En Busca de los Dioses (Episodio IV)

Millones de personas, creen que hemos recibido la visita de otros seres, venidos de otros mundos en el pasado. Seres que nos legaron amplios conocimientos, que comprendían y conocían el firmamento de forma extraordinaria, que sabían cómo funcionaba nuestro planeta, las fuerzas y energías que en ella interactúan, dónde se localizan, cómo utilizarlas. Seres que modificaron nuestro ADN, que provocaron una evolución del homo sapiens a un ritmo demasiado alto, impropio de la selección natural y de una evolución normal. Todo esto, está avalado por los mayores expertos de la historia, tenemos pruebas tangibles.

Físicos, ingenieros, filósofos, astrónomos, matemáticos, historiadores, profesores de las Universidades más importantes del mundo, las mentes más brillantes, afirman que, en muchos aspectos de la Humanidad, o la casualidad es demasiado elevada para ser tenida en cuenta, o algo inexplicable existe. Ese “algo inexplicable”, hace referencia a la intervención de un poder, la mano de los dioses. ¿Quiénes eran estos dioses?. Seres de otros mundos que nos hicieron “a su imagen y semejanza”, y dejaron rastros y pruebas por todo el planeta, pruebas que no se pueden obviar, y utilizando la razón, la lógica y las pruebas, llegar a una conclusión unificada. No estamos solos en el Universo.

Abraham, Mahoma, Moisés, Confucio, Newton, Da Vinci… se dice que fueron elegidos por seres de esos mundos, para hacerlos líderes de los hombres, eran hombres de dios, y personas respetadas en la sociedad del momento. Estas personas, recibieron conocimientos avanzados para que fueran transmitidos, sirvieron como enlace entre los dioses, y los hombres. Han pasado a la historia como profetas, personas demasiado inteligentes y avanzadas para su época, dotados de un conocimiento e inteligencia desbordante, y no fueron los únicos.

Moisés, recibió instrucciones determinadas y precisas de una fuente ajena a la Tierra, como se narra en el Éxodo. Moisés, se encontró por primera vez con dios, a través de una zarza ardiente, encomendándole una misión, liberar al pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto, y conducirlo a la Tierra Prometida. Una vez cumplida su misión, se le entregó en el Monte Sinaí, las Tablas de la Ley, dadas directamente por dios. La Biblia dice:

“Y vieron al dios de Israel, y bajo sus pies, había un camino de zafiros, semejante al cielo cuando irradia claridad”. Pero sabemos, que en ese monte, no existe ningún camino pavimentado de piedras preciosas, entonces, ¿por dónde accedió Moisés para encontrase con dios?. La siguiente lectura de la Biblia, nos da pistas sobre ello, cuando Moisés narra lo que ve, visto desde las alturas, desde el Espacio Exterior: “Desde allí arriba, ví todo el círculo de la Tierra, la profundidad de la Tierra, y las alturas de los cielos”. ¿Cómo podía afirmar Moisés, con tanta rotundidad, que la Tierra era redonda?. Digamos que existían personas que “creían” que lo era, como Eratóstenes y Ptolomeo. Pero no se supo realmente, de forma empírica, hasta cientos de años después. ¿No sería ese camino de zafiros, una rampa de acceso a una nave, que le llevó a los cielos, donde pudo contemplar la Tierra, y allí recibió de manos de los dioses, las leyes que hoy día conocemos?.

El Diluvio Universal, es un mito que aparece en todas las religiones, de todos los continentes, y no sólo en la Biblia. Estos relatos demuestran que, aunque cambien los nombres, Xisutros sería el Ziusudra sumerio, Atrahasis el asirio, Noé el bíblico, el pastor Inca, Manú hindú, el Nu-wah chino y el Uta-napishtim babilónico, todos hacen referencia a un único relato, tal vez muy relacionado con supervivientes de la Atlántida, Lemuria o alguna de las civilizaciones sepultadas por las aguas, en los comienzos de nuestra historia.

Uta-Napishtim, cuenta la epopeya de Gilgamés, que los dioses, decidieron exterminar al género humano, y solo salvar a Uta-Napishtim, a quien ordenan construir una nave, renunciar a sus riquezas y salvar su vida. Los dioses le dicen: “Construye una nave de dimensiones proporcionadas, con la misma anchura y altura, y mete dentro semilla de toda vida existente”. Los dioses, no le ordenan que salve al animal en sí, sino su “semilla”. ¿No se refieren a su ADN?. ¿No es más lógico pensar, que ante la imposibilidad de salvar a todos los animales del planeta, desperdigados en cada zona del planeta, transportarlos (sin ningún tipo de medios en esa época), y meterlos en un arca, sería más comprensible si queremos salvar cada especie existente, hacerlo solo de su información genética, de su “semilla”?. Esta nave, tendría una superficie de 3.500 m2, 120 codos de alto y 120 de ancho, divididos en 7 pisos con 9 partes cada uno. Una vez salvado a todos, surgió de los cielos “una nube negra sobre la que cabalgaban los dioses”, se desató una enorme tempestad que destruyó todo.

Según cuentan los relatos sobre Diluvios, estas fuertes lluvias, no fueron causadas por un mal tiempo natural. Estas lluvias, venían acompañadas de los dioses, quienes provocaron unas lluvias de nubes artificiales, provocadas por ellos mismos.

El arca de la historia sumeria, tenía forma de cubo. Para poder introducir a todos los animales, ése arca debería ser un hipercubo o teseracto. Esto es, un cubo dentro de otro cubo.

¿Describe la epopeya de Gilgames, un Portal Estelar, que utilizara este tipo de geometría hiperdimensional, como un modo de asegurar, que todos los seres vivos que permanecían dentro del arca, no se encontraran en la Tierra, en el momento del Diluvio?. ¿Cómo podían conocer los sumerios la cuarta dimensión?.

En todo el mundo, Iglesias, Templos, y toda construcción sagrada, fueron inspiradas divinamente por dioses. ¿Cuál era la finalidad real de levantar semejantes edificaciones?. Y más aún, en civilizaciones que por sí mismas, no poseían los conocimientos, ni las herramientas para realizarlas. Se supone, y así nos lo hacen creer, que fueron construidas para honrar a un Ser Supremo, y servir como elemento funerario. Pero las pruebas y la lógica, nos dicen que existe una razón mucho más importante.

La construcción religiosa más grande del mundo, está en Angkor Wat (Camboya). Mide 1,5 km cada lado. Según narra la leyenda, fue construida en el año 600 a .C. por Preah Pisnokar, hijo de un hombre plebeyo, y una mujer venida de los cielos.

Cuando creció, Preah fue “subido al palacio flotante”, por un grupo de seres de otro mundo, guiado por el dios Indra. En ese “palacio flotante”, Preah fue instruido en varias artes, para ser un líder. Después de permanecer largo tiempo en los cielos, Preah regresó para dar a conocer los conocimientos adquiridos.

Una de las primeras obras que Preah realizó, fue una larga carretera, que serviría de pista de aterrizaje para “los brillantes“. Las narraciones, hablan de que Preah no utilizó herramientas “reales”, sino “agua mágica”. Esa agua mágica, era derramada sobre la piedra, y poco después, ésta se endurecía allí mismo. ¿Esa “agua mágica”, no sería realmente, un avance para construir caminos y edificios, algo así como un tipo de cemento, o algún tipo de mezcla que se solidificara rápidamente?.

¿Cómo pudieron las personas de Angkor, cavar, mover y tallar inmensas piedras para levantar el magnífico complejo de Angkor, según dicen los textos, casi sin esfuerzo?. La única respuesta lógica, es que el templo de piedra de Angkor Wat, fue diseñado y gestionado por otra tribu de personas que tenían la tecnología más avanzada. Cada una de sus cinco torres, representa una de las cumbres del monte mitológico Meru, en el que habitan los dioses. La piedra decorativa presenta animales conocidos, monos, venados, búfalos, loros, lagartos, etc. Sin embargo, aparece un animal en una columna, junto a la entrada del templo de Ta Prohmhay, que tiene un sorprendente parecido con una especie de dinosaurio conocido como “estegosaurio”. ¿Cómo puede aparecer la figura de un saurio, junto con otros animales más actuales?.

El Mahábharata, es el libro sagrado hindú, una epopeya mitológica escrita hacia el siglo VI a.C. (en la época de Preah Prisnokar). Se narra, que los dioses poseían un gran habitáculo de metal, que les trasladaba al cielo. Cada una de las divinidades hindúes (Indra, Yama, Varuna, Kuvera y Brama), disponían de uno de estos aparatos metálicos y voladores llamados “vimanas”. Los hombres alojados en los vimanas, podían recorrer grandes distancias en un espacio muy corto de tiempo.

El gran sabio de la antigua tradición, Narada, cuenta que la “ciudad volante” de Indra, se hallaba interrumpidamente en el cielo y estaba rodeada de una “pared” blanca, que producía destellos de luz cuando el vehículo se desplazaba por el firmamento. En el Mahabharata, también se dice, que por orden de Rama (dios hindú), “el soberbio carruaje ascendió con poderoso estruendo hacia una montaña de nubes”. En otro pasaje del Mahabharata se puede leer: Brama, voló con su vimana sobre un monstruoso rayo, que brillaba como el Sol, y cuyo fragor recordaba el tronar de una tormenta”. Una descripción exacta del uso del sistema de propulsión de una nave para despegar, emitiendo un fuerte estruendo aparecen descritos en textos como el Ramayana, el Kirata Aryuníia, el Samarangana Sutradhara y el Bhágavat Puraná. Éste sería el aspecto de los vimanas.

Según explica el Ramayana, las vimanas, eran máquinas voladoras, que navegaban a gran altura con ayuda de mercurio y un gran viento impulsor. Las vimanas podían cubrir enormes distancias y desplazarse de abajo hacia arriba, de arriba hacia abajo y de atrás hacia adelante, sin ningún tipo de dificultad. Estos vehículos voladores, podían volar hacia los cielos y dirigirse a las estrellas y a mundos lejanos, para luego retornar a la Tierra. También dice, que sus tripulantes eran expertos constructores.

Esta y otras epopeyas hindúes, describen batallas aéreas con “misiles” semejantes al rayo, capaces de destruir los sembrados y convertirlos en tierra yerma. Una de tales armas, desprendía “un humo más brillante que diez mil soles”. La desaparición de la ciudad de Mohenjo-Daro, en Pakistán, pudiera estar relacionada con estos relatos. Según hoy sabemos, sobre esa ciudad se produjo un resplandor deslumbrante, una gigantesca explosión con una luz totalmente cegadora, que hizo hervir los mares cercanos a esta ciudad costera.

Hace 40 años, se informó a las autoridades por científicos que investigaban el lugar, que había un alto porcentaje de defectos genéticos en los recién nacidos y de cáncer en el área. Los niveles de radiación registrados por los investigadores eran tan altos, que el gobierno hindú acordonó toda la región. Los científicos desenterraron una antigua ciudad, donde las evidencias mostraban que hubo una explosión atómica hace 8.000 – 12.000 años, que arrasó gran parte de las construcciones, y aniquiló a miles de personas. Un investigador estima, que la bomba nuclear empleada, era aproximadamente del mismo tamaño que la lanzada en Japón en 1.945. ¿Cómo es posible, que exista radiación en una ciudad tan antigua, que desapareció al instante?.

De las ruinas de Mohenjo-Daro, emergieron esqueletos que parecían quemados. Los esqueletos encontrados en los estratos inferiores de las excavaciones, evidenciaban una muerte súbita para toda la población, además que el nivel de radiación de los mismos superaba en 50 veces la normal. Las pruebas se repitieron varias veces mostrando siempre la misma realidad, la de un holocausto nuclear tal cual lo relatan los milenarios textos de la India.

En 1.936, en la localidad alemana de Friburgo, una fuerte explosión, alertó a los ciudadanos de la localidad, pensando que un avión se había estrellado en la Selva Negra. Cuando las SS llegó al lugar, no se encontraron con ningún avión, sino con un artefacto en forma de disco. La SS se llevó la nave a su morada secreta, el Castillo de Wewelsburg. En 1.934, las SS de Heinrich Himmler, escogieron este castillo como sitio de culto. A partir de 1.941, se desarrollaron planes para ampliar la edificación y convertirlo en el “Centro del mundo“.

Empezaron a utilizar la ingeniería inversa (al igual que hizo Bob Lazar en el Área 51), para descubrir cómo construyeron, y cómo funcionaba dicha nave. Esto llevó a los nazis, a estudiar cómo hacer volar naves con tecnología antigravitatoria. Dicha tarea, se le encomendó a Viktor Schauberger, desarrollando los conceptos sobre dinámica de vórtices, y prototipos de discos volantes de despegue vertical. Schauberger, investigaba que fuera el aire quien tirara de la nave, y no fuera la nave quien empujara. Mientras todos sus colegas, se asombraban por sus avances, Schauberger, afirmó que no inventó nada, que solo había redescubierto tecnología antigua, tecnología que aparecía en los textos hindúes, la que llevaban las vimanas, las cuales, llevaban un sistema de propulsión muy parecido.

Tres años después del incidente de Friburgo, los alemanes desarrollaron su propia aeronave, según los estudios realizados a la nave que encontraron. Este prototipo lo llamaron Haunebu.

Las cúpulas inferiores, generaban electrones y positrones. Los positrones, migraban a la parte superior, haciendo que la nave levitara. Es decir, era una tecnología antigravitatoria.

El régimen alemán, estaba obsesionado con el poder de los dioses, la búsqueda del Arca de la Alianza, del Santo Grial, de fuerzas más allá de lo comprensible y lo humano. En el campo de la ciencia, siempre iban dos pasos por delante de los demás países. ¿Cómo podían poseer conocimientos tan avanzados?. La élite nazi, eran miembros de una sociedad secreta llamada “Sociedad Vril“. El jefe de la SS Heinrich Himmler, el jefe de la Luftwaffe Hermann Göring y el jefe del Partido Nazi Martin Bormann, creían en una raza dominante, poseedora de una fuerza ancestral, de una energía sobrenatural llamada Vril. Esta fuerza universal, ya aparecía en los textos sánscritos, donde aparecía con el nombre de Prana. No hay que olvidar, que el régimen nazi, ha sido el más erudito sobre textos sánscritos, sus leyendas, historias y mitos. Sus investigaciones científicas, tanto de aeronaves como de armas de destrucción, la búsqueda de poder y energía de los dioses, la esvástica, la búsqueda de una raza superior, todo proviene de los conocimientos de los dioses hindúes, sus vimanas, sus relatos y la interpretación de esos textos, no como fábulas sino como historias reales.

Un ingeniero, podía utilizar y usar la electricidad, para calentar una habitación, o enfriarla, para producir sonido, o para muchas otras cosas. Ese uso de la energía, es lo que caracterizaba el resultado final. La Sociedad Vril, buscaba emplear ese poder, en aeronaves complejas. Prana, significa la energía vital que se manifiesta en sí misma, entre distintas polaridades de entrada y salida.

La historia nos ha enseñado, que fueron los estadounidenses, quienes descubrieron la bomba atómica. Pero, ¿fue así?. Otto Hahn y Fritz Strassman, fueron los físicos alemanes que realmente descubrieron el poder atómico, dividiendo los átomos de uranio, y descubriendo la fisión, la base de la energía nuclear. Cuando los átomos se disgregan o se unen, se pierde una cantidad pequeña de masa. La cantidad de la energía de la masa, es proporcional a la masa x la velocidad de la luz. La famosa fórmula de Albert Einstein E= mc2. Como la velocidad de la luz, es un número tan grande, esa cantidad tan pequeña de masa, tiene una cantidad de energía enorme.

Al igual que los descubrimientos de propulsión vertical, aeronaves, cohetes, ¿era este descubrimiento de una fuerza tan descomunal algo nuevo, o ya existía desde tiempos remotos?. Zonas radiactivas, esqueletos deformados y piedras vitrificadas, como Mohenjo-Daro (Pakistán); ceniza radiactiva cubriendo la ciudad antigua de Jarapa (India); las ciudades bíblicas de Sodoma y Gomorra. Muchos textos antiguos, narran cómo una fuerza y una energía sobrenatural, arrasó con ciudades y con la vida de miles de personas. Algunos textos dicen:

  • …Vientos de malos auspicios llegaron a soplar…
  • El Sol pareció dar la vuelta,
  • el Universo, abrasado de calor,
  • parecía tener fiebre.
  • Elefantes y otras criaturas de la tierra,
  • abrasados por la energía del arma,
  • huyeron corriendo…
  • las mismas aguas al calentarse,
  • las criaturas que vivían en ese elemento
  • empezaron a arder…

En el Ramayana se puede leer: “Tan poderoso que podía destruir la tierra en un momento. Un gran ruido que se elevaba en humo y llama, y sobre él está sentada la Muerte”

El Mahabharata, refiere la historia de un señor feudal llamado Gurkha con estas palabras:

  • …Venía a bordo de un vimana, y sació su ira enviando un sólo y único rayo en contra de la ciudad. Una enorme columna de fuego diez mil veces más luminosa que el sol se levantó, y la ciudad quedó reducida a cenizas en el acto…

¿Cómo textos tan antiguos, de hace miles de años, hacen referencia a tal poder aniquilador?. Cualquier persona, que leyera estas líneas, sin dudarlo un solo momento, sabe que se está haciendo referencia a un arma muy parecida a la bomba atómica. Los textos, cuentan como este arma, era transportada en los vimanas, cómo ese arma resplandecía mucho más que el sol, una columna de humo que se convertía en fuego. Y esto, está detallado en textos escritos en lengua sánscrita.

La Biblia, narra cómo dos ciudades del pecado, como Sodoma y Gomorra, fueron el objetivo de dios, que especificó a Lot que huyera con su familia, sin mirar atrás. Cuando huían, una terrible explosión se apoderó de la ciudad. la esposa de Lot, miró hacia atrás, y se convirtió en estatua de sal. Cuando hay una explosión nuclear, la gente se evaporiza, se incinera, se mineraliza de repente. Así que, la mujer de Lot, obviamente, no se convirtió en ninguna estatua de sal como castigo divino por mirar atrás, sino que fue víctima de la reacción nuclear, abrasándose al instante.

Cuando explota una bomba atómica, el calor es tan intenso, que el silicio se funde, y la tierra se convierte en cristal. Se han encontrado campos de tierra fundida en cristal, en lugares como la India y Pakistán. Los textos sánscritos, narran cómo un arma parecida a la bomba atómica, arrasaba aldeas, ciudades y exterminaba civilizaciones, aparecen con el nombre de brahmastras. Éstos, procedían de los dioses.

En una conferencia secreta realizada en 1.942, el físico alemán Werner Heisenberg, habló de construir un reactor nuclear, para poder controlar la fisión y permitir que el uranio se convirtiera en plutonio. Los alemanes, ya tenían bastante avanzado el conseguir la bomba atómica, estaban a un paso. Sabían que constaba de dos etapas diferenciadas. 1.- Tener uranio que se desintegre (Uranio 235), y tener ese algo que consiga esa reacción. 2.- masa crítica,  la cantidad suficiente para que, una vez suceda la reacción, genere la siguiente reacción, y la siguiente, así sucesivamente. Se trata de una sucesión de explosiones de pequeñas masas, a la velocidad de la luz. Y cuando los alemanes ya lo tenían, dejaron la investigación y cancelaron su programa atómico. ¿Por qué?. ¿Qué les hizo dejarlo, si con ello podían ganar la guerra?.

En un valle, a las afueras de la ciudad de Ludwikowice (Polonia), se alza una estructura circular extraña, conocida como “trampilla de vuelo“.

Esta zona, fue un cuartel general de investigación de la SS. Esta estructura, se utilizaba para probar una máquina muy avanzada, llamada Die Glocke “La Campana”.

Esta aeronave, con forma de campana, utilizaba un sistema de propulsión electromagnético. Las cadenas que sujetan el artefacto, iban enganchadas a la estructura circular. La Campana tenía 2 cilindros giratorios que contenían una sustancia parecida al mercurio, llamada xerum 525, y cuando giraban en sentido contrario, desprendían un brillo de color violeta. El exterior del artefacto estaba forrado con material de cerámica. Cuando se ponía en funcionamiento, los dos tambores rotatorios giraban contrariamente y el objeto se elevaba como los antiguos vimanas. El artefacto despedía unas radiaciones, que llegaron a afectar a los científicos del proyecto.

Todos los esfuerzos alemanes, fueron a parar a esta arma de los dioses. El programa atómico, se paralizó, porque consumía demasiados recursos alemanes, y la guerra se estaba perdiendo. Y para revertir la situación, pensaban que necesitaban algo más que una bomba atómica. Sabían que era potente, pero desconocían realmente el alcance. La Campana, según los científicos alemanes, era el arma más poderosa jamás vista, capaz de cambiar el rumbo de la historia en un segundo.

La campana, tenía un recubrimiento cerámico. Medía 3 metros de alto x 1,5 metros de ancho. Si era una aeronave, no poseía los principios de aerodinámica modernos. Los alemanes fueron los precursores de la bomba atómica, de hidrógeno, bombas de  aire, cohetes avanzados, materiales de invisibilidad anti-radar, misiles guiados, cañones de sonido,  de viento y de vórtex, raíles electromagnéticos, rayos láser, aviones con motores atómicos, etc. Pero sólo “La Campana” poseía el epígrafe “Decisivo para la Guerra”. Entonces ¿para qué servía ese artefacto?. Expertos aseguran que se trataba de una máquina del tiempo.

Existe un tipo de vórtice, llamado “solitón“, que se encuentra aislado electromagnéticamente del mundo exterior. La relación entre la gravedad y la física electromagnética, es mucho mayor de lo que se pensaba. Si se coge el campo electromagnético adecuado, y un voltaje muy elevado, y aplicamos un impulso, se puede conseguir que la materia desaparezca, y aparezca en otro punto, es decir, se puede teletransportar la materia. Albert Einstein, afirmó que el ser humano sí puede viajar en el tiempo en su Teoría de la Relatividad. Ésta, nos mostró por  primera vez, que el tiempo puede ir más despacio, si tú vas más deprisa. Esto, te permite ir más rápido a otro sitio, tu tiempo transcurre más lento que el de los demás, y acabas en el futuro relativo, en relación con dónde deberías estar. Pero no lo notamos, porque nuestras velocidades en la Tierra, son mínimas para poder percibir estos hechos. Los alemanes, investigaban y probaban la posibilidad de abrir portales estelares, agujeros de gusano.

Si todo esto es enigmático, más lo fue el final. Cuando los aliados entraron en Alemania, los responsables del proyecto, así como los artefactos, todo desapareció. El General Hans Kammler, el máximo responsable de todos los proyectos secretos desde 1.944, y cabeza visible de “La Campana”, a las órdenes de Martin Bormann y del Führer, desapareció y no se supo nada más de él. El General de la SS Emil Mazuw, era el coordinador y responsable directo del proyecto,  desapareció y no se supo nada más de él. El Almirante Rhein, responsable de la Investigación, Desarrollo y Patentes, desapareció y no se supo nada más de él. La Dra. Elisabeth Adler, matemática de la Universidad de Königsberg, participó en el proyecto como experta en matemáticas no convencionales. Desapareció y no se supo nada más de ella. ¿Utilizaron “La Campana”, para escapar de las fuerzas aliadas?.

Más de 700 científicos alemanes, fueron “nacionalizados” estadounidenses. Más bien fueron obligados (era eso, o la muerte por crímenes de guerra), en una maniobra llamada Operación Paperclip. Esta operación, tuvo gran importancia para EE.UU. La II Guerra Mundial, acabó el 08 de mayo de 1.945. Catorce días después, en la Operación Overcast, el Mayor Staver, informó al Pentágono el 22 de mayo de 1.945, acerca de la importancia de evacuar a los técnicos nazis y sus familias por ser “importantes para la Guerra del Pacífico.”.

Dos meses después de la derrota alemana, en una extensa explanada de Nuevo México, llamada Jornada del Muerto, los EE.UU. detonaban la primera bomba atómica de la historia en manos de Robert Oppenheimer. Tres meses después, el 06 de agosto de 1.945, EE.UU lanzaba la primera bomba atómica sobre Hiroshima. Es decir, en un par de meses, consiguieron, gracias a los científicos alemanes, generar la energía nuclear. ¿Casualidad, o es una prueba de que los alemanes, conocían esta tecnología muy bien, y no la utilizaron porque tenían entre manos, armas o artefactos más importantes?.

Uno de los científicos nacionalizados, fue Werhner von Braun, considerado el más importante diseñador de cohetes del siglo XX. Fue el responsable del diseño del cohete V-2, así como del cohete Saturno V,  que llevó al hombre a la Luna. Es decir, fue otro científico alemán, quien con sus conocimientos avanzados sobre cohetes y propulsión, lideró la agencia aeroespacial de la NASA, consiguiendo que EE.UU., adelantara en su carrera espacial a la URSS. Esto da muestras, de lo adelantados que estaban los alemanes del resto del mundo, en cuanto a investigación científica, con amplios conocimientos de física cuántica y nuclear, de las fuerzas que rigen el cosmos, nuestro planeta, de portales estelares, del espacio-tiempo, del poder del electromagnetismo, la gravedad, etc.

El 09 de diciembre de 1.965, en la localidad de Kecksburg (Pensilvania), una gran bola fue vista en el cielo por miles de personas. Esta bola de fuego, también fue vista por habitantes de Ontario (Canadá). El artefacto fue recuperado rápidamente por las fuerzas militares, tras haber montado un espectacular despliegue militar en la zona. Todo hace pensar que el ovni de Kecksburg era el resultado del desarrollo del proyecto de la campana nazi. ¿Por qué se piensa, que el objeto de Kecksburg, es la Campana nazi, el Die Glocke?. Porque la forma coincidía, y porque llevaba la misma inscripción encriptada.

¿Cómo pudo aparecer la Campana, 20 años después al noroeste de EE.UU?. ¿Consiguieron finalmente los alemanes, alterar el espacio-tiempo?. ¿Cuál es el paradero de los científicos alemanes responsables del proyecto?. Lo que parece evidente, es que el régimen del III Reich, no inventó nada nuevo, sus estudios y conocimientos de los textos sánscritos, les llevaron a ponerlo en práctica. El estudio del artefacto caído en Friburgo, y quién sabe, si los dioses les ayudaron en sus avances tecnológicos. La historia dice, que consiguieron un salto cualitativo y cuantitativo en la ciencia muy elevado, ¿cómo lo consiguieron?. Predijeron el pasado, para hacer Historia en el futuro.

 

Anuncios

5 Respuestas a “En Busca de los Dioses (Episodio IV)

  1. Que triste ! Pensemos en cuanto bien hubieran hecho los alemanes a la humanidad, si no hubieran caído en el profundo averno del nazismo. La soberbia – el pecado preferido del demonio – los arrastró, y al mundo entero, al infierno de la GUERRA. Cien millones de muertos – Mil millones de heridos. Que tristeza – cuánta desgracia – qué vergüenza.

  2. Por favor, no me mal interpretes, yo admiro al pueblo alemán por ser trabajador, noble, creativo, poseedor de grandes virtudes humanas. Pero considero que la soberbia – el pecado preferido del demonio – los arrastró al infierno, junto con toda una época, durante la última guerra mundial. Cuánto bien le hubieran hecho a la humanidad con su grandes logros y descubrimientos, si no hubieran caído en la venganza. Estoy convencida de que fueron víctimas del demonio. La venganza genera mas odio y con eso se nutren los monstruos de la oscuridad.

    • Hola Laura.

      No hace falta que te disculpes, te has explicado muy bien y no se te malinterpreta. Tienes muchas razón, si todos los imperios que han existido a lo largo de la historia, hubieran actuado por un bien común, viviríamos en una sociedad muy diferente. Pero todos han querido imponer sus ideologías y sus creencias a los demás, y al decir “imponer”, ya se hace referencia a la fuerza como medio para conseguirlo.

      El imperio alemán, como en su tiempo el imperio romano, otomano, español, etc… tuvieron en sus manos el poder de hacer el bien, pero cuando sólo nos mueve un interés egoísta, todo aquello que sirve para hacer el bien, lo utilizamos para ejercer el mal. esto ocurre, por ejemplo, con la energía atómica. Es una energía muy positiva, pero empleada de forma errónea, es devastadora.

      Toda la inteligencia y avances nazis, pudieron ser empleados por el desarrollo y prosperidad del mundo, pero su finalidad era bélica, para conquistar países, sus mentes, sus gentes, sus creencias, sus posesiones… Y seguirá ocurriendo.

      Gracias por leer el blog y por expresar tu opinión.

      Un saludo.

  3. Si alemania hubiera tenido una milésima parte de ese poder hubiera ganado la segunda guerra mundial con diferencia. Tras la operación paper clip, gente como Von Braun fueron reclutados, pero tampoco tenían ese conocimiento del que se habla aquí porque el proyecto Apolo dió muchos dolores de cabeza a la NASA. Tampoco he visto ninguna fotografía que demuestre semejante teconología salvo la Me 262 que fue un caza a reacción que no tuvo mucho éxito. Me gustaría que hubiese más rigor a la hora de hablar de estas cosas.

  4. Quisiera leer mas acerca de todo esto. Vi que tiene cuatro partes. Tiene alguna otra pagina donde pueda leer algo mas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s