Archivo mensual: agosto 2013

Qué se oculta tras el símbolo de la NASA

Se acaban de cumplir 55 años de su creación. Todo el mundo ha visto alguna vez su símbolo, su insignia, su logotipo. Son millones de niños quienes han soñado alguna vez llevarla en su pecho, en su brazo, y formar parte de la agencia más emblemática que existe, la NASA.

logotipo nasaToda marca conocida, tiene su seña de identidad, su logotipo que lo hace único, y que con un solo vistazo, consigue que ya tengas creada una imagen y una opinión sobre ello. Apple, Microsoft, Nike, Coca-Cola, Lacoste, Chanel, Marlboro, BMW, Mercedes Benz, Disney, McDonalds… ¿quién no reconoce o diferencia estos logotipos, y ya tiene creada una imagen sobre esa empresa? Tras el logo, está el mito, una imagen proyectada que tiene parte de real pero donde se esconden muchos secretos.

Si cualquiera de vosotros, preguntara a su círculo o entorno, cuáles son los logotipos más famosos, es muy posible que se citen la mayoría de los que yo he nombrado. Sería muy extraño que aparecieran corporaciones o agencias gubernamentales. Pero si mostráramos el símbolo de la NASA a cualquier persona, todos la identificarían sin dudarlo. Y si preguntáramos qué les evoca, qué es lo primero que piensan sobre la NASA, saldrían palabras como “secretos”, “misterio”, “conspiración”, “grandeza”…

Todas las marcas que nombramos, pertenecen al consumo, a empresas exclusivamente capitalistas, con el único afán de generar dinero, ganancias, de crear su imagen de marca para que tú, al adquirirlo, te creas identificado y posicionado en un status concreto. Pero la NASA no es un bien de consumo, no es una “empresa” que intente venderte algo material, que te recompense su adquisición, o te reconforte tenerlo, ni siquiera quiere tu dinero y para ello, tenga que emitir anuncios e inventir ingentes cantidades de dinero en publicidad para captar tu atención.

Y aún así, es uno de los logos más reconocibles, que levanta más expectación y admiración. Cuando compras una camisa, un perfume, un vehículo, un ordenador o una comida, su logotipo te acompaña por unos instantes, y te crea la ilusión de pertenecer a un reducido núcleo de privilegiados, pero es ilusorio. En cambio, cuando llevas el símbolo, la marca de la NASA en tu hombro o en tu pecho, es una sensación que va más allá de pertenencia o de status.

Cuando uno lleva el logotipo de la NASA, no es el logotipo quien hace a la persona, sino es la persona quien hace que el logotipo tenga sentido. Es una forma de vida, de pensamiento, de ver el mundo, de comunicarse, de comprender, de transmitir, de esperanza, de relacionarse, de trabajar en equipo, del éxito y fracaso, de volver a intentarlo, de permanecer, de perseverar, de universalidad, de convivencia…

Todo logo nace de una creación, de una intención, plasmar y proyectar en una sola imagen, toda la esencia de lo que hay detrás. Los colores, las formas, las letras, las curvas y rectas, figuras geométricas… todo es importante a la hora de crear un logo que reúna todas las virtudes y cualidades de una empresa o de un producto.

Si observamos el logo de la NASA detenidamente, lo que todos verían a simple vista, es una esfera azul que representa el planeta Tierra, donde su mayor parte es agua, unas estrellas que representan el Espacio, un vector rojo en forma de ala, que representa la aeronáutica, y por último, una nave espacial en órbita.

logotipo nasa 4Pero lo más importante, no es aquello que se ve a primera vista, sino aquello que está a la vista pero a su vez, permanece oculto. A lo largo del blog, siempre he intentado transmitir al lector, que lo más importante no es aquello que vemos, sino aquello que está al alcance de nuestra vista pero no vemos, ya sea por ignorancia, desconocimiento o por falta de atención.

Para poder ver en toda su esencia, y comprender qué se esconde tras el logotipo de la NASA, hay que conocer algunos datos muy importantes. Y una vez ya se posea toda la información, jamás se verá el logotipo de la misma manera.

Existen tres edificaciones antiguas que, aunque distan en miles de kilómetros unas de otras, sus construcciones son exactamente iguales. Las antiguas civilizaciones, estaban convencidas que sus dioses, provenían de la Constelación de Orión. Las civilizaciones que mejor reflejaron ese convencimiento, fueron los egipcios, los chinos y los mesoamericanos.

Las pirámides de Egipto, representan el cinturón de Orión en la Tierra, exactamente en la misma posición y tamaño que éstas. Las estrellas del cinturón de Orión son Mintaka (Delta Orionis), Alnilam (Epsilon) y Alnitak (Zeta Orionis).

orion egipto

Pero si observamos las pirámides de Teotihuacan, la representación y posicionamiento también es sorprendente. Es la misma alineación que las pirámides de Egipto, y las dimensiones de las pirámides siguen una correlación en su tamaño con las estrellas que conforman el cinturón de Orión.

orion teotihuacan

Y esta misma alineación perfecta ocurre con las pirámides de China. ¿Es esto una casualidad?

orion china

  • Las tres estrellas están alineadas en dirección sudoeste mientras cruzan el meridiano.
  • Las tres pirámides están alineadas en dirección sudoeste orientadas al meridión.
  •  La estrella más alta, Delta Orionis, está ligeramente desviada hacia el Este de la diagonal que proyectan las otras dos estrellas.
  • La pirámide del Sur, está ligeramente separada hacia el Este con respecto a la línea diagonal proyectado por las otras dos pirámides.
  • La estrella del centro, Epsilon, se encuentra casi equidistante a las otras dos estrellas.
  • La pirámide del medio, es casi equidistante a las otras dos pirámides.

Es más que evidente, que el tamaño de las pirámides y su posición no es nada casual. Esos dioses que bajaron de los cielos y crearon estas gigantescas estructuras arquitectónicas, representaron la misma Constelación en la Tierra. De las miles de estrellas visibles, por algún motivo, civilizaciones que no tenían contacto, que desconocían su existencia, y que estaban separados por miles de km, construyeron las edificaciones más gigantescas para reflejar Orión en la Tierra. ¿Por qué esa zona exacta del Universo?

Si observamos nuevamente el logotipo de la NASA, podemos ver en sus varias estrellas, que sí aparece el cinturón de Orión. Hay que observar detenidamente esa parte del logo porque es bastante llamativo.

logotipo nasa 5Si miramos el logo, la línea roja es la línea que une la estrella Betelgeuse, con la estrella Rigel. Si miramos la fotografía de la izquierda, esa línea pasa entre dos de las estrellas del cinturón de Orión. Sin embargo, en el logo de la NASA, esta línea pasa por fuera del cinturón, justo por fuera de Delta Orionis. ¿Por qué motivo? Si en algo se caracteriza la NASA, es por no dejar nada al azar ni al error. Es más, uno de sus lemas es “Failure is not an option” (El fracaso/error no es una opción”.

La órbita de la nave, a su paso por el cinturón de Orión, cuando atraviesa la línea roja, marca un punto concreto en el Universo. Esa desviación que parece casual, insignificante o sin ninguna importancia, plasmada en el Cosmos, son millones de km de diferencia. Justo en esa zona del Espacio, es donde se cree que proceden esos dioses ancestrales.

Así que, la órbita que representa la nave terrestre, inicia su viaje a lo largo del Espacio, atravesando una zona muy específica de la Constelación de Orión, y regresa nuevamente a su lugar de origen. Así que la NASA, desde hace muchos años, es consciente de la posibilidad de que exista allí vida. ¿Por qué? Quienes hayan leído los episodios dedicados al tema OVNI, ya sabrán muchas respuestas a esta pregunta. El primer logotipo de la NASA se creó en 1.959.

logotipo nasa 6Si observamos esta insignia, hay claras diferencias respecto al logotipo que conocemos actualmente. El cinturón de Orión no aparece, y la estela, el rastro que deja la nave, se circunscribe a simplemente nuestro planeta y nuestro satélite. Es una clara alusión a que en esa época, el objetivo primordial de la NASA era llegar a la luna. Lo único que permanece invariable, es el vector rojo.

Ahora bien, este vector rojo ¿representa realmente unas alas para proyectar la imagen de la aeronáutica? Este vector, no sólo aparece en la insignia de la NASA, sino en muchísimos logotipos. ¿Cómo es posible que este símbolo, lo hayan adoptado diferentes agencias del mundo, para plasmar la investigación aeroespacial?

Por ejemplo, este es el logotipo de la Agencia Aeroespacial Soviética (Роскосмос), donde se pueden ver las mismas similitudes del vector rojo y la órbita.

logotipo nasa 11Uno de los últimos proyectos de la NASA, es el Proyecto Constelación, donde el módulo se llama Orión, y cuya finalidad última es la llegada a Marte con una tripulación.

logotipo nasa 10Aquí aparece un vector rojo, atravesando tres cuerpos celestes alineados, posiblemente el cinturón de Orión, y rodeados de 10 estrellas. Resulta que la Constelación de Orión está compuesta de 10 estrellas principales: Rigel, Betelgeuse, Bellatrix, Alnilam (Epsilon), Alnitak (Zeta), Seiph, Mintaka (Delta Orionis), Hatysa, Meisse y Tabit.

Y la frase es: “El siguiente gran salto ha comenzado“. Obviamente, el siguiente gran paso será pisar otro planeta, o conseguir la forma de llegar a otros lugares del cosmos. ¿Será la Constelación de Orión el siguiente gran salto?

El 12 de septiembre de 2.006, durante la misión STS-115, la astronauta Heidemarie Stefanyshyn-Piper, sacó una foto a su compañero Joshep R. Tanner.

vector 3La misión comenzó el 9 de septiembre, y tres días después, había que instalar unos paneles solares a la ISS por los astronautas Candarm, Tanner y Heidemarie Stefanyshyn-Piper. Los tres comenzaron el paseo espacial para instalar el segmento a las 09:17. Durante el EVA (actividad extravehicular), fue cuando se tomó esa instantánea.

A simple vista, no hay nada extraño reseñable, pero si nos fijamos en la escafandra del astronauta, se puede ver reflejado un objeto que proviene del Espacio. En esa parte no debía haber nada, ni la ISS, ni la luna, ni la nave. Entonces ¿qué podría ser? Si ampliamos la imagen, el objeto que aparece no tiene nada que ver con algo que debiera estar ahí.. pero estaba.

vector 1Es un objeto desconocido con la forma del vector que aparece en la insignia de la NASA y de tantas agencias gubernamentales espaciales de medio mundo. La misión STS-115, es conocida por la cantidad de objetos que se vieron y se grabaron por las cámaras de la NASA. Pero realmente fue conocida por la posterior rueda de prensa pública que dio la astronauta que sacó esa foto, Heidemarie Stefanyshyn-Piper, y lo que en ella aconteció, al afirmar y confirmar, que allí arriba habían visto varios objetos voladores todos los días.

Cuando Heidemarie Stefanyshyn-Piper relataba lo que en esa misión había sucedido y habían visto, sufrió dos desvanecimientos al recordar lo que había presenciado, un síntoma de shock post-traumático. Los astronautas están fuertemente entrenados y preparados física y psicológicamente, pero lo ocurrido en esa misión, es algo para lo que tal vez no se esté preparado.

¿Es el vector rojo simplemente un símbolo que representa unas alas aerodinámicas, o más bien se debe a objetos vistos durante años, que están muy relacionados con la posibilidad de acceder a otros mundos y poder viajar por el Espacio a grandes distancias?

Parece evidente que el logotipo de la NASA no surgió de la casualidad, y esto sucede con cualquier logotipo que existe.

Existen muchas formas de escribir un número muy grande. Por ejemplo 1.000, se puede escribir 10 elevado a 3; por ejemplo 1.000.000 se puede escribir como 10 elevado a 6… y así podemos seguir porque no existe el número más grande, siempre existirá un número mayor que el anterior. Cuando hablamos de distancias en el Universo, estos números son muy muy grandes, cuando hablamos de distancias, de estrellas, de años…

Un día, el matemático Edward Kasner, profesor de la Universidad de Columbia, le pidió a su sobrino, que inventara una palabra que reflejara un número inmensamente grande, en concreto 10100. El chico lo llamo Googol (gúgol). Esta palabra, debía tratar de plasmar y explicar lo ingente del infinito, que fuera la imagen de un número tan grande que es inimaginable. Pero creó otro nombre también, para un número más grande; 10 elevado a un googol, que lo llamó, googolplex.

\mbox{googolplex} = {10}^{\mbox{googol}} = {10}^{({10}^{100})}

El número resultante, es tan grande, que no hay espacio suficiente para poder escribirlo si viajamos hasta la estrella más lejana, atravesamos todas las nebulosas y vamos anotando ceros en cada centímetro del recorrido.

Si viájaramos hasta el 1.600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, Santa Clara County, en California (EE.UU), estaríamos justo enfrente de las oficinas centrales de la empresa Google. La Sede Central, el edificio de Google se llama Googolplex.

Gooogle

Pues bien, el nombre tan conocido a nivel mundial de esta empresa, proviene del número Googol. Y le pueden ir añadiendo “ceros” u “oes”, cuantas veces quieran.

Esto refleja que todos los logos, siempre intentan reflejar los inicios de una empresa, que esa imagen plasme la esencia y su finalidad, por qué fue creada. Así que no es casualidad el nombre de Google y su logo, el de la NASA y su imagen, el de Coca Cola y su imagen, el de Nike y su imagen, etc…

Que aparezca el cinturón de Orión en el logo de la NASA, y que por allí pase una nave y sea ese punto el de regreso a casa, no es casual, y menos en la empresa del mundo, que menos cree en las casualidades, que no deja nada al azar, y que revisa, analiza, y comprueba todo una y otra vez, sin dejar cabos sueltos.

Cuando se creó la NASA, el primer programa tripulado que vio luz verde, fue el Proyecto Mercury. En 1.957, se seleccionaron los 7 tripulantes del primer Programa Mercury.

Proyecto Mercury

Ellos eran Walter Schirra, Donald Slayton, John Glenn, Scott Carpenter, Alan Shepard, Virgil Gus Grissom y Gordon Cooper. Pero uno de ellos, Donald Deke Slayton, por problemas cardíacos, jamás llegó a ser parte de este programa. Pero el logotipo del Mercury era este:

Mercury 2

Vemos como el número 7 es totalmente legible. Se decía que el número representaba esos 7 astronautas, pero fueron seis realmente. Y la forma del emblema, nos indica que no es casual la forma que tiene.

En la mitología romana, existía una vara que era portada por los heraldos o mensajeros como el dios del comercio Mercurio (Programa Mercury), considerado el creador de todas las artes y el conocimiento. Mercurio siempre iba acompañado de esa vara, llamada caduceo.

caduceo

Este es el verdadero símbolo que sirvió para crear la imagen del Programa Mercury. En la mitología griega, el caduceo fue regalado por Apolo a Hermes (el dios romano Mercurio es el equivalente del dios griego Hermes). El caduceo está adornado con un par de alas, expresando la rapidez y velocidad con la que el mensajero de los dioses se movía de un lugar a otro, que son los dos salientes que se pueden ver en el logotipo del Programa Mercury.

Así que hay una clara referencia a la velocidad espacial, de llegar a cualquier lugar del cosmos. Nos queda saber entonces por qué aparece una cruz, y el número siete. En muchos capítulos del blog, he venido apuntando, demostrando y analizando, que los dioses que bajaron de los cielos, que aparecen en todas las civilizaciones antiguas, no eran otros que seres de otros mundos, y de donde se han gestado la mayoría de las religiones existentes, sus paralelismos, donde todas confluyen del mismo lugar.

Si vamos a la religión cristiana, la religión más seguida en EE.UU., y analizamos cómo surgió realmente esta religión, tenemos que, desde el solsticio de verano hasta el solsticio de invierno, los días empiezan a hacerse más cortos. La perspectiva que existe en el hemisferio norte, es que el sol parece moverse hacia el sur, volviéndose cada vez más pequeño. Los días se hacen más fríos, la oscuridad llega antes y las cosechas llegan a su fin. Para nuestros ancestros, todo esto era presagio de malos augurios. Más frío, menos alimentos, menos calor, más enfermedades, más muertes.

Cuando llega el 22 de diciembre, la “muerte” del sol es completa, ya que se encuentra en el punto más bajo en el cielo. En ese instante, el sol deja de moverse hacia el sur, y parece estar quieto durante tres días (22,23 y 24 de diciembre). Esos tres días que el sol parece estar en reposo, el sol se encuentra en una constelación llamada “Cruz del Sur”

cruz-del-sur

Pasados esos tres días, llegando al 25 de diciembre, el sol empieza a ascender hacia el norte, trayendo consigo días más largos, calor y el inicio de las cosechas.

Si hubiéramos vivido en una cultura o civilización, que comprende las estrellas, el ciclo del sol, pero no posee tecnología ni conocimientos avanzados en otras ciencias, donde es importante dominar el ciclo de las estaciones para subsistir, para saber cuándo cosechar, para saber cuándo es más propicia la lluvia, y además, para intentar comprender qué fuerzas o dioses son los creadores de todo ello, y cómo transmitirlo y representarlo, la explicación más lógica que intentarían dar sería:

El sol (dios) ha muerto durante tres días (22,23 y 24 de diciembre) en la cruz (constelación visible en ese instante), y pasados esos tres días, ha vuelto a ascender a los cielos (resucitado).

La Cruz del Sur se encuentra en la Constelación de Centauro. Esta constelación era de importancia capital para las civilizaciones que se desarrollaron en su territorio (sobre todo los incas), pues la chakana (la cruz andina), que en el quechua clásico quiere decir “escalera de ascenso y descenso o puente hacia arriba y hacia abajo”, unía simbólicamente el mundo terrenal con el mundo de los dioses y el mundo de los muertos. Es la versión tangible del dios Viracocha, el creador y ordenador del mundo, aquel que bajó del cielo.

Las diferentes culturas amerindias, aborígenes australianos, indonesios, etc… gestaron su cultura a través de esta Cruz del Sur. En muchas banderas, aparece reflejada como símbolo del país; Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Papúa Nueva Guinea o la bandera de Mercosur.

Así que en el símbolo del Programa Mercury, el primero de la NASA, aparece el nacimiento de las religiones, la llegada y el encuentro con los dioses, que nos enseñaron su origen, nos legaron sus conocimientos, y eran capaces de desplazarse de un lugar a otro con extrema rapidez. Ahora bien, si el número siete no se debe a los siete astronautas, ya que realmente fueron seis, ¿qué significa el 7 en el logotipo?

El número 7, es el número más enigmático y mágico que existe. Es el número que más aparece en todas las religiones y representa la Ley Divina que rige el Universo. Desde los comienzos de la creación, ya aparece el siete como número esencial. En el Génesis, Dios le dijo a Noé: “Mi arco he puesto en el cielo”, para expresar los 7 colores del arco iris. Sin olvidar que Dios creó el mundo en 7 días. La música del Universo está compuesta de 7 notas, y para la reproducción de la vida, el multiplicarse para expandirse, la astrología ubica el matrimonio en la casa nº 7 del zodíaco.

Si hacemos un repaso de la importancia de este número, veremos que su relevancia es universal, desde la creación de todo, la vida, las religiones, la muerte, el perdón, vida más allá de la muerte, la parte espiritual. Incluso en el terreno y las disciplinas esotéricas, el siete (conocido como “héptada“), es muy importante. Por ejemplo, en el tarot, el nº 7 representa el carro de Osiris, la victoria, el éxito, la verdad y la justicia. Podríamos hacer una lista realmente larga sobre la trascendencia del nº 7.

A los ya mencionados anteriormente:

  • Siete Sellos del Apocalipisis
  • Siete principios herméticos
  • Siete pecados capitales
  • Siete velos de la danza sagrada
  • Siete espíritus fueron enviados por Dios a la Tierra
  • Siete arcángeles
  • Siete frases y siete palabras pronunciadas por Jesús colgado en la cruz en el Gólgota
  • Siete días de la semana
  • Jesús pide que perdones setenta veces siete a quien te ofenda
  • Siete maravillas del mundo
  • Siete infiernos
  • Siete cielos de la religión islámica
  • Siete edades del hombre
  • Siete chakras
  • Siete sacramentos
  • Siete mares
  • Siete pastores de Israel
  • Siete copas de la Ira
  • Siete trompetas que anunciarán desastres

Son muchas las referencias hacia este número que podríamos encontrar.

El nº 7 es nuestro destino, de aquel que ninguno de nosotros podemos escapar, al igual que ninguno de nosotros podemos desligarnos de nuestros orígenes, de dónde surgió todo, el comienzo de los comienzos. Así que el nº 7 en el Proyecto Mercury, es el destino que le depara a nuestra civilización, a nuestra especie, al ser humano, que es la búsqueda de otras civilizaciones, de otros mundos, y convertirnos en ciudadanos universales.

Si el ser humano no acomete esta misión, está destinado inexorablemente a su desaparación y extinción, al apocalipsis. Y en el nº 7 reside todo ello, la fuerza para el éxito, para alcanzar un estado espiritual perfecto, para conocer la verdad máxima, para convertirnos en dioses.

Y este número, acompañó a todas las insignias de las misiones del Proyecto Mercury. Obviamente, esto no es casual.

emblemas mercurySi observamos detenidamete cada insignia de cada misión, podemos ver el nº 7 en todas ellas, en algunas de ellas totalmente visible, y en otras más ocultas pero a ojos de todos. Así que, parece evidente, que el nº 7 del logotipo del Programa Mercury, no era por los siete astronautas que en un principio lo conformaban, sino que existía un significado mucho más profundo.

Este logotipo reúne toda la esencia del ser humano, su origen y su destino, vinimos de las estrellas, fuimos creados por seres que procedían de ellas y debemos conseguir poder desplazarnos a través del Universo, con la ayuda del caduceo del dios Mercurio, navegando y viajando a velocidades espaciales, llegando a Orión, al resto del Cosmos, ser nuestros propios dioses, y tener la capacidad de crear y generar vida allí donde fuera posible, para perpetuar la vida en el Universo, porque de lo contrario, estamos predestinados a nuestra extinción, porque nuestro destino así nos lo marca.

Después vendría el Programa Apollo, el que llevó definitivamente al hombre a pisar la luna, y el logotipo también refleja el cinturón de Orión de dentro de la “A”, que realmente representa al vector pero en forma de “A”.

apollo_nasa_logoPero no sólo aparece el cinturón de Orión, sino que está reflejada la Constelación de Orión en su totalidad, con Betelgeuse y Bellatrix en la parte superior, Saiph y Rigel en la parte inferior, la nebulosa de Orión…y resulta que se ve al planeta Tierra, de donde sale una nave desde EE.UU., cruza el Espacio a través del vector para poder llegar al cinturón de Orión, y de ahí al planeta destino.

Si creyéramos que todo aquello que nos ocurre y no comprendemos es casual, nada en el Universo podría ser ya casual, porque se habría convertido en una norma. Y la norma, se llama así porque es lo “normal”. Cuando decimos que algo es lo normal, es porque se rige por una norma colectiva, y todo lo que sobresalga de ello, es lo “anormal”.

Cuando desde pequeños se nos exige “seguir las normas”, lo que realmente nos están diciendo, es que debemos comportarnos según aquello que hace la mayoría, ya sea dentro de una comunidad, unas leyes, un comportamiento… para que todo funcione correctamente. Esa conducta individual, genera una conducta colectiva que sigue las normas, así que si la norma es no matar a nadie, se considera que esa actitud es lo normal, y matar sería lo anormal.

Pero nadie diría que ha matado por casualidad, violado por casualidad, comido un ser humano por casualidad, mutilado por casualidad… entonces, ¿por qué pensamos que la casualidad existe de forma tan reiterativa? Seguramente sea una forma de pensamiento que nos libera de cierta carga ante aquello que nos parece lejano de entendimiento y comprensión.

Pensamos que encontrarnos con un conocido en una ciudad o país diferente es casual, que trabaje un familiar tuyo en la misma empresa que un amigo es casualidad, que tu hijo nazca el mismo día que alguno de los padres es casualidad, que te guste la misma comida o te guste la misma música que alguien a quien acabas de conocer es casual…

Es realmente absurdo pensar que todo esto es casualidad, cuando es algo normal que a todo el mundo le ocurre o conoce gente de su entorno que le sucede, y pensar a su vez que la vida en la Tierra surgió de forma casual, que el comienzo de las religiones desde tiempos remotos y todas sus coincidencias son casuales, que las civilizaciones antiguas erguían sus construcciones apuntándolas a los mismos lugares del Cosmos por casualidad, que todos los mitos, leyendas y textos antiguos que hablan de lo mismo, sea simple casualidad.

Si reflexionamos sobre esto un instante, nos debemos dar cuenta que es realmente sorprendente qué consideramos casual y qué no.

Si durante esa reflexión, llegamos a la conclusión que es sorprendente, deberíamos empezar a replantearnos si existe la casualidad, y empezar a hacernos preguntas y buscar nuevas respuestas. Y esto es lo único que quiero transmitir desde que creé el blog.

Nos dicen que la casualidad es un suceso imprevisto cuya causa se ignora, yo más bien diría que ignoramos la causa de tantos sucesos, que simplemente lo llamamos casualidad. (Jorge Palazón 24/08/2.013).

Anuncios

OVNIS – La Verdad Está Ahí Fuera (Episodio VI) – Final

Está situado junto a la “Extraterrestrial Highway” (la carretera 375). Vas en tu coche, y justo en el cruce de la carretera 93 con la 375, te hayas en las coordenadas de los expedientes OVNI más comentados del mundo. Cerca de allí, puedes degustar una comida muy especial en un bar llamado “Little A’Le’Inn“. No es una cafetería elegante, pero allí se han reunido famosos investigadores, periodistas y curiosos de todos los países del mundo.

Muchos de los que allí se acercan, acuden a la “Back Gate” (entrada trasera) y a la “Main Gate” (entrada principal), para intentar ver “algo”. Toman un camino de tierra en la intersección donde se encuentra el “Black Mailbox“, el buzón más famoso del mundo. Actualmente, este buzón es blanco y pertenece a Steve Medlin, el dueño de la tierras que se encuentran justo en el perímetro de este famoso lugar. Está situado entre las millas 29 y 30 de la “Extraterrestrial Highway”.

mailbox3Cuando llegas a la zona prohibida, uno se encuentra con dos barreras, que es mejor no traspases. Si cruzas la primera barrera, es muy probable que te arresten y te multen, y te devuelvan al aeropuerto para deportarte a tu país. Si cruzas la segunda barrera, es probable que sea lo último que hagas en tu vida.

Parece que no hay nadie, que es zona muerta, inhabitada, desértica, pero al traspasar esas barreras, lo inerte se vuelve vida, la tranquilidad se convierte en ansiedad, y el sudor que recorre tu piel se convierte en una sensación fría, un escalofrío que te paraliza.

Aunque no logres verlos, ya te están observando cuando llegas a sus inmediaciones. En alguna parte de allí, se encuentran los “Cammo Dudes“, personas de seguridad que pertenecen a la empresa EC&G. Suelen llevar la cara oculta para no ser reconocidos, son como ertzainas pero en el desierto. ¿Qué existe en aquella zona para que miles de personas se acerquen a un desierto? ¿Por qué tantas medidas de seguridad? Son muy pocos quienes realmente saben lo que allí se oculta, pero todos conocen el nombre de esta zona tan enigmática. Estamos en el Área 51.

El nombre oficial es Air Force Flight Test Center, Detachment 3 (Centro de Pruebas de Vuelo de las Fuerzas Aéreas, Destacamento 3), pero se le conoce también como Rancho Paraíso, La Granja, La Caja, Watertown (Ciudad del Agua) y Dreamland (Tierra de los Sueños). Seguramente, a la mayoría, todos estos nombres no les dirá nada. Pero todos, hacen referencia a una sección situada en el centro de la Nellis Air Force Base, propiedad del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y de la Fuerza Aérea, situada a 190 km de Las Vegas. Es la zona más vigilada, más hermética y secreta de EE.UU. Y todo lo que allí se investiga, no tiene nada que ver con nuestro mundo. La extensión de todo el terreno, (desde el Área 1 hasta el Área 51), ocupa un total de 12.000 km2, 20 veces más grande que Madrid.

La pista de aterrizaje es la más grande del mundo. Un avión que aterrice a una velocidad de 300 a 400 km/h, sólo necesita una pista con la mitad de longitud que la del Área 51. La longitud de esta pista es de 7,3 km. En total existen cinco pistas de aterrizaje. Éstas, tienen longitudes de 4,30 km, 3,5 km, 3 km y 2,30 km. ¿Para qué clase de naves se construyó una pista tan larga?

Aparentemente, contiene instalaciones donde se prueban aeronaves secretas, y donde se realizan las maniobras Red Flag (maniobras de la USAF muy realistas, con uso intensivo de munición real, presencia de sistemas antiaéreos,  y con las Fuerzas Aéreas de otros países aliados), y maniobras Green Flag (dedicado a misiones de guerra electrónica). Pero esta es solo la teoría, aquello que quieren que creas.

Robert Scott Lazar, fue contratado para trabajar en el Área 51 en 1.988, por una empresa conocida como Edgerton, Germeshausen, and Grier, Inc. (EG&G), la misma empresa de donde proceden los Cammo Dudes, la seguridad del perímetro. Esta empresa, comercializa material y servicios técnicos, para una amplia variedad de instalaciones militares estadounidenses. Además, siempre ha estado en el punto de mira en todos los escándalos Proyectos Negros, proyectos de defensa militar secreto, no reconocido por el gobierno, ni por el personal militar ni por los contratistas de defensa. Ejemplos similares de aviones militares de los Estados Unidos desarrollados como proyectos negros son el F117 Stealth Fighter y el Bombardero Stealth B-2 (aviones furtivos), que fueron clasificados como secreto y negados al público. Este documento, la tarjeta W2, es la prueba de que Lazard, sí trabajó en el Área 51, cuáles eran sus funciones y su nivel de acceso dentro del área.

Muchos sostienen que este documento es falso, ya que no existía el Departamento Naval de Inteligencia, y el código postal 20038 era confidencial. El experto en aviación, y piloto de las Fuerzas Aéreas Estadounidenses, Jim Goodall, al ver el documento en 1.990, en plena operación “Escudo del Desierto”, decide investigar. Goodall se encontraba en servicio activo, en la Guardia Nacional, área de Minnesota en Washington D.C. Así que acudió a la oficina de Investigación de la Marina del Pentágono. Allí es recibido por un alto mando, un almirante, quien le amenazó con presentarle a la Corte Marcial, si persistía en su investigación. La Corte Marcial, es como se denomina a los tribunales militares, que determinan las sanciones penales aplicables a los miembros de las Fuerzas Armadas. La Corte Marcial, es la utilizada para enjuiciar a los prisioneros de guerra por crímenes de guerra. Así que, el documento de Lazar, claramente no es falso, y los datos que hay, codificados y confidenciales, son de alto secreto.

Para llegar al Área 51 de Groom Lake, todo civil o militar debía tener autorización de seguridad de alto secreto. Llegar a la zona S-4 era un proceso más difícil todavía, que requería una autorización de nivel superior. Según Bob Lazar, en la zona S-4 trabajaban solamente 22 personas. Su autorización de seguridad, era 38 niveles más alta que la “Q”, máxima autorización civil. Lazar tenía un distintivo que llevaba su foto y una diagonal azul clara y otra azul oscura. En la parte superior decía MAJ, por el nivel de autorización denominado “Majestic”, el famoso nombre del Majestic12.

Esta es la chapa distintiva, que Lazar debía llevar siempre consigo, dentro de las instalaciones del Área 51, con la que podía desplazarse y abrir las puertas, pero únicamente aquellas a las que tenía acceso total. Algunos sectores, los tenía restringidos, ya que pertenecían a campos o disciplinas fuera de su área de conocimiento.

A Bob Lazar, le contrataron para un campo nuevo, con grandes posibilidades, como era el tema de la propulsión. Lazar trabajó en el Área 51, desde 1.988 hasta 1.989, como físico en una zona militar llamada S-4 (Sector Cuatro), situada cerca de Groom Lake (Nevada). Según Lazar, las instalaciones del S-4, servían como una localización militar remota y oculta para el estudio de ingeniería inversa en naves extraterrestres. Lazar dijo que llegó a ver nueve objetos voladores no terrestres diferentes, durante su estancia allí, aportando datos sobre el tipo de propulsión de las naves.

Cuando le contrataron en diciembre de 1.988, firmó el acuerdo conocido como “acuerdo 10-10“. Si divulgabas información, te condenaban a 10 años, en una cárcel de máxima seguridad militar, y también tendrías que pagar 10.000 dólares (dólares de hace más de 30 años),  de multa. Ese acuerdo 10-10, también te denegaba un juicio justo. Es decir, si filtrabas cualquier información, por muy irrelevante que ésta pareciera, estabas destinado a una pena de 10 años de cárcel, sin posibilidad de reducción de condena, a pagar la desorbitada cantidad de 10.000 dólares de la época, y no tener derecho a abogado ni juicio. Estas condiciones, son solo unas cuantas de muchas exigencias que firmabas. Estamos ante las condiciones de  trabajo más secretas, más vigiladas y más castigadas del mundo, para una persona civil. Y seguramente, a día de hoy, sean iguales de estrictas e incluso más severas.

Una vez firmado el acuerdo, a Lazar lo transportaron  en un vehículo con los cristales tintados. Esto no sería nada raro ni excepcional, si no fuera porque era Lazar quien no podía ver el exterior. Le llevaron al sector S-4, que es donde trabajaría. Más tarde, supo que le negaron ver el exterior del Área 51, para que no supiera de los hangares secretos y camuflados que allí existen, para que no reconociera el terreno, ni viera su estructura, puestos de vigilancia, ni por supuesto, las naves que posiblemente habría. Estos hangares, estaban dotados de puertas con texturas de arena, muy difícil de ver y distinguir, si uno se encuentra a más de 100 metros de distancia, así que parecen una prolongación de la montaña. Los hangares estaban mimetizados con el entorno, en un sistema de camuflaje realmente complejo y perfecto.

Cuando Lazar  llegó a su sector, a su puesto de trabajo, le dieron unas carpetas de color azul, que debía revisar, analizar y estudiar a solas. En ellas, Lazar dijo que había fotos, e información de naves que no eran de este mundo. Según este físico, la meta más alta del proyecto S-4, era la de tratar de ver si podíamos duplicar el sistema de propulsión con la tecnología terrestre. Esto se denomina “back engineering” (ingeniería retroactiva), y describe el proceso de comenzar con un producto terminado para encontrar su modo de construcción. Es decir, de algo ya fabricado y terminado, averiguar cómo se hizo, para poder seguir los patrones de construcción. Obviamente, tenían entre manos tecnología demasiado avanzada, que desconocían, que realmente no sabían cómo funcionaba, sus límites, y querían saber si el ser humano, con los conocimientos actuales, con la tecnología del momento y materiales disponibles, podría conseguir fabricar dichos artefactos.

Más tarde, Dennis Mariani (supervisor y alto mando del Área 51), lo llevó a un hangar, donde según cuenta Bob Lazar, había un platillo volante, muy parecido a los dibujados en los comics, los que aparecen en cualquier película de ciencia ficción. Cuenta Lazar que, la parte de la cúpula, era la que estaba apoyada en el suelo, y el platillo estaba en lo alto. Se acercó al objeto, y lo tocó. Este acto le costó que lo expedientaran. Lazar pensó que se trataba de una nave experimental, diseñada para simular algo del espacio exterior. Los días posteriores, y tras llevar un tiempo analizando y estudiando el objeto, Lazard se dio cuenta que no era una nave experimental, sino una nave real, y era imposible que se hubiera fabricado en nuestro planeta.

Uno de los hallazgos más increíbles, era que el sistema de propulsión de la nave, permitía al piloto cubrir grandes distancias, de forma instantánea, manipulando el espacio y el tiempo. Si tuviéramos una nave capaz de generar gravedad, eso permitiría generar campos de fuerza. Ese hecho, haría posible viajar en el tiempo. Y obviamente, no existe ninguna nave en la Tierra, construida por nosotros, que pueda conseguirlo. El primer pensamiento de Lazar al descubrirlo, fue que todo aquello que creía era ficción, se había convertido en realidad. Y no sólo había una nave de este tipo, Lazar averiguó, y llegó a ver, hasta nueve naves de origen extraterrestre.

Lazar debía averiguar qué tipo de energía impulsaba la nave. Tras un tiempo dedicándose por completo al vehículo, dijo que era tan avanzada, que desde el carburante, hasta la forma en que éste carburante se transformaba en energía, era completamente alienígena, desde cualquier punto de vista. Se hicieron varios vuelos de prueba, todos ellos a baja altura. El supervisor de Lazar, Dennis Mariani, le permitió ver una de esas pruebas. La luz que desprendía la nave al elevarse, fue descrito por Lazard como “fuego de San Telmo“. Este “fuego”, físicamente, es un resplandor brillante blanco-azulado, que en algunas circunstancias tiene aspecto de fuego. Así que, realmente es plasma de baja densidad y baja temperatura, provocado por una enorme diferencia de potencial eléctrico atmosférica. No hay nave al despegar, que no sea alienígena, que pueda hacerlo.

Según Lazar, el combustible no existe en la Tierra y no puede ser sintetizado porque es un elemento superpesado, se requieren unos 34 gramos (átomo-gramo) para mover cada disco. “Una de las razones por las que creo que esta investigación militar se mantiene en secreto, es porque todo se investiga desde un punto de vista militar y no científico “, afirmó Lazar, cuando se le preguntaba el por qué del secretismo.

El elemento 115 tiene un propósito doble; Primero, es la fuente de una onda desconocida para los científicos de la tierra, la onda de “Gravedad A”. En segundo lugar, es la fuente de la radiación “Antimateria” que reacciona para proporcionar potencia. Este tipo de propulsión es uno de los utilizados por la nave. Este modo, llamado Configuración Delta, es utilizado para recorrer distancias largas. El tiempo y el espacio son curvados por los amplificadores de onda permitiendo recorrer distancias inimaginables en cuestión de segundos.

Para distancias más cortas, el disco cambiaría a la llamada Configuración Ómicron, utilizada cuando la nave viaja cerca de un cuerpo que propaga una fuente de gravedad muy grande, como es el caso de un planeta o una estrella. Cuando se viaja cerca de una fuente de gravedad como la Tierra, la gravedad del disco se propaga hacia afuera, en sentido inverso, en un proceso controlado de cambio a la “Gravedad B” que aleja el disco del campo gravitacional, causando la elevación del mismo. A día de hoy, estamos lejos de conseguir ese avance tecnológico.

El miércoles 22 de marzo de 1.989, Lazar llevó a su esposa y tres amigos, hasta los límites del Área 51, para que vieran el vuelo de uno de esos objetos, ya que las pruebas siempre se hacían de noche, y los miércoles. Esto era porque era mediados de semana, y apenas había tráfico en las carreteras de la zona. Ya de noche, hacia las 20:00 horas, observaron la prueba de vuelo de una de esas naves, la cual, realizó giros de 90º a derecha e izquierda. Ese tipo de giros son totalmente imposibles e inconcebibles para nosotros. Pero esas naves tenían la capacidad de hacerlo. Lazar, tras cuatro meses trabajando en el Área 51, tenía graves problemas de conciencia, y le resultaba muy difícil no poder contar nada a su familia, y mentirles constantemente cuando le llamaban de madrugada, para que cogiera un avión y fuera a trabajar.

Al miércoles siguiente, volvieron nuevamente para intentar obtener fotos, pero son vistos en plena oscuridad por la seguridad militar. Al día siguiente, Lazar es amenazado y despedido de su puesto. Aquí empieza una campaña de amenazas e intimidación contra él, y desacreditación burocrática, para que no dijera nada de lo que allí había visto. No existían pruebas de que Lazar hubiera revelado aún nada, si así fuera, activarían los protocolos del “acuerdo 10-10”.  Pero yendo en coche por Las Vegas, sufrió un intento de asesinato. Este hecho, le llevó a tomar la iniciativa de entrevistarse con el reportero de la cadena KLAS-TV George Knapp. Esta entrevista tuvo lugar en mayo de 1989. Gracias a ella, George Knapp ganó varios premios periodísticos, y la United Press International, en 1990, consideró la entrevista a nivel periodístico, como “El mayor logro individual realizado por un periodista”. En esta entrevista, no se veía el rostro de Lazar.

Pero seis meses después, concedió una segunda entrevista, donde sí deja que se le vea totalmente, revelando su identidad al mundo. Su fama mundial es tal, que empieza a ir a programas de TV, radio y conferencias. Lazar había conseguido su objetivo, intentar que no le mataran por lo que sabía, por eso decidió hacerse público, por si llegado el momento, se supiera la verdad de por qué han terminado con su vida, cuál sería el móvil real.

Todo el dinero destinado al Área 51, proviene de los llamados “Fondos Reservados”. Es decir, no se sabe qué cantidad de dinero se emplea en mantener las instalaciones, el personal ni cuál es el objetivo de la financiación, por lo que se pueden cometer todo tipo de irregularidades. Y por supuesto, es la tapadera perfecta para mantenerlo en secreto y poder mentir a la opinión pública. Pero cuando una persona, sea quien sea, se acerca a los límites del área 51, se encuentra con muchas señales que le avisan de lo que puede ocurrir si traspasa la zona. Si uno traspasa la primera valla, las fuerzas allí desplegadas le pararán, detendrán e impondrán una multa de 600 dólares. Si atraviesas la segunda valla, tienen luz verde para utilizar fuerza letal.

Esta señal advierte, de que el uso de fuerza letal está autorizado. Si el Gobierno niega todo conocimiento de que allí exista una instalación militar, ¿quién ha autorizado el uso de fuerza letal contra militares o civiles que traspasen los límites marcados?. También hace hincapié, que son unas instalaciones ficticias e inexistentes. Eso sí, está prohibido filmar, hacer fotos, dibujar, y volar sobre las instalaciones ficticias. Es decir, afirman que allí no hay nada que ver, pero está prohibido que grabes ni divulgues nada, y tienen derecho a matarte si lo haces. Y ahora, con la herramienta Google Earth, como en la foto del principio, se observa claramente lo que hay allí, con cinco pistas de aterrizaje, una de ellas mide casi 10 km, la más grande del mundo. Su espacio aéreo es el más inviolable de todo el país. Allí se gestó el primer avión espía, conocido como U2.

El Área 51 funciona desde 1.955, pero no fue hasta 1.989, gracias a Bob Lazar, cuando salió a la luz su ubicación, qué se hacía allí. Obviamente, Lazar conocía perfectamente de lo que hablaba, los datos que aportaba, y con el tiempo, se ha descubierto el elemento químico del que hablaba.

Lazar también reveló que existían documentos acerca de ña historia y evolución en nuestro planeta, donde se habían producido 65 alteraciones y manipulaciones genéticas en el homo sapiens desde tiempos muy antiguos. También se detallaba información sobre profetas y líderes religiosos y espirituales, que no pertenecían a este mundo, y que eran creaciones artificiales. Se hablaba de nuestra especie, donde nos denominaban como “contenedores de almas”.

Lazar habló sobre cuerpos alienígenas que habían sido recuperados con vida. Uno de esos EBEs era conocido como YY2, que murió en el año 1.952. Pero no sólo fue Bob Lazar el único que trabajó allí que ha revelado datos de lo que en el Área 51 se gestaba. Uno de ellos fue Derek Hennessy, quien trabajó en Área 51 y corroboró todo lo que contó Lazar. Derek reveló que el S-4 está compuesto de cuatro niveles donde existen varios hangares. Los dos primeros niveles, estaban comunicados por montacargas que llegaban hasta la superficie, y que se utilizaban para el transporte de naves extraterrestres. Derek trabajó en el segundo nivel, y jamás pudo acceder al tercer y cuarto nivel, ya que estos estaban totalmente restringidos a su acreditación. En el segundo nivel había nueve hangares, y en la mayoría de ellos había naves no terrestres. En los niveles tercero y cuarto, era donde se encontraban los EBEs muertos, dentro de tubos cilíndricos de 185 cm de alto x 60 cm de ancho.

Otra de las personas que han revelado información sobre lo que se esconde en el Área 51, es Bill Uhouse, quien trabajó en proyectos de simuladores durante cuatro años en el S-4. Bill también trabajó en la ingeniería inversa, averiguar cómo funcionaban las naves y saber si los humanos podemos lograr crear ese tipo de tecnología. Uhouse habló sobre un EBE al que llamaban Jarod 1, un EBE que ayudó a descifrar y traducir la información y tecnología que ellos poseían, para que pudiera ser estudiada y comprendida por los humanos.

Bill Uhouse afirmó, que de una nave estrellada en 1.953, se recuperaron cuatro cuerpos, de los cuales dos permanecían con vida. Estos seres, viven una media de 350 a 400 años terrestres. Una de las labores de Bill era ser un traductor científico. Fue uno de los primeros en pertenecer al “Disclosure Project“, para sacar a la luz toda la verdad sobre el fenómeno OVNI.

Uno de los testimonios más soprendentes, fue el de David Adair. Era un niño superdotado en cuanto a tecnología espacial se refiere. Era un aventajado constructor de cohetes cuando el gobierno le reclutó. Adair describió las instalaciones del Área 51 por las que discurrió. Reveló que la planta principal del sótano era de grande como un campo de fútbol, y que poseía un montacargas capaz de transportar objetos de grandes dimensiones.

En uno de los hangares donde fue llevado, le mostraron un motor de fusión de contención. La aleación con la que estaba fabricado no era de este mundo. era un exoesqueleto que al contacto reaccionaba. Era de un material muy resistente, pero a su vez muy flexible. Cuando Adair lo tocó, se podían ver ondas blancas azuladas si los pensamientos eran positivos, pero estas ondas se tornaban de color rojizo o anaranjado si los pensamientos eran negativos. Adair no tuvo dudas que se trataba de una máquina orgánica. Es por todo ello, que aún no hayamos conseguido replicar sus naves, porque se trata de una tecnología aún fuera de nuestro alcance.

En 1.947, ocurrió el famoso “incidente Roswell”, cuando Mack Brazel, un granjero de Nuevo México, descubrió  unos restos dispersos por su rancho cerca de Corona. Estos restos le resultaban totalmente desconocidos, y al no saber qué hacer,   se lo comunicó al sheriff el 5 de julio. Horas más tarde, toda la zona estaba tomada por militares y precintada. Este hecho, fue el inicio de la Ufología en el mundo, el desencadenante del fenómeno OVNI, y que más teorías, falsificaciones, verdades, desmentidos, etc… se han vertido a lo largo de los años.

En 1.978, el astronauta del Apolo 14, Edgar Mitchell, afirmaba que “El incidente Ovni de Roswell”, fue un  verdadero incidente extraterrestre. Varias personas que dicen haber tenido acceso a los verdaderos expedientes clasificados afirmaban esta hipótesis.

Edgar Mitchell viajó a bordo del Apollo 14, junto con el comandante Alan Shepard y tiene el récord por ser el hombre que más ha caminado por la superficie lunar, durante 9 horas y 17 minutos, en 1.971. Muchos astronautas, han afirmado la existencia de naves no terrestres, como Norman “Deke” Slayton, del programa Mercury y Eugene Cernan, del Apollo 17, dijeron que provenían de otras civilizaciones.

John Glenn, el primer astronauta norteamericano, y el más famoso,  dijo que “ciertos informes sobre los OVNI son justificados”. En el año 2.001, hizo unas sorprendentes declaraciones a la cadena BBC.

 

“En aquellos gloriosos días, me encontraba incómodo cuando se nos pedía declarar cosas que no queríamos y negar otras. Algunos nos preguntaban, Vd. lo sabe!!. Nunca hemos contestado la verdad, y sin embargo hemos visto cosas, cosas extrañas, pero sabemos lo que hemos visto. Y realmente no podíamos decir nada. Nuestros superiores temían mucho esto, temían algo parecido a la guerra de los mundos, y del pánico general en las calles. Por consiguiente, debíamos callarnos. Y ahora sólo vemos esas cosas durante nuestras pesadillas o acaso en películas, y algunas se acercan mucho a la verdad”.

Gordon Cooper, del programa Gemini de la NASA, dijo; “durante varios días seguidos observamos vehículos metálicos en forma de platillos, en muy altas altitudes por encima de la base aérea, y tratamos de acercarnos a ellos, pero eran capaces de cambiar de direcciones mucho más deprisa que nuestros cazabombarderos. Creo verdaderamente que los OVNIS existen y que los auténticos casos inexplicados, emanan de otra civilización tecnológicamente avanzada. Dada mi experiencia aeronáutica y espacial, creo tener una idea bastante precisa de lo que piensa todo el mundo en este planeta acerca de las capacidades de sus resultados, y estoy convencido de que esos OVNIS no vienen de la Tierra”.

“Durante años, he vivido con un secreto, el secreto impuesto a todos los especialistas y astronautas. Ahora puedo revelar que cada día, en Estados Unidos, nuestros radares detectan objetos de forma y naturaleza desconocidas. Existen miles de informes de testigos y muchos documentos que lo prueban, pero nadie quiere publicarlos. ¿Por qué?, porque las autoridades temen que la gente imagine una especie de invasores horribles. La consigna permanece; “Debemos evitar el pánico a todo precio”.

El cosmonauta ruso, Georgiy M. Grechko, que participó en varias misiones Soyuz y Salyut, declaró; “Si tuviera libertad para contar lo que vi en el espacio, el mundo quedaría estupefacto”.

Louis Bréguet, constructor aeronáutico y pionero de la aviación, se mantiene en la línea de Bob Lazar, al afirmar que “los discos volantes utilizan un medio de propulsión diferente de los nuestros. Sólo queda una explicación, vienen de otro mundo”.

Harland Bentley, técnico grado BS-EE en Washington, vio 15 ovnis en su radar viajando a una velocidad de 31.500 km/h. También reveló, que, estando en el Centro de electro-ingeniería de California en 1.968, un astronauta en plena comunicación, dijo la palabra “Bogey“, palabra en clave que dicen los astronautas cuando ven un OVNI mientras orbitan la luna. Pocos segundos después, el astronauta dijo: “Allá van”.

Y estos, son unos pocos testimonios de cientos de personas especializadas en ingeniería aeronáutica, astrofísicos, astronautas, que han visto la verdad, pero la presión gubernamental, amenazas y en muchos casos, la extorsión, han impedido que hasta hace pocos años, se empiece a ir desvelando el secretismo de lo que es un hecho reconocido por todos. Existen esos objetos, se sabe que tienen un nivel de tecnología tan avanzado, que apenas comprendemos, que pueden modificar el espacio-tiempo, y que han estado aquí hace millones de años.

Bob Lazar, hizo una declaraciones realmente impactantes sobre este asunto, confirmando lo que he ido exponiendo en diferentes capítulos del blog, al asegurar que hemos sido visitado por ellos, y que la vida, tal y como la conocemos, ha sido gracias a su intervención, con alteraciones genéticas que Lazar denomina “ser simiesco”. A lo largo de muchos capítulos, he ido desgranando, analizando y exponiendo, cómo los saltos evolutivos, esos saltos cuánticos a un desarrollo superior en tan poco espacio de tiempo, no viene dada por la casualidad. Ni siquiera, cómo se engendró la vida en nuestro planeta, cómo hemos podido pasar de estar en cuevas, a crear civilizaciones que construían pirámides, con avanzados conocimientos astronómicos, físicos, matemáticos, arquitectónicos…

Estamos ante civilizaciones con la capacidad de viajar a grandes distancias, a grandes velocidades, con la capacidad de modificar el espacio-tiempo, con una tecnología desconocida para nosotros. El problema reside que, EE.UU. quiere utilizar esa tecnología con fines militares, por eso tanto secretismo. Debería dejárselo a la ciencia, a la Humanidad, para fines evolutivos, constructivos y no destructivos.

El día que la Humanidad sepa, de forma segura e irrefutable, que existen seres de otro planeta, todo cambiará. No será un caos social, ni se creará un alarmismo. Ese día, será el primero de una nueva Era, donde nadie verá la vida de la misma manera, nadie pensará de forma individual, nos haremos mucho más grandes como especie, como civilización inteligente, se romperán muchas barreras, incluso las fronteras no tendrán sentido. Respetaremos más nuestro entorno, se valorará más la vida animal y del resto de organismos, el concepto de la economía cambiaría, del dinero, de su función, de su valía.

Saber que no estamos solos abriría nuevos horizontes, todo el planeta se vería envuelto en una consciencia única, daría más esperanza a nuestras futuras generaciones, resolvería multitud de problemas, que ahora mismo nos empeñamos en no resolver. Se invertiría en I+D+I, tendríamos respuestas sobre el funcionamiento del Cosmos, cómo modelar el Universo, cómo hacer de este planeta uno mucho mejor. Los sentimientos negativos cederían paso a los positivos, tendríamos la capacidad de ser mucho mejores, y de querer serlo.

Cuando nacemos, nadie ha elegido nacer. Simplemente nacemos. Para no ser una elección propia, prácticamente nadie reniega de ella, ¿realmente deseo vivir?. Esta pregunta solo se la hace aquella persona que, por circunstancias, piensa en quitarse la vida. Pero, la persona que llega a ese estado, no se quita la vida porque no eligió nacer, lo hace porque no le merece la pena vivir, por dolor, por sufrimiento, pero no por elección. La mayoría de la gente enferma, terminales, lucha. El ser humano pelea hasta el final, incluso cuando no hay esperanza, se sigue luchando. Porque al nacer, nos es dada la esperanza, una fuerza interior que cree puede cambiar tu mundo, tu entorno, y por ende, de quienes te rodean. Y ese sentimiento siempre lo consideramos a mejor, como un salto evolutivo en nuestra existencia.

Nadie piensa a ir a peor en su vida, siempre creemos en estar mejor, y la probabilidad, por mínima que sea, de que ocurra, nos aferra a vivir. Es la principal arma de supervivencia del ser humano y de los seres vivos, el instinto de supervivencia. Sin ella, no tendría sentido luchar por la vida. Saber que no somos los únicos habitantes del Universo, daría sentido aún más a estar aquí, porque seríamos parte de algo, de algo mucho más importante que nos conecta con el Universo de forma directa.

El futuro de nuestra civilización, es descubrir otros mundos, al igual que han hecho con nosotros, y hacer que la vida inteligente sea una constante ahí fuera. El ser humano pasará a formar parte de una Comunidad Intergaláctica.

El Área 51, en un futuro, quizá se convierta del lugar más secreto del mundo, a ser quien revele al mundo todos los secretos.

¿Realmente crees que estamos solos?