25.000 años luz, está formado por unas 400.000 estrellas. El mensaje contenía información sobre la situación del Sistema Solar, de nuestro planeta y del ser humano. El mensaje fue diseñado por Frank Drake y Carl Sagan.

Arecibo es el radiotelescopio más grande del mundo, con un diámetro de 1.000 pies. En 1.974 se hicieron varias modificaciones en el transmisor, pudiendo emitir señales a una potencia de hasta 20 terawats (1 terawat = 1 billón de watios), y como prueba inaugural de estas mejoras, se decidió por el SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre), transmitir un mensaje codificado al Espacio. El mensaje consistió en 1.679 impulsos de código binario (ceros y unos), a una frecuencia de 2.380MHz. ¿Por qué fueron 1.679 caracteres?

La razón es matemática, 1.679 es el producto único de dos números primos el 23 y el 73. Cualquier forma de vida inteligente lo debería  interpretar, ya que son universales las construcciones tales como los números primos, las frecuencias de los elementos químicos y los dígitos binarios. Los dos números primos 23 y 73, cuando los multiplicamos, el producto es  1.679, que puede ser una manera única para organizar la señal, si lo convertimos en una rejilla matricial de 23 x 73 cuadrados. Esta es la transmisión original.

En esos números binarios, está detallado cómo somos los seres humanos, cómo es nuestro sistema decimal, de qué están hechos nuestros cuerpos (hidrógeno, carbono, oxígeno, nitrógeno y fósforo),  cómo es nuestro ADN, cómo es la forma de nuestro cuerpo, nuestras medidas, dónde está situado nuestro planeta, etc. Este sería el resultado del mensaje enviado.

Convertimos la transmisión original de impulsos binarios, en 23 columnas x 73 líneas. Los códigos con nº cero, son espacios en blanco, vacíos. El resultado definitivo es mucho más esclarecedor, donde ya se puede vislumbrar una figura humana, una hélice de ADN, etc. Vamos a analizar cada una de las líneas o secciones, y su significado.

La primera línea o sección del mensaje, contiene los números del 1 al 10 escritos en formato binario.

La siguiente línea o sección contiene los valores binarios 1,6,7,8 y 15 que indican los números atómicos de los elementos primarios para la vida en la Tierra (Hidrógeno, Carbono, Nitrógeno, Oxígeno y Fósforo).

La siguiente sección de tres de líneas, representa las fórmulas para los azúcares y bases de nucleótidos de ADN (Adenina, Guanina, Citosina, Timina), además de Fosfato y Desoxirribosa.

La siguiente línea o sección, muestra la estructura de doble hélice del ADN, y en el centro, el tamaño aproximado del genoma humano, medido en nucleótidos de la molécula, que sería de 3.000 millones, expresado por un número binario de 32 bits en las dos columnas centrales.

La siguiente línea o sección, representa la especie humana. Como no podemos comunicarnos con medidas “humanas” (como pies y pulgadas), la altura se representa en unidades de la longitud de onda. El mensaje original, como mencioné anteriormente,  se transmitió a 2.380 MHz. Para convertir esto en una longitud de onda, dividimos por 300, para obtener una longitud de onda en metros. 300/2380 = 0.12605042 m = 12.6 cm. es nuestra “unidad de longitud de onda”.

Con este código, la altura de un humano equivale a 1110 en binario, es decir, 14 en decimal. Si multiplicamos 14 por nuestra unidad de longitud de onda (12.6) conseguimos 176.4 cm, o 5’9″ que es la altura promedio de un humano. A la derecha, se muestra un nº de 32 bits en binario, que informa de la población en la Tierra en 1.974, un total de 4.292.853.750 personas.

La siguiente sección, es una representación de nuestro Sistema Solar. Muestra el Sol y los nueve planetas que lo forman, representando su tamaño. La Tierra aparece desalineada para mostrar de dónde proviene el mensaje, para informar que el tercer planeta, a partir de nuestra estrella, es donde vivimos.

La última sección, hace referencia al lugar de donde se ha enviado el mensaje, desde el radiotelescopio de Arecibo, que es la estructura curva. Bajo esta estructura curva, en dos de líneas del mensaje, hay otro número binario, el 100101111110 (con unión de dos líneas en el centro), e igual a 2430 en decimal. Utilizando nuestra unidad de longitud de onda, conseguimos 2430*12.6 cm que es 30618 cm o aproximadamente 1000 pies de diámetro, la medida de la antena de Arecibo.

Una vez hemos conocido el mensaje de Arecibo, enviado en 1.974, y puestos en antecedentes, vamos a analizar uno de los círculos de las cosechas más asombroso, misterioso, y que supone un gran enigma.

El 21 de Agosto del 2.001, dos nuevas formaciones aparecieron en un campo de cultivo cerca del radiotelescopio de Chilbolton (Wherwell, Hampshire, Inglaterra). Uno representaba un rostro, y el otro Crop Circle parecía una respuesta a la transmisión del radiotelescopio de Arecibo de 1.974.

En esta imagen, se puede apreciar los dos Crop Circles mencionados, y el radiotelescopio de Chilbolton. Esta zona, es una zona militar, que pertenece a las Fuerzas Aéreas de Inglaterra. Es una zona muy vigilada, tanto por personal militar, como por cámaras y radares. Esto significa que no se trata de un fraude, ninguna persona ha podido violar esa zona, y dedicar tanto tiempo a hacer los Crop Circles, sin ser visto, es imposible. Quien lo haya hecho, lo tuvo que hacer en una sola noche, en un reducido espacio de tiempo, sin ser visto, eludiendo y evitando todas las medidas de seguridad de la zona, y según las dimensiones, complejidad y perfección.  Es decir, no han podido ser hechos por ningún ser humano.

De los dos Crop Cicles, voy a centrarme en el mensaje cifrado, el que representa la respuesta al mensaje de 1.974.  Para comprender mejor el mensaje recibido, comparemos el que envíamos desde la Tierra, con el Crop de Chilbolton. El mensaje de la izquierda, corresponde con el de Arecibo (año 1.974), y el de la derecha, con el de Chilbolton (2.001).

 

En la primera sección, los nº del 1 al 10 aparecen exactamente de la misma forma que el mensaje original de Arecibo.

En la segunda línea o sección, los nº atómicos de los elementos que constituyen la vida sobre la Tierra, tienen un valor adicional insertado en la sucesión binaria. Al descifrar la formación del cultivo, este elemento adicional tiene un número atómico 14 = Silicio. La aparición del silicio como elemento básico, podría significar que en sus cuerpos, llevan incorporados sistemas informáticos, como un complemento avanzado de civilización, lo que conocemos comúnmente como cyborgs.

La sección del ADN es diferente también. La “doble hélice” del ADN original, es modificada por una de “triple hélice”, sugiriendo un híbrido entre los seres que enviaron ese mensaje, y los seres humanos. Es decir, compartimos parte de la cadena de ADN, pero otra parte es diferente. La parte de la derecha, es igual a la nuestra. Esa parte del ADN, es la referente a la parte materna. Pero la parte paterna, aparece como dañada, con una hebra adicional, mostrando un cambio en el nº de nucleótidos. Parece bastante parecido al nuestro, aunque quizás sea una alteración genética o una mutación del nuestro, un paso evolutivo mayor. La interpretación a este mensaje, es que se puede tratar de clones. Una civilización tan avanzada, que consigue clonar de forma perfecta a sus seres, implementando en dichos cuerpos materiales inorgánicos, chips o placas de información.

La figura humana del mensaje terrestre, aparece cambiada en este agroglifo por la figura de un ser macrocéfalo de aspecto humanoide. Descifrando la sucesión binaria, nos informan que su población, es de aproximadamente 21.300 millones de seres. Este nº es muy elevado para habitar en un solo planeta. ¿Quizá estos seres han poblado otros mundos?. En el mensaje, nos dicen que habitan en dos planetas de ese “Sistema Solar”, así que los datos podrían significar la suma de habitantes de ambos planetas. La altura de esos seres, nos informan que tienen una media de 126 cm, es decir, una estatura bastante baja. Este dato, corrobora la información dada por Bob Lazar (del capítulo Área 51), cuando aseguraba que, cuando trabajaba en el Área 51, y vio las naves espaciales que no eran de este mundo, el habitáculo de mando, estaba hecho para gente muy bajita, de unos 130 cm.

En la siguiente sección, aparece un sistema planetario compuesto de su Sol o estrella principal, y por 4 planetas pequeños interiores (más una extraña conformación de 4 objetos en forma de cruz), dos gigantes exteriores y dos pequeños ubicados en las fronteras de este desconocido sistema planetario. Siguiendo el parámetro del mensaje terrestre, en la imagen de Chilbolton, dos de los planetas (el 3º y el 4º), aparecen fuera del plano de la eclíptica, indicando que en estos dos mundos habitan los seres autores del mensaje. Este es el motivo, seguramente, del tamaño de su población.

Finalmente, en la parte de abajo del gráfico, se aprecia la figura de la antena utilizada para la transmisión del mensaje. En la imagen de Chilbolton esta antena tiene forma de una curiosa flor con varios pétalos de 9 metros de diámetro.

El 15 de Agosto de 2.002, cerca del área de  Winchester, Hampshire, Inglaterra, tan solo un año después de haber aparecido el  agrograma de Chibolton y del ataque del 11 de septiembre, apareció un agrograma considerado  como de los más importantes hasta la fecha. La figura de un rostro de  un ser extraterrestre, sosteniendo un medallón o un disco en su mano. Este Crop Circle es conocido como el Rostro de Winchester.

Está dotado de pupilas. Normalmente, estos seres carecen de ellas, o bien, por el contrario, sus ojos son todo pupilas, por lo que se ha considerado que podría tratarse de un fraude. Sin embargo, según investigadores como Mark Fussel y Stuart Dike, quienes forman parte de la comunidad de investigadores ingleses especializados en agrogramas; la figura posee todas las características de autenticidad.

Este Crop Circle  está compuesto de tres planos. Un primer plano para ver en alta resolución, que es un disco lo que está portando este Ser. Un segundo plano, donde aparece este Ser, que hay que verlo difuminado, ya que el rostro aparece interlineado, al igual que sucede cuando se le hace una foto a la TV. Es una señal que nos envían para que difuminemos dicha imagen. Un tercer plano, que son tres puntos que aparecen de fondo, que los expertos asocian a la Estrella de Orión, y su famoso cinturón. Si nos fijamos en el medallón, vemos unos surcos en forma de espiral.

Estos surcos, se podrían separar en grupos de ocho en ocho, para ver si cobra sentido el mensaje al pasarlo de código binario, a código ASCII (lenguaje informático).  Los expertos e investigadores, dieron con la clave, empezando desde dentro, desde el centro del medallón, hacia fuera del mismo. Una vez decodificado el mensaje, éste aparecía en inglés, siendo éste el idioma oficial de nuestro planeta. Esta sería la representación en binario del mensaje.

El mensaje, es conocido como el “mensaje de Crabwood“, y dice lo siguiente:

“Beware the bearers of FALSE gifts & their BROKEN PROMISES. Much PAIN but still time. (Palabra desconocida EELRIJUE). There is GOOD out there. We OPpose DECEPTION. Conduit CLOSING (BELL SOUND)”.

Traducido al español sería:

“Cuidado con los portadores de falsos regalos y  promesas rotas (o vanas). Mucho dolor pero aún hay tiempo. (Crean). Que el bien está allí  afuera. Nosotros nos oponemos a los engaños. El conducto se está cerrando.  (Sonido de campana)”.

¿Qué significa este mensaje?. Cada persona que lo lea, puede hacerlo suyo, y darle una interpretación totalmente personal. Pero vamos a analizar qué podrían estar diciéndonos, o aproximarnos a ello.

 

La primera frase; “Cuidado con los portadores de falsos regalos y  promesas rotas (o vanas)”. En nuestro mundo, quienes más promesas realizan, más incumplen, y más afectan a todos, son las promesas de los poderes políticos, religiosos y poderes fácticos. Su forma de actuar y gobernar los designios de nuestro planeta, están siendo realmente nefastos, esclavizando a la Humanidad, destruyendo la Naturaleza, no respetando la vida de otras especies, y ejerciendo una presión a la Tierra y su entorno demasiado elevado.

La segunda frase; “Mucho dolor pero aún hay tiempo”. Esta frase es esperanzadora. Las desigualdades que existen, las guerras, millones de personas que sufren, mueren de hambre, son torturados, la amezana constante de una Guerra Nuclear, enfermedades, odio. Todo ello, aún tiene un camino para poder enderezarse, y ese camino sigue transitable y revertir la situación.

La tercera frase; “(Crean). Que el bien está allí  afuera”. Todos los miedos y temores que existen, sobre cómo sería una supuesta invasión extraterrestre, si vendrían a hacer daño, esas dudas quedan disipadas con este mensaje. Primero nos dicen que “creamos”, que creamos que existe vida más allá de nuestro planeta. Y no sólo que creamos que existe vida, sino que esa vida, esa civilización, es avanzada y pacífica. Seguramente sepan cómo transformar la energía negativa en positiva, cómo transformar un planeta para bien, y tienen conocimientos de cómo se debe actuar.

La cuarta frase; “Nosotros nos oponemos a los engaños”. Esto se podría interpretar como una crítica hacia los poderosos, de ocultar todo el fenómeno ovni, desvirtuar dicha información, negar que existan, esconder todas las pruebas y evidencias, y acallar bajo presión a quienes tienen acceso a esa información, para mantener al mundo totalmente desinformado.

NOTA: En varios capítulos de este blog, he ahondado en las evidencias y pruebas existentes en antiguas civilizaciones, sobre la intervención de seres no de este mundo. Pruebas amparadas por el mundo científico, expertos e investigadores, que han visto, estudiado y analizado miles de objetos, construcciones, aparatos y textos, donde la intervención de no humanos es una constante.

La última frase; “El conducto se está cerrando”, puede ser interpretada de dos maneras. 1). El tiempo se nos acaba para afrontar los cambios que nos llevará a la destrucción, pero tenemos tiempo aún de evitarlo. 2). El conducto puede hacer referencia a una especie de “agujero de gusano“. Dicen que se está cerrando, así que o tienen que volver en un espacio breve (como apunta el 21 de diciembre de 2.012), o una vez cerrado, habría que esperar a encontrar otro atajo espacio-temporal para poder contactar.

Si queremos viajar desde la Tierra, hasta otro punto de la galaxia, y necesitamos que el viaje dure lo menos posible, existe la teoría de poder viajar a través de un agujero de gusano. Son conductos espacio-temporales, sería como coger un atajo en el universo. En lugar de ir desde un punto A, hasta un punto B, teniendo que realizar todo el trayecto de la flecha roja, un agujero de gusano, nos permitiría hacer el mismo trayecto, pero recorriendo tan sólo la distancia de la flecha verde.

Así que, en la zona militarizada de Chilbolton, llena de cámaras, radares, vigilancia pasiva y activa, instrumentos ópticos para vigilar los cielos, una noche, aparecieron dos enormes agrogramas. Uno de un rostro, y otro, un mensaje cifrado en contestación al enviado desde la Tierra en 1.974, desde el radiotelescopio de Arecibo, y con la colaboración, casualmente, del radiotelescopio de Chilbolton.

Descifrado ese agrograma, es una respuesta lógica, que sigue los mismos parámetros que Fran Drake y Carl Sagan, enviaron a un lugar concreto de la Galaxia. Ellos, calculaban que la onda, el mensaje, tardaría unos 25.000 años en ir, y otros 25.000 años en volver la respuesta. Y resulta, que solo tuvimos que esperar 26 años, es decir, la señal llegó a un lugar mucho más cercano del previsto.

El mensaje, una vez decodificado, nos muestra que son una civilización avanzada, que comparten algunos elementos con nosotros para la vida, pero tienen cambios o estructuras considerablemente diferentes. Nos informan de su situación, de sus características físicas. Un año más tarde, nos envían otro agrograma, con otro mensaje encriptado, que nos advierten de los peligros que acechan nuestro planeta, pero no por intervención de ellos, sino por nuestra propia estulticia.

Y todo ello, una vez examinados los campos donde aparecieron, estudiado cada detalle desde el mismo campo, desde el aire, en laboratorios… todo parece indicar que son auténticos, no ha habido intervención de seres humanos, porque la forma de cómo se hicieron, qué lo originó, su perfección, el tiempo transcurrido, dónde se hicieron, son demasiado complejas.

El mundo, tiene dos tipos de personas, y cuando ocurre algo afortunado, los del primer grupo, lo consideran más que suerte, más que casualidad, lo consideran una señal. Una prueba, de que hay alguien ahí arriba, cuidando del ser humano. Los del segundo grupo, lo consideran pura suerte, un feliz giro del azar. Seguro, que la gente del segundo grupo, está observando esas catorce luces con recelo. Para ellos, la situación está mitad y mitad, podría ir mal, o bien. Pero en el fondo, sienten que pase lo que pase, están solos, y eso, les llena de temores, sí, es lo que piensan. Pero luego hay cantidad de gente del primer grupo, que cuando observan esas luces, están viendo un milagro, y en el fondo sienten, que pase lo que pase, habrá alguien allá arriba para ayudarles, y eso les llena de esperanza. Lo que debes preguntarte es, ¿en qué grupo estás tú?. ¿Eres de los que ven señales?, ¿de los que ven milagros?, o ¿crees que la suerte de la gente es aleatoria?… o plantéatelo así, ¿es posible que no existan las coincidencias?.

 

Los Círculos de las Cosechas (Episodio I)

Aparecen en los campos en cuestión de minutos, por la noche, de un día para otro. Al amanecer, sobre los cultivos, surgen los pictogramas, representaciones geométricas inexplicables, agrogramas perfectos, que contienen complejas ecuaciones matemáticas, fractales, el orden y el caos. Se expanden por todo el planeta, especialmente en el sur de Inglaterra. Son símbolos, mensajes que hay que descifrar, hecho por seres no de este mundo. Expertos científicos, han analizado diversos cultivos, y se sorprenden de su magnitud, su estética, su belleza, y su perfección. Demasiado perfectos y complejos para haber sido hechos por humanos, ya que se necesitaría abundante mano de obra y tecnología, y mucho más tiempo que solo un instante de una noche, para poder intentar hacerlos. Son uno de los mayores misterios actuales, más impactantes, inexplicables y misteriosos, que el mundo científico, paranormal y escéptico se ha topado. A nadie deja indiferente, pero a todos les cautiva, son los círculos de las cosechas, los Crop Circles.

Cada círculo se puede interpretar de muchas maneras, son como los test de Rorschach. Su tamaño varía desde los 61 cm de diámetro, hasta cientos de metros. Adoptan formas geométricas, cuadrados, círculos, rombos, triángulos, elipses, polígonos, fractales, etc. El fenómeno comenzó en el año 1.976, cuando apareció el primer círculo en Winchester (Reino Unido). Aunque el registro más antiguo fue en Inglaterra, publicado en la portada de un titular de los Estados Unidos, del 22 de agosto de 1.678, con el nombre de “El Demonio de Segar“. En la imagen de este titular, aparece una extraña criatura generando un gran círculo en el cultivo. La leyenda cuenta que, el agricultor quien dio testimonio para el artículo publicado, aseguró haber visto al mismo Diablo segando el trigo, antes de pagar cierto salario que su segador exigía por su trabajo. Como no llegaron a un acuerdo monetario, el segador le dijo al dueño del cultivo, que por ese dinero que le ofrecía, que le segara los campos el Diablo. Y esa misma noche, apareció el primer Crop Circle de la historia.

 

También se les conoce como los “círculos de los duendes” o los “círculos de las brujas“, ya que éstos, siempre se creaban de noche, sin luces, en plena oscuridad, incluso cuando no había luna. ¿Cómo es posible, crear formas geométricas tan perfectas a oscuras, en plena noche, y de enorme tamaño?.

El equipo de investigación del BLT (BLT Research Team Inc.), tiene por objeto la investigación científica de los círculos de las cosechas. Para ello, recogen muestras, evalúan los cambios físicos inducidos en plantas, el suelo y otros materiales complejos que quedan como residuo, como consecuencia de la energía que los forma, así como generar la documentación científica, el tratamiento estadístico de los datos y determinar el origen de dicha energía o sistema energético que los genera. La publicación de los resultados, aparecen en publicaciones científicas, informes o documentos.

El equipo de trabajo, está compuesto por varios cientos de expertos multidisciplinares de diferentes países, mayoritariamente de USA, Canadá y Europa, que recogen muestras del terreno y plantas  en los lugares donde han sido reportados los círculos, para posteriormente proceder al análisis científico de los mismos.

Este equipo, recogió varias muestras de los granos de varios círculos, y se analizaron en un laboratorio por el biofísico del Instituto de Ciencia y Tecnología de Michigan, W.C. Levengood. Una vez analizadas todas las muestras, Levengood encontró diversas anomalías, que se repetían en todas las muestras obtenidas, muestras de más de 250 Crop Circles, a lo largo de diez años.

Los tallos de las plantas, se quedan dobladas justo a la distancia límite vital, es decir, 1mm más abajo de donde aparecen los nodos doblados, y la planta no sobreviviría.  Y esta perfección aparece en todas las plantas de los Crop Circles. En cada círculo, aparecen microesferas de óxido de hierro. La savia de las plantas contiene un 12% de hierro Pues bien, esa savia se ve alterada a nivel de clorofila, y el hierro se quedaba imantado formando las microesferas. Esto muestra que la energía que se utiliza sobre cada una de las miles de plantas, de un terreno de 500 metros de diámetro, estaría orientada y magnetizada.

La energía que ha provocado esa reacción en las plantas, es la energía perfecta para ese tipo de planta, para esa longitud de planta, es decir, para que la planta no se queme, ni muera, sino que la altera y modifica, y además está totalmente dirigida, no es casual que esa energía se deposite allí. Es una energía  de radiación, de electromagnetismo, que hace que la planta gire, se doble, hasta su punto vital, hace que la savia salga en forma de esferas, y sin quemar la planta.

Se encontraron residuos magnéticos de acero semi-fundido en el interior de los círculos, mezclado con los granos  del terreno de cultivo. La radiación es mayor en el interior de los círculos, y disminuye a medida que se sale del perímetro de los mismos.

Esto se observa al abrir el tallo, donde muchos aparecen carbonizados por dentro, y por fuera presentan un aspecto normal. Son síntomas evidentes de una exposición a la radiación, como ocurrió en Chernobyl, donde las personas presentaban un aspecto salubre exteriormente, pero por dentro estaban reventados, quemados y con grandes anomalías y modificaciones en la sangre.

Si esto ocurrió con las plantas de los círculos, lo mismo les sucedió a los insectos que estaban posados en ellas, en el momento de la radiación. En las espigas de maíz y de trigo, aparecieron insectos petrificados por dentro, y perfectos por fuera. ¿Qué tipo de energía es capaz de provocar esto?. Solo puede hacerlo una energía que actúa a pocos metros del suelo, e infinitesimal. Esto es, una energía, que en una fracción de segundo, consiga que el caudal de savia se evapore, salga por la primera vía de escape, que es el nódulo que ha estallado, eso hace que la planta ceda, se gire, se doble, y que los insectos que allí se encontraban, no les diera nada de tiempo para escapar, para poder desplegar las alas y volar. ¿Cómo es posible, que ningún insecto consiguiera salir?. Los insectos tienen la capacidad innata de captar variaciones en el aire, variaciones de temperatura, de captar ondas, captar variaciones de humedad, y resulta que ni un solo insecto se percató del peligro. La energía que lo hizo, tuvo que ser repentina, instantánea y direccional.

El análisis de los círculos de las cosechas, refleja claramente que en su factura, aparecen energías electromagnéticas y efectos derivados de la absorción de plasma por los tallos, así como otro tipo de eventos propios de la absorción de electromagnetismo y modificación de la materia como consecuencia de la energía.

Así que tenemos que, un verdadero Crop Circle, es un pictograma o agrograma perfecto, realizado en una sola noche, en la oscuridad más absoluta, de un tamaño muy considerable, que representan fractales, mensajes matemáticos avanzados, donde la energía irradiada es la perfecta para ese tipo de planta, sin destruirla, ni quemarla, y consigue que la planta se gire hasta el límite vital para poder seguir viva, reventándola por dentro, para sacar la savia que tiene dentro, y creando campos electromagnéticos con las microesferas de óxido de hierro. Y nada, absolutamente nada, es capaz de escapar a esa energía. Y las elipses que se dibujan, posicionan las plantas unas con otras de forma perfecta, o las arremolina en perfecta conjunción. Pues bien, esto es imposible que lo haya hecho mano de obra humana.

A partir de 1.990, los sencillos círculos, empezaron a mostrar cambios asombrosos. Los nuevos diseños presentaban formas psicodélicas, cruces célticas, adoptando la geometría sagrada de las cinco formas en equilibrio, espirales, sugiriendo la existencia de galaxias, las fases de la Luna, signos astrológicos, símbolos mágicos y alfabetos desconocidos. Cada vez eran más complejas, muy difíciles de realizar desde tierra.

El cuadrado, tradicionalmente, representa en muchas culturas la materia sólida. Y el círculo representa el cielo, Dios, lo Divino. El problema siempre ha sido, cómo llevar la tierra más cerca del cielo, o cómo llevar el cuadrado más cerca del círculo.

El carácter verdaderamente misterioso de los Crop Circles, radica en las muchas y diferentes anomalías biofísicas registradas y determinadas en miles de plantas tumbadas y afectadas dentro de las verdaderas formaciones. Las pruebas científicas indican, que estos efectos no se deben al aplastamiento mecánico realizado por bromistas.

En 1.991, Doug Bower y Dave Chorley, dos ancianos de Southampton, anunciaron que llevaban 15 años haciendo figuras en las cosechas. Se les ocurrió un día mientras tomaban una cerveza en su pub habitual, Pub Percy Hobbes. Habían encontrado muy graciosos los informes de ovnis y pensaron que podría ser divertido engañar a los crédulos. Los primeros dibujos sólo les costaron unos minutos ya que sólo eran simples círculos de poco tamaño.  Pero cuando los Crop Circles, empezaron a tomar formas geométricas muy complejas, y ocupar hectáreas de terreno, ambos ancianos tuvieron que afirmar y declarar, que ellos no eran los autores. Simplemente, cuando empezaron a verse los primeros Crop Circles por Inglaterra, después de ver muchos de ellos, hicieron en escapadas nocturnas pequeños círculos. El tiempo y la ciencia, han demostrado que el fraude eran ellos.

Hay un grupo denominado Circlemakers, que tienen página web, con sus diseños, y que se dedican a realizar Crop Circles como hobby, y los pictogramas los realizan durante el día, y les llevan días hacerlo, y por supuesto, no tienen nada que ver con los Crop Circles auténticos. Lo único que han hecho es, aprovechar el fenómeno de las cosechas, para intentar imitarlo, consiguiendo que Cías como Volvo, Mercedes, Nike, etc, les contraten para campañas publicitarias, realizando Crop Circles de esas marcas. Esta organización jamás ha podido conseguir crear un Crop Circle de  geometría compleja por la noche.

Para que cualquiera de nosotros, intentara conseguir hacer un Crop Circle de esas dimensiones y tan perfecto, necesitaría de los mejores ingenieros agrónomos, matemáticos, químicos y físicos del planeta. Además de contar con expertos en simbología, encriptación y codificación de mensajes. Si tenemos a estas personas, necesitaríamos varios días (no solo una noche), para poder intentar hacer el Crop Circle. Se necesitaría bastante mano de obra y maquinaria. Y algo muy importante, no habría margen de error. Los Crop Circles son perfectos, tienen las dimensiones justas, proporciones adecuadas, y no hay fallos, no hay entradas de acceso al círculo. Si una persona, al realizar un círculo, cometiera un  error de un solo milímetro, al clavar la estaca en el centro del Crop Circle para realizar el mismo, supondría un error de cálculo final de medio metro, y este error desde el aire es demasiado visible, y más cuando hablamos de Crop Circles muy complejos y de grandes extensiones de terreno.

Un Crop Circle se encuentra en medio del campo, pero no hay atisbos de una ruta de entrada para empezar a hacerlo. Si el ser humano hiciera todo esto, aunque el resultado del pictograma fuera perfecto, no habría conseguido que los insectos se quedaran petrificados, porque absolutamente todos, hubieran podido escapar.

Sin duda, estamos ante el mayor misterio del siglo XXI, ya que cada año, los mensajes que aparecen en los Crop Circles, son más avanzados, complejos, y podrían contener información muy relevante de sus autores, qué quieren decirnos, cuál es su mensaje.

Cada año que ha pasado desde el primer Crop Circle, se ha ido superando en complejidad al agrograma del año anterior, siendo su mensaje cada vez más importante.

Cualquiera que sea la fuerza que crea las formaciones en los cultivos, altera físicamente las plantas tumbadas (y a veces el tejido interno de las que quedan de pie) de distintas maneras. Ninguno de los siguientes efectos ha ocurrido cuando las formaciones han sido hechas usando todas las técnicas notificadas por aquellos que han confesado haber ejecutado los Crop Circles.

1)   Los círculos se producen repentinamente, como máximo en pocas horas y a veces en minutos.

2)   Los testigos oculares han descrito formaciones realizadas en pocos segundos por una “fuerza invisible” que se movía con sorprendente velocidad pero sin dañar las plantas.  Así mismo testifican haber oído un sonido fuerte.

3)   Las plantas afectadas presentan alteraciones electromagnéticas o anomalías químicas inexplicables.  Los surcos que dibujan los círculos en el cereal o en la hierba se forman por un aplastamiento de las plantas, sin rotura de los tallos. Estos se inclinan en ambos sentidos, entrelazándose. Las plantas se doblan justo en sus nodos naturales y quedan a 90º de su posición normal.

4)   Germinación anómala: Cuando un agrograma aparece en un cultivo joven, sus semillas germinan y crecen cinco veces más lento que lo usual. Cuando un agrograma aparece en un cultivo maduro, sus semillas germinan y crecen cinco veces más rápido que lo habitual.

5)   En el suelo de muchos círculos de trigo fueron halladas grandes cantidades de magnetita, a veces más de 800 veces sobre la cantidad normal.

6)   Recientes estudios geológicos han mostrado un incremento en el grado de cristalización (el más grande ordenamiento de los átomos), en minerales arcillosos presentes en suelos de círculos de trigo.

7)   Hay numerosos reportes de fallas en el funcionamiento de equipos electrónicos y de brújulas que giran fuera de control en el interior de los círculos y también por encima de ellos (cuando se pasa volando en una aeronave, por ejemplo). Fueron afectados relojes, cambiando la hora automáticamente, teléfonos móviles, baterías, cámaras, brújulas que se desorientaban.

8)   Muchas formaciones y dibujos circulares aparecen en medio de campos bien alejados de los caminos de acceso y circulación de carreteras.

9) Diversos efectos fisiológicos han sido reportados por las personas: alteraciones menstruales, efectos endocrinos y curaciones de algunas enfermedades, como artritis y reumatismo, así como inexplicables erecciones, desmayos y desorientación.

Gerald Stanley Hawkins, es considerado uno de los primeros investigadores en interesarse por el estudio de los Crop Circles a finales de los años 80. Realizó investigaciones en los observatorios Harvard-Smithsonian, y fue jefe del Departamento de Astronomía de la Universidad de Boston y Director de la Dickson College en Pensilvania.  Es considerado como uno de los principales impulsores de la arqueoastronomía, la ciencia que estudia los yacimientos arqueológicos relacionados con el estudio de la astronomía por culturas antiguas.

Analizando las relaciones entre las longitudes, diámetros, anchuras o áreas de ciertas partes de las formaciones de los círculos, descubrió, entre tales medidas, números enteros y razones como 1, 9/8, 5/4, 4/3, 3/2… Se trata de las razones que constituyen justamente la escala diatónica. Ésta es la escala para las notas musicales  (Do, Re, Mi, Fa, Sol, La).

Según Hawkins, la probabilidad de que tales razones surgiesen fortuitamente son de 1 entre 25.000. Algunos círculos, son demostraciones geométricas de teoremas matemáticos. Hawkins encontró cuatro  teoremas euclidianos (estudio de las propiedades del plano y el espacio tridimensional), y dedujo un quinto, desconocido hasta entonces, un teorema general del cual se podían derivar los cuatro primeros.

Hanwkins aseguró; “Muchos de los diseños tienen un grado de complejidad que los humanos no podrían fácilmente recrear sobre papel, ya no digamos entrando solo en un campo y por la noche. Algunas de las formas de estos diseños son demasiado complejas, y despliegan un nivel tremendamente alto de precisión, lo que las hace sumamente difíciles de recrear para un equipo de humanos”.

La geometría euclidiana, es la rama de la matemática que se encarga de las propiedades y de las mediciones de elementos tales como puntos, líneas, planos y volúmenes. Sin embargo, las formas encontradas en la naturaleza, como montañas, franjas costeras, sistemas hidrográficos, nubes, hojas, árboles, vegetales, copos de nieve, etc., no son fácilmente descritos por la geometría tradicional.

A mediados de los años 70, el matemático francés Benoit Mandelbrot acuñó la palabra fractal. Con la nueva geometría fractal, Mandelbrot pretendía explicar el comportamiento del caos en la naturaleza, obteniendo como conclusión, que el caos sí mantiene una estructura ordenada dentro de sí mismo. Uno de los fundamentos de esta teoría nos dice cómo un cambio, por insignificante que parezca, tiene repercusión enorme en el resultado final de cualquier proceso. La aplicación de la geometría fractal nos permite conocer el límite de lo ilimitado de todas las cosas.

En 1.991, en Ickleton (Inglaterra), apareció este Crop Circle, que representa un fractal conocido como el conjunto Mandelbrot, un diagrama imposible de calcular sin ayuda de un ordenador y que salió a escala gigantesca, de forma perfecta.

Estas formas geométricas, hablan de la auto-organización de la materia, mostrándonos que el universo no es absurdo y que todo tiene un sentido.

El siguiente pictograma, aparecido en 1.994 en Inglaterra, representa la aplicación del movimiento fundamental del conjunto Tierra-Luna. Según el físico J.P. Garnier-Malet, este movimiento desemboca sobre un fin de ciclo que se sitúa y que corresponde al fin de un tiempo solar. Éste cambio de ciclo, lleva a aberturas del espacio con posibilidades de choques de meteoritos o cometas sobre la tierra.

Los fractales son series de Fibonacci. Una serie de Fibonacci, es aquella donde cada número, es el resultado de sumar los dos que lo preceden. Así, la primera y más básica serie de Fibonacci sería:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233…

Una de las más extrañas propiedades de las series de Fibonacci, es que la razón entre cada par de números consecutivos, va oscilando por encima y por debajo de la razón áurea, y que a medida que avanzamos en la serie, la diferencia de la razón de Fibonacci con la razón áurea se va haciendo cada vez menor. En teoría, cuando llegásemos al último par de números, resultaría la razón áurea.

La medida áurea, es la medida de la perfección, y se le atribuye un carácter estético especial a los objetos que la siguen, así como una importancia mística. El Partenón de Grecia, posee la proporción áurea. El hombre vitruviano de Leonardo Da Vinci también. Ambas, una como símbolo de la arquitectura, y otra como símbolo del cuerpo humano, se acercan a la perfección divina. La Gran Pirámide de Gizeh, los violines Stradivarius, algunas Sonatas de Mozart, la Quinta Sinfonía de Beethoven. Son ejemplos de dónde aparece la proporción aúrea, y una vez alcanzado, el nivel de perfección que conlleva.

En 1.797 un músico, jurista y físico llamado Ernst Chladni, descubrió que haciendo vibrar, con la ayuda de un arco de violín, una superficie circular en la que había depositado tierra finamente pulverizada, se generaban ciertas figuras geométricas dependiendo de los materiales que utilizara en el experimento. Pero fue el científico suizo, el Dr. Hans Jenny, quien acuñó el término cimática, la ciencia que consiste en el estudio del fenómeno de las ondas. La ciencia de la cimática demuestra de forma visual el modo en que el sonido configura la materia.

Hans Jenny descubrió que, en función de todos los parámetros aplicados a los experimentos que llevó a cabo: frecuencia, amplitud, intensidad, sustancia, etc… se obtenían distintas figuras geométricas, desde las más sencillas hasta las más complejas. A mayor frecuencia mayor complejidad. Este estudio lo trasladó a los Crop Circles.

El resultado de la investigación, le llevó a determinar y afirmar que, en los Crop Circles, no sólo intervienen las ondas microondas o cierto tipo de ondas electromagnéticas, sino que además uno de los componentes esenciales de su creación, tiene que ser el sonido. Tanto en forma de ultrafrecuencias por encima de los 20 GHz, como de infrasonido, por debajo de los 20 HZ (rango de frecuencias audibles para el oído humano), y cómo no, las frecuencias entre ellas comprendidas, audibles para el oído humano.

Si los Crop Circles, ya eran un misterio, todo se desbordó a principios de este milenio, con la aparición de unos Crop Circles que paralizaron el mundo, por su ubicación, su perfección y sobre todo, su mensaje cifrado. En el siguiente capítulo analizaré esos Crop Circles, su significado, qué nos quieren decir.

En el año 2.002, el enigma de los Crop Circles, fue llevado al cine por el director M. Night Shyamalan, interpretado por Mel Gibson y Joaquin Phoenix. La película se titula “Señales” (Signs).

 

El Enigma de la Estrella de Belén

NOTA: Antes de leer este capítulo, es conveniente haber leído el capítulo anterior, referente a los Tres Reyes Magos.

Los Reyes Magos, consiguieron encontrar al nuevo Mesías, gracias a una estrella que apareció en el cielo. No dudaron, según la profecía de Zoroastro, poner rumbo al encuentro del Rey de los Judíos. Pero ¿fue realmente una estrella lo que vieron?. Para saber realmente qué había en el cielo hace 2.000 años, tenemos que retroceder en el tiempo, y descubrir cómo era el cielo en esos días.

Los Reyes Magos dijeron; “¿Dónde está el que ha nacido, el Rey de los Judíos?, porque hemos visto su estrella en el Oriente, y venimos a adorarlo“. Sólo existe una referencia de la estrella de Belén en toda la Biblia, y se encuentra en el Evangelio de San Mateo, donde hace referencia que, las únicas personas que ven dicha estrella, son los magos.

En la época de Jesús, vivió un famoso y reputado filósofo llamado Filón de Alejandría, seguramente, el filósofo más renombrado en el judaísmo. Nació en el año 15 a.C., y murió en el año 50 d.C. Así que fue testigo de la vida de Jesús en primera persona. Fue un judío-platónico, que comentó los escritos hebreos, que conocemos como Antiguo Testamento. Filón, en sus escritos, explicaba que entre los persas, existía una Orden llamada “Orden de los Magos“. Esta Orden, investigaba los hechos de la Naturaleza, para obtener conocimientos de la verdad, y a través de visiones lúcidas, dar y recibir revelaciones divinas. Así que los magos, buscaban en el Cielo y la Tierra, fenómenos que predijesen el porvenir.

Estos magos, observaban los cielos para saber cuándo cultivar, cuándo trasladar a sus animales, incluso cuándo nacería un nuevo rey, o cuándo moriría. Para averiguar cómo era el cielo en esas fechas, necesitamos saber la fecha exacta del nacimiento de Jesús. Esta fecha, debería ser fácil de calcular, ya que debería ser el año I d.C., pero no es así de simple, ya que la persona que ideó y creó el calendario por el cual nos regimos ahora, cometió varios errores.

Nuestro calendario se estableció en el siglo VI d.C., por Dionisio el Exiguo, monje erudito y matemático, quien en  su “tabla de Pascuas” determinó por vez primera la Era llamada Anno Dómini (en sustitución de la anterior Era diocleciana). El epíteto de Exiguo, podría deberse a su baja estatura, o una alusión a su humildad. Hasta entonces, el calendario occidental, comenzaba con la fundación de Roma.

En el año 525 d.C., el Papa Juan I, encargó a Dionisio la tarea de establecer como año primero de la Era Cristiana, el del nacimiento de Jesús. Dionisio contó hacia atrás, hasta llegar a Augusto, que era el Emperador romano cuando nació Jesucristo.  Pero olvidó que Augusto, ya había gobernado otros cuatro años con otro nombre, Octavio. Así que, se equivocó en cuatro años al calcular su nuevo calendario. Pero Dionisio tuvo otro error, no incluir el año cero. Y si el año del nacimiento es erróneo, también lo es el día, ya que, como expliqué en el capítulo anterior, el 25 de diciembre era una fiesta pagana romana en honor a Saturno.

Sabemos que Cristo nació cuando Herodes I el Grande, era Rey de Judea. El historiador Flavio Josefo, dijo que Herodes murió en el año IV a.C. Esto significa que Jesús, tuvo que nacer forzosamente entre los años V a.C.- VIII a.C. Lo que es evidente, es que sea lo que fuere, que vieron los magos, tuvo que ser algo muy poco frecuente, ya que estaban acostumbrados a ver el firmamento cada noche, en su plenitud, sin las luces de las ciudades avanzadas y sin contaminación. Los magos persas conocían perfectamente el firmamento, y gracias a ese conocimiento tan avanzado, creaban horóscopos y profecías. Así que cualquier estrella, por insignificante que fuera, la conocían. ¿Qué pudieron haber visto que les sobresaltara, y que creyeran estaban ante el preludio de la profecía de Zoroastro?. ¿Un cometa?.

En la Edad Media, muchos artistas representaron la Estrella de Belén, como un cometa que atravesaba el cielo. En la Universidad de Durham, existe un libro chino antiguo llamado Han Shu, que sugiere que un posible cometa, pudo haber sobrevolado Judea durante la primera navidad. En ese libro, astrónomos antiguos dejaron plasmados algunos de los fenómenos celestes ocurridos en la época, desde acercamientos de planetas, hasta cometas. China se encuentra en una latitud similar a la de Tierra Santa. Esto es, que los astrónomos chinos, veían en el cielo lo mismo que los magos persas.

En el capítulo 26 del Han Shu, aparece reseñado que en la primavera  del año V a.C., apareció en el cielo durante más de 70 días, una “estrella escoba” (huixing) o “estrella invitada” (kexing), denominación que empleaban para referirse a un cometa. El año V a.C., sí coincidiría con la verdadera fecha del nacimiento de Jesús. ¿Fue entonces un cometa lo que divisaron los Reyes Magos?.

La teoría de que fuera un cometa, tiene un punto débil, ya que para los magos persas, que interpretaban los cielos y hacían predicciones, los cometas no eran una señal de buen augurio, sino que era un símbolo de destrucción y malos tiempos, (enfermedades, muerte, desastres naturales…). Así que era considerado un presagio negativo, todo lo contrario de la venida de un Mesías, un Salvador, un Rey de Reyes. Pero si no fue un cometa, ¿por qué existe esta suposición y se ha representado como tal a lo largo de los años?.

El primer artista en representar a la Estrella de Belén como un cometa, fue el renacentista Giotto, en 1.301.

Ese año, visitó la Tierra el Cometa Halley, visible durante varios meses, y Giotto lo incluyó en su obra “La Adoración de los Reyes Magos“. Existían algunas teorías que señalaban al cometa Halley como la Estrella de Belén, pero éste no fue visible hasta el 12 a.C. Además, no habría sido un acontecimiento muy especial, ni sobrecogedor, ni habría superado en brillo al resto de estrellas. Así que la teoría del cometa queda descartada.

Igual que hoy, hace 2.000 años, había cinco planetas visibles a simple vista, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Los magos, consideraban estrellas a los planetas, se creían eran la misma cosa, con la salvedad que los planetas se movían. La palabra planeta, procede del término griego “planos” que significa “estrella errante“. Esto se debe a que en la antigüedad, siguiendo la teoría geocéntrica de Aristóteles, se creía que en torno a la Tierra, la cual era considerada el centro del cosmos, giraban el Sol y  los cinco planetas errantes, llamados así por obstinarse a desobedecer la ley del círculo. Es decir, se les consideraba “errantes” debido a que, aparentemente y a simple vista, no trazaban ningún círculo alrededor de la Tierra, a diferencia del Sol.

Así que, el término “estrella”, hacía referencia tanto a una estrella estática como a los planetas móviles. Los magos persas, daban mucha importancia a estos planetas errantes. En el Museo Británico de Londres, trabaja Christopher Walker, una autoridad mundial en el Oriente Próximo de la Antigüedad, quien ha descifrado la colección de tablillas de arcilla del Museo. Esta colección, se compone de 130.000 tablillas de arcilla, procedentes de la ciudad persa de Babilonia. En ellas, se incluyen las primeras anotaciones astronómicas que se conservan.

Tablilla babilónica

La tablilla en concreto, es la referente a Venus de Amisaduca. En ella, hay referencias detalladas, de observaciones astronómicas fechadas en el año 1.600 a.C., en la época del Rey Babilónico Amisaduca. En la tablilla, figuran los movimientos de Venus de hace más de 3.500 años. Tanto tiempo de observación astronómica (científico), era para hacer predicciones astrológicas (no científico). Ahora, ambas disciplinas son muy diferentes, pero antiguamente eran lo mismo.

La estrella, guió a los magos a Jerusalén, y cuando estaban de camino, según la Biblia, la estrella cambió entonces de dirección, y los precedió hacia el sur, hasta Belén. Pero, ¿puede un planeta comportarse de esa manera, cambiando de dirección?. La respuesta es sí.

¿Qué fenómeno celeste, de carácter inusual, se dio antes de la muerte de Herodes, en el año IV a.C.?. Algo que pudiera haber guiado a los magos persas hasta Jerusalén, algo tan extraño en el cielo, que fuera sin duda alguna, el anunciador, la señal profética esperada. Debía tratarse de algo excepcional, algo que sólo ocurriera a lo largo de mucho años, cientos, siglos de diferencia.  En el año VII a.C., se produjo unos encuentros poco frecuentes entre Júpiter y Saturno. Estos fenómenos que observaron los magos, se denominan “triple conjunción“.

Júpiter y Saturno se aproximaron tres veces en el transcurso de varios meses. Esto sucedió por un fenómeno que, los magos no supieron explicar en su momento, pero que hoy, gracias a los conocimientos avanzados que poseemos sobre astronomía, conocemos perfectamente lo que sucedió. Este fenómeno se denomina el “movimiento retrógrado“. Si grabáramos la órbita de Júpiter en ese momento, y aceleráramos la imagen, esta es la trayectoria que veríamos.

Esto ocurre porque la Tierra órbita alrededor del Sol, a mayor velocidad que los planetas exteriores (como son Júpiter y Saturno). Durante la mayor parte del año, los planetas se desplazan por el cielo en una sola dirección. Sin embargo, cuando la órbita de la Tierra, rebasa la de Júpiter y la de Saturno, estos planetas parecen detenerse y retroceder durante unos cien días. Cuando la Tierra “adelanta” a un planeta exterior, éste parece retroceder en su órbita.

Aquí podemos ver una explicación de este fenómeno, en este caso, con el planeta Marte, pero el resultado equivale a cualquier planeta exterior.

Este fenómeno es una constante en nuestro cielo, lo extraño es que lo hagan dos planetas al mismo tiempo. ¿Fue este fenómeno lo que vieron los magos?. Astronómicamente, este hecho ocurrió, pero ¿cómo lo interpretaron de forma astrológica?. Esta conjunción ocurrió en la Constelación de Piscis, así que la pregunta que se hicieron los magos, que interpretaban los cielos sería; ¿por qué es tan importante que Júpiter, se aproxime a Saturno, en la Constelación de Piscis?.

Júpiter era considerada la “Estrella Real” y Saturno el “Viejo Gobernante“, y ambas se unen en Piscis, la Constelación asociada a Israel. Para los magos, Júpiter representaba un nuevo Rey, Saturno representa el anterior, la aproximación de ambos planetas, significaba un cambio de gobernante, y esto ocurre en Piscis. Es decir, ese cambio de gobernante, la llegada de un nuevo Rey, ocurriría en tierra de Israel, en tierra de los judíos. Los magos, además de ser astrónomos y astrólogos, hacían funciones diplomáticas, por eso, decidieron ir a presentarse al nuevo Rey.

Según la Biblia, los magos vieron la estrella por primera vez en su país, después cuando llegaron a Jerusalén y finalmente cuando llegaron a Belén. Todos estos hechos, tuvieron que durar varios meses. Los magos ven en el cielo la señal de la profecía, hacen todos los preparativos para el viaje (víveres, acopio de los presentes a Jesús, ropajes, animales, etc…), viajan desde Babilonia hasta Jerusalén (entre 650 km y 950 km, dependiendo de la ruta que tomaran), y una vez allí, se desplazan hasta Belén, y la estrella aún continúa en los cielos. La triple conjunción sí se acercaría al marco espacio-temporal que sugiere la Biblia.

Júpiter y Saturno se aproximaron por primera vez en mayo del año VII a.C., y volvieron a hacerlo en septiembre, y nuevamente en noviembre. Estos datos concuerdan con los hechos, desde que divisaron en mayo la estrella de Belén, hasta diciembre cuando llegaron a Belén. Así que Júpiter, según la astronomía y la ciencia, es la Estrella de Belén.

El astrónomo Michael Molnar, descubrió una moneda acuñada hace 2.000 años, en la ciudad de Antioquía, al norte de Judea. En una de sus caras aparece Zeus (conocido también con Júpiter), y en la otra cara, aparece Aries (el carnero), saltando por el cielo, y mirando hacia atrás, hacia una estrella.

La investigación de Molnar, lo llevó hasta el astrólogo egipcio Claudio Ptolomeo, que trabajó en la Biblioteca de Alejandría, estudió la gran cantidad de datos existentes sobre el movimiento de los planetas, con el fin de construir un modelo geométrico, que explicase dichas posiciones en el pasado y fuese capaz de predecir sus posiciones futuras. Ptolomeo también resolvió el problema de la retrogradación de los planetas, y su aumento de brillo mientras retrogradan.

Todas estas enseñanzas de Ptolomeo, se encuentran en su obra “Tetrabiblos“. Esta obra ha sido cabecera y pilar indispensable en todas las Universidades medievales y renacentistas. Está considerada la Biblia de la astrología. Y en ella, aparece reflejado dos veces, que Aries (el carnero), gobernó Judea, con Jerusalén como capital del Oriente Próximo.

En la época romana, los astrólogos vinculaban el nacimiento de los Reyes, con la conjunción de la Luna y Júpiter, el planeta hacedor de Reyes. Con la tecnología actual, y haciendo simulaciones informáticas, ¿hubo alguna aproximación de Júpiter y la Luna, en la constelación de Aries, en la época de Cristo?. Los datos revelan que sí existió una, el 17 de abril del año VI a.C. Ese día, la Luna eclipsó Júpiter, dando la impresión de devorarlo. La Tierra se alineó con Júpiter, con el Sol entre ambos. En el momento que sus órbitas produjeron la alineación, la Luna alcanzó una posición, que ocultó por completo el planeta real de los magos, lo que denominamos “ocultación“. Esta ocultación de Júpiter, se produjo cuando éste, se encontraba en el Oriente.

¿Por qué este fenómeno lo presenciaron tan pocas personas?. Júpiter apareció justo antes del amanecer, como una estrella matutina (como dice la Biblia). Entonces, la Luna pasó entre la Tierra y Júpiter, ocultándolo, pero la luz del Sol habría impedido verlo casi por completo. Pero los magos, expertos astrónomos, sí supieron lo que estaba ocurriendo.

Las monedas de Molnar, pertenecían a Antioquía, la cuna del cristianismo justo después de la muerte de Jesús. Allí, sus seguidores fueron llamados cristianos por primera vez. Esas monedas, fueron acuñadas por los primeros cristianos, para conmemorar la Estrella de Belén.

En la Basílica de la Natividad, en Belén,  todos los años, millones de personas se desplazan para visitar el lugar de nacimiento exacto del Mesías, enmarcada con una estrella de plata. Cuando los visitantes la tocan, sienten estar en conjunción con la mismísima Estrella de Belén.

http://www.minube.com/fotos/rincon/154862/6258

La Iglesia católica romana, tiene la propiedad exclusiva del Altar de la Adoración de los Reyes Magos, en el área de la Gruta de la Natividad, conocida como la Gruta del Pesebre. La Iglesia conserva también la propiedad de la estrella de plata, bajo el Altar de la Natividad, con la inscripción “Hic de Virgine Maria Jesus Christus Natus Est“, que significa “Aquí Jesucristo nació de María Virgen“. Todos los católicos del mundo, tienen derecho de paso a esta zona, y rendir homenaje, y poder tocar, a la Estrella de Belén, la “estrella” que cambió el catolicismo para siempre.